Paradigmas obsoletos… ¿u obsolescencia paradigmática?

En vísperas de la sexta edición del South American Business Forum, les propongo hacer un ejercicio de memoria, y recordar parte de lo planteado en la edición 2009.

Hace un año, la consigna durante el encuentro fue “Nuevos Paradigmas, Nuevos Desafíos”. Entre los debates que se generaron, la diferencia entre los paradigmas viejos y los nuevos tuvo un lugar primordial. ¿Estamos realmente en presencia de “nuevos paradigmas”, o simplemente aggiornamos los viejos para seguir en la lógica de las ideologías de antaño?

En nuestro país, es políticamente incorrecto mencionar lo que en realidad es un secreto a voces: las instituciones de gobierno están basadas en la historia anterior a nuestra democracia en pañales. El principio maquiavélico “Divide y reinarás” tiene de rehén a la historia latinoamericana.

Sin embargo, cada vez es más difusa la separación ideológica. Por ejemplo, en la política argentina cada vez es más difícil diferencia al peronismo del radicalismo. ¿Será entonces que el Peronismo como institución está muerto, porque el Radicalismo también lo está? ¿Será que las oposiciones por ideas de base llegaron al fin de su era? ¿Qué nos diferencia ahora? ¿Los objetivos? ¿Tiene sentido seguir usando etiquetas ideológicas? De ser así, ¿Cuáles son los verdaderos paradigmas de esta nueva década?

8 Responses

  1. Me parece que lo hay que ver es que significa paradigma primero que nada, creo que esa palabra, dice mucho pero no dice nada, se usa en todas las disciplinas y creo que sería mejor limitar su uso. En filosofía de las ciencias, Thomas Kuhn la implemento en su famosa obra sobre las “Revoluciones Científicas” y críticas posteriores le señalaron que uso la palabra paradigma con 23 acepciones diferentes, a lo cual Kuhn respondió que en realidad eran solo 2.
    Creo que más que paradigmas sobre nuestra década es importante hablar de ideologías, instituciones, responsabilidades , derechos y obligaciones.

  2. Como en todo cambio de paradigma hay ganadores y perdedores, mientras que aquellos que ganen con el nuevo no sean lo suficientemente fuertes, va a ser dificil un cambio efectivo de paradigma.

    Es una lastima que hoy se discuta por objetivos, como se menciona en la nota y no por visiones de un país. Que bueno que se este discutiendo este tipo de temas.

  3. Hasta que punto importa el cambio de paradigma si los que estan arriba (por esto me refiero a los politicos y empresas) son los mismos? Hasta que no nos demos cuenta que si no cambiamos nosotros no cambia nada, esto va a seguir igual.

  4. Jose: El paradigma de partidos politicos con visiones de país jamas existió. Desde el Pacto de Olivos que vivimos en un bipartidismo mentiroso, ya que el radicalismo se encarga eleccion trás elección de llevarnos una vez más a un sistema con un solo partido.

    Triste final el de nuestro país.

  5. @Tomás: Si bien no estoy completamente de acuerdo con tu planteo, podemos restringir el término “paradigma” a la definición más fiel a la epistemología del término, lo que significa “modelo”, “ejemplo” o incluso “demostración”. Una vez definido esto, creo que no vale la pena perderse en la forma de un debate sino en su contenido, lo cual implicaría, como bien decis, adentrar en cuestiones institucionales, políticas y civiles. Sin embargo, quisiera destacar que, desde mi punto de vista al escribir el artículo, reparar en ideologías es perderse en nimiedades.
    @José: Es analizable la idea de cambio de paradigmas como un juego de suma cero, sin embargo, ¿pensás que puede existir una forma distinta de plantearlos que evite el conflicto directo? Las divisiones buenos – malos, ganadores- perdedores quizás sean fuertes pero también pueden ser destructivas, ¿existe la posibilidad de buscar un consenso a partir de la negociación, por ejemplo? Con respecto al debate por objetivos, el cual no ratifico en el artículo que exista, sino que lo planteo como opción alternativa, creo que estamos perdiendo de vista que la “visión de país que queremos” es precisamente plantearnos un objetivo.
    @Federico: ¿Qué considerás que es necesario a la hora de cambiar las cosas? Es decir, ¿Cómo “cambiamos a los de arriba”?
    @Matias: Adhiero a tu idea del bipartidismo mentiroso, sin embargo, no doy por hecho el final de nuestro país…

  6. Analia al ver tu respuesta lo único que me queda claro es que no tenes una posición definida.

  7. @Jose: eso es porque precisamente no escribo para definir mi posición, sino para generar el debate entre posiciones distintas desde una postura neutral. Si eso es bueno, o no, será juzgado por cada uno de los lectores del blog.

  8. en acatacion a todos…todos poseemos diferentes opiniones, en este caso analia debes defender una postura mas propia o sea tuya y dejar de criticar a los demas del completo racional y busca una manera de cambiar sin llegar al influyente paradigma actual que vivimos hoy en dia y no en epocas de kunh.ojo! kunh habla de paradigma en sentido de epistemologico desde la rama cientifica de como debemos definir a una ciencia, la discusion de este foro es buscar soluciones a lo que la ciencia nos plantea sin dejar de lado su postura como formal, es decir, buscar soluciones aceptable para la sociedad y que el gobierno acate a estas soluciones favorable ya que el mundo se destruye por monopolios tales como los mismos gobiernos nacionales, que en definitiva no son bipartidistas por que busca su conveniencia esto se vuelve totalitarios el “querer todo a costa de…todo”,analia no te contradig,y no contradigo a nadie, solo aclaro que como ustedes soy una ciudadana mas que vota, y respeta las leyes, pero hay quienes que no respeta lo que otros las compone,en este caso debemos preguntarnos de los falsos profetas vestidos de corderos…para cambiar al mundo debemos cambiar por uno mismo, y juntarnos para cambiar lo demas…

Leave a Reply