Creatividad: ¿creativo se nace, o se hace?

Vivimos en un mundo hiperconectado, donde nos vemos constantemente bombardeados por información de todo tipo, maravillados por los avances de la tecnología y con conocimientos cada vez más descentralizados, donde cuesta creer que aún falten cosas por inventar. Y cuando hablo de inventar me refiero no solo a crear cosas nuevas, sino también a modificar las que ya usamos actualmente en pos de mejorar. Resulta imprescindible ligar este pensamiento al concepto de creatividad pero, ¿cómo activar la creatividad en un entorno de múltiples y constantes estímulos?

Perder el miedo a equivocarnos será sin dudas la principal acción a tomar para estimular nuestra creatividad. Ya lo ha mencionado el reconocido escritor Joseph Chilton Pearce: “To live a creative life we must lose our fear of being wrong” (para vivir una vida creativa, debemos perder el miedo a equivocarnos). Pensar en este consejo me hace recordar al famoso deportista Dick Fosbury, quien en 1968 se coronó campeón de salto en alto en los Juegos Olímpicos de México tras utilizar una técnica de salto completamente diferente a la utilizada hasta entonces. En aquella época, el resto de los deportistas se mofaban de Fosbury pero tras consagrarse, la historia del Atletismo lleva en sus páginas el Fosbury Flop como técnica única en la práctica de Salto de Altura.

¿Cómo fue que Fosbury generó este quiebre histórico en esta práctica deportiva? Simple, y es aquí donde ha de resaltarse el segundo punto importante a la hora de motivar la creatividad: cambiar nuestro punto de vista en pos de simplificar y mejorar algo. Fundamental entonces, pensar las cosas al revés, darle tantas vueltas al asunto como creamos necesario, y sobre todo, llevar un registro de todas nuestras ideas, por más alocadas o surreales que parezcan, las ideas todas son potenciales disparadores de nuevas ideas.

Los invito a intentarlo, llevar un registro escrito de las ideas en un cuaderno, releerlo de tanto en tanto; verán cómo lo que tal vez hoy no nos inspira nada, probablemente en el futuro impulse nuevas ideas.

La creatividad es, a cualquier nivel el motor para romper viejos paradigmas, o tal vez ser el trampolín que nos catapulte a un nuevo proceder, un nuevo know how. Destacamos hasta ahora tres puntos importantes para alentar nuestra creatividad:

  • No tener miedo a equivocarnos
  • Buscar siempre nuevos puntos de vista
  • Llevar un registro de nuestras ideas

Ahora, solo me resta aconsejarles que no dejen de leer. La lectura nos nutre de conocimiento, y el conocimiento es el principal alimento de la creatividad. La lectura es una herramienta infalible y un arma poderosa.

Todos poseemos capacidad de creación y esta en nosotros despejarnos de todo lo que nos contamina para re-encontrarnos con nuestra creatividad. Será fundamental dedicarle tiempo a la desconexión. Permítanse apagar todas las distracciones que nos rodean, desconectarse por un rato, los grandes cambios han surgido gracias a la creatividad del hombre. El mundo de hoy necesita muchos de estos pequeños cambios para ayudarnos y ayudar a crear.

¿Creés que existen más técnicas para estimular nuestra creatividad?, ¿Cuál de todos los métodos sugeridos es el que más te cuesta implementar?. Te invito a comentar y compartir con nosotros tus propias técnicas y opiniones respecto a este artículo.

5 Responses

  1. Gustavo Xaviel 04/05/2012 at 14:53

    Saludos, Guadalupe Casas. Tengo la convicción de que tus argumentos además de claros, bastantes acertados. No había pensado la estrategia de hacer un registro íntegro de las ideas que en diversas ocasiones nos asaltan y que a veces infravaloramos demostrando nuestra susceptibilidad de sentir pánico frente a un posible fracaso, además de que comparto la idea de crear nuevos elementos y colaborar en el perfeccionamiento de los existentes.

    A medida en que alcancemos superar el analfabetismo tradicional- y ¿Por qué no, también el moral?- creo que sí, me parece necesario, podremos entonces permitirnos alcanzar un apreciable nivel de auto-perfeccionamiento, lo que me parece que si va poder ayudarnos a generar cambios equilibrados en lo personal y lo colectivo. Incluso el miedo al fracaso es probable que tenga como sustituto el miedo a no poder conseguir más ideas.

    Al hablar de lectura hablamos de un recurso explotable, múltiplemente productivo, transferible, inagotable e indicador del enriquecimiento intelectual que se posea, considerado como fase esencial para aumentar la productividad en todos los campos. La creatividad pende de la lectura, de compartir ideas, de entrar en contacto con el mundo, y para ser sinceros de experiencias fallidas que contribuyen a eliminar los márgenes de errores y a conocer de manera explícita las necesidades de nuestro medio, y la factibilidad de tales o cuales ideas.

    ¡Abrazos, muy buen artículo!

  2. Definitivamente estoy en total acuerdo con ustedes, les cuento que antes era muy miedosa para dar a conocer mis ideas, sentia que si decia algo, eso podrìa estar malo y que la gente se iba a burlar de mi, a veces me sentìa tan insegura y solo empezaba a sudar y al final no decia ni una palabra, pienso que si existen tecnicas o métodos para estimular la creatividad, como tù lo dijiste la lectura, yo empece a leer libros acerca de la creatividad, o como perder el miedo, leì padre rico, padre pobre muy buen libro y eso me ayudo mucho, ahora me siento muy capaz de hacer las cosas.

  3. Guadalupe Casas 10/05/2012 at 6:26

    Estimados Gustavo Xaviel y Dulce Pineda:

    Ante todo, un gusto encontrarlos participando activamente en el blog. Cierto lo que dicen sobre las experiencias y muy enriquecedor que cuenten lo que les pasó. Las experiencias son también un motor de aprendizaje.

    Desde mi punto de vista, asumir que a veces encaramos proyectos o ideas que no funcionan, van de la mano con perder el miedo al fracaso. Personalmente, intento siempre reemplazar el miedo al fracaso con un poco de humor, es infalible a la hora de enviar los nervios de vacaciones.

    Les recomiendo altamente que lleven el registro de las ideas, que las transcriban al papel rápidamente; funciona, ayuda y motiva.

    Les envío un cálido saludo.

    Guadalupe

    • Guada, estoy totalmente de acuerdo con el tema de transcribir las ideas en el mismo momento en que surgen; después es muy fácil olvidarlas… Me gustó mucho tu artículo. Muy de acuerdo también con “El mundo de hoy necesita muchos de estos pequeños cambios para ayudarnos y ayudar a crear”. Una buena técnica para incentivar/desarrollar la creatividad puede ser el planteo de soluciones a pequeños problemas y/o qué modificaciones le haríamos a algo ya existente para mejorar su funcionalidad.

  4. Guadalupe Casas 11/05/2012 at 10:53

    Seguro que si, Pati :) Así que a bajar en papel o a la compu todas esas ideas que nos asaltan en cualquier momento del día.

Leave a Reply