Educación, base del desarrollo de mañana

La tercera plenaria del SABF 2011 fue protagonizada por Manuel Alvarez Trongé, director del Proyecto Educar 2050. Para introducirnos en la temática, Alvarez Trongé nos invitó a reflexionar respecto a qué entendemos por educar. Mediante la educación podemos dirigir, encaminar y mejorar la vida de un semejante, no sólo por transferencia de conocimientos sino por elaboración propia de quien la recibe. Educar supone una convicción, requiere pasión, ganas de ayudar, perseverancia, esfuerzo y humildad, generando el perfeccionamiento humano.

Convencido de que para construir una sociedad mejor necesitamos partir de la realidad, nos introduce a testimonios y casos prácticos donde el Proyecto Educar 2050 ha estado trabajando. Aquí, se partió de una enorme brecha entre las clases sociales y desigualdad en la distribución de recursos. Entonces, decidieron tomar esta realidad como una oportunidad para trabajar: visitaron comunidades y denotaron el fenómeno de las escuelas que ocupan un lugar mucho más amplio que en años anteriores: las escuelas hoy son también hogares, cocinas y espacios de agrupamiento y recreación. Entre los proyectos realizados, entremezclados con los conflictos propios de las circunstancias, se destaca la instalación de agua potable y electricidad, pintura y nuevas salas y becas para secundarias, entre otros.

Desde la Fundación, están convencidos de que la práctica enseña mucho y es una experiencia de la cual se puede sacar un buen provecho. Sin embargo, el conocimiento de la realidad no deja de ser indispensable para poder focalizarse y enfrentar, eficientemente, los problemas que hoy nos aquejan. Por ello, los participantes observaron ciertos datos situacionales en Argentina: mejoras e inconvenientes, entrelazados, que nos demuestran que, a pesar de los esfuerzos y las iniciativas, los problemas en calidad educativa persisten.

A modo de conclusión, el disertante nos invitó a comprometernos y presentar propuestas innovadoras actuando de manera activa como jóvenes. Estamos al tanto de los problemas y la realidad: es hora de actuar y enriquecernos, mutuamente, a través de la educación. Debemos convencernos de que la cuna debe dejar de ser el condicionante para un futuro mejor: es hora de exigir y reclamar una buena educación.

Leave a Reply