Por qué Participar del SABF

El siguiente testimonio corresponde a un ex-participantes del SABF que ha conseguido ser patrocinado para participar del foro en una edición anterior. Como es sabido, el South American Business Forum cubre a todos sus participantes del exterior e interior de Argentina los gastos de actividades, traslado interno, alojamiento y comidas. Sin embargo, por el momento le es imposible costear los gastos de traslado desde y hasta Buenos Aires.

Es por esta razón que muchos estudiantes se encuentran con la necesidad de buscar apoyo financiero externo ante la imposibilidad de pagar sus propios pasajes. Este testimonio tiene por objetivo alentar a todos aquellos aspirantes a la 6ta edición del SABF a que no dejen de escribir su texto de opinión (necesario para ser elegible) a pesar de su situación económica. Hay diversas formas de patrocinio y Walter, de El Salvador nos ofrece su experiencia sobre cómo lograrlo. ¡Desde ya, le agradecemos por su contribución!

Walter Monterroza, Universidad Dr. José Matías Delgado, El Salvador.
“Soy Walter Monterroza, tengo 23 años y soy estudiante de la carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad Dr. José Matías Delgado en El Salvador. Me enteré del SABF por medio de un muy buen amigo hondureño, y debo comentar que cuando me enteré, realmente quede enamorado y totalmente inspirado de la idea del proyecto; comencé a leer en el sitio web para comenzar a empaparme más sobre los objetivos del mismo, quiénes participan, cómo debe hacerse para poder participar. Puedo describir que en esos momentos en mi mente paso el siguiente pensamiento: ¡Que excelente oportunidad!

Al comenzar a leer el contenido del website, llegué a la parte en la que se habla sobre lo que está incluido y de los beneficios que se cuentan en el foro al ser uno de los seleccionados. Debo admitir que leí muy detenidamente la parte que dice: “Los gastos de traslado desde y hacia Buenos Aires no están incluidos”. Siempre me ha gustado emprenderme en nuevas cosas, nuevas experiencias, nuevas oportunidades, y sencillamente el SABF lo representaba.

No niego que la primera idea que pasa por nuestra mente es: ¡No puedo costearme un pasaje! Al menos en mi posición de estudiante, y más cuando estamos a varios miles de kilómetros de distancia de Buenos Aires.
Sin dudarlo puedo decir que tome una de las decisiones más acertadas en mi vida: PARTICIPAR DEL SABF, aun sin saber cómo haría para pagar mi boleto. Y es acá donde comienza la historia que quiero compartir contigo, sea cual sea el lugar en donde estés leyendo esto.

Comencé a leer sobre el tema central del evento, en el 2009, el tema central fue: “Nuevos Paradigmas, Nuevos Desafíos”, y fue así como decidí que realizaría mi aporte en mi ensayo bajo el tema de Educación.
A un mes de haber realizado mi inscripción, en los primeros días de junio, recibí un correo en el que se me comunicaba lo siguiente: Había sido seleccionado para participar de la 5ta edición del SABF (No puedo negar que salté como loco en mi escritorio al leer el correo).

Ahora bien, luego de sentarme y leer el correo detenidamente, comenzó una nueva parte de esta historia: ¡El boleto para poder viajar a Buenos Aires y participar del SABF!

Sin duda que en momentos como estos, todos quisieran tener una tarjeta de crédito con saldo ilimitado para ir corriendo a comprar tu boleto; pero por supuesto que es difícil tenerla, y hacer eso inmediatamente resulta difícil para muchos, tal como fue mi caso.

Lo que sí puedo decirte, es que había logrado quedar seleccionado y con eso se me abría una nueva oportunidad diferente a la que me había planteado hacia más de un mes. Bajo esta posición y con la carta de invitación formal al evento que el equipo organizador te proporciona podía comenzar mi labor de patrocinios para poder comprar mi boleto. El equipo organizador del SABF te proporciona todo el apoyo que puedas necesitar para hacer constar tu aceptación al mismo.

Yo tuve la oportunidad de viajar al SABF por medio de patrocinio, y a continuación te contaré lo que tuve que hacer para poder participar.

  • Lo primero es hacer un presupuesto de gastos tal como el boleto aéreo y algún dinero extra que puedas tener. Nunca está de más tener una reserva cuando se viaja.
  • Luego debes hacer una lluvia de idea sobre todas las alternativas de ayuda que puedas recibir; Ejemplo: Tu universidad (Ellas son las principales interesadas en apoyarte luego de que conocen el proyecto), la secretaria de juventud de tu país, asociaciones juveniles, empresas de apoyo a la juventud, empresas privadas, algún amigo de tu familia, etc. En fin debes pensar en todas las opciones.
  • El siguiente paso es solicitar al comité organizador del SABF que te ayuden enviándote una carta formal en la que hagan constar tu selección a la participación del foro. (Esta carta es sumamente importante para el patrocinio ya que es la forma que tienes de demostrar que has sido seleccionado).
  • Luego debes organizar la lista de las opciones, y debes entrar en contacto directo con los directores de dichas instituciones. Es importante que lo hagas con ellos, pues ellos le darán la importancia que tiene un evento como este.
    En el camino te encontraras con gente que te dirá: ¡Eso no se puede!, ¡Nosotros no apoyamos eso!, ¡No hay dinero!, que tenderán a desmotivarte un poco; pero tú debes siempre preguntar: ¿Conoces alguna institución que pueda ayudarme?, siempre encontrarás una nueva referencia. Lo importante es que tengas la meta clara en tu mente: Participar en el SABF.
  • En mi caso personal, la institución a la que me acerqué en primer lugar fue al departamento de proyección social de mi universidad; solicité hablar con la directora y ella me atendió. A pesar de que por la naturaleza de su cargo son personas que siempre están ocupadas; harán el tiempo para escucharte. Acá quiero aconsejarte algo importante: debes ser claro y puntual en tu solicitud, recuerda que estas personas no tienen mucho tiempo, por lo tanto tú debes evitar hacérselo perder.

    Un consejo que puede ayudarte al momento de tu cita es:

    a)Redacta una carta sencilla, en la que expreses qué es el SABF, cómo hiciste para participar, los beneficios que tu universidad y tú personalmente obtendrán de participar, y por supuesto que es lo que tú necesitas; que seria el apoyo en la compra del pasaje.
    b)Debes llevar contigo la carta emitida por el comité organizador del SABF en la que conste que has sido seleccionado.
    c)Todo aquel material que consideres importante y que pueda ayudarte a negociar mejor (la cotización del vuelo, una presentación del SABF, tu ensayo con el que participaste, etc.)
    Acá quiero aconsejarte que seas paciente, pues ellos te dirán que hay un proceso a seguir en estos casos; tú debes proporcionar tus datos de contacto y por supuesto debes estar pendiente consultando si tienen alguna respuesta.
    Ellos inmediatamente tengan una repuesta se comunicaran contigo y te harán saber el proceso a seguir en el caso que te apoyen.
    Puede suceder el caso que ellos te digan que por el momento no puedan apoyarte; tú entonces debes preguntarles si pueden ayudarte a conseguir los fondos a través de ellos con empresas aliadas de la universidad. ¡Ellos te ayudarán!

  • En caso que no logres el apoyo con tu universidad, debes realizar el mismo proceso con la lista de instituciones y empresas. Siempre habrá alguna dispuesta a apoyar a un joven visionario y con ganas de conquistar el mundo. Recuerda lograste lo más retador que era ser aceptado en el SABF, ¡el boleto siempre se puede conseguir!
  • Otra opción que yo había contemplado era, la de distribuir el monto total del presupuesto entre un número total de empresas, para así solicitar apoyo por una parte y no por el 100% del total. Esto puede funcionarte también.

Debes ser creativo y siempre pensar positivamente; debes proponerte el querer participar, porque de esta forma tú harás todo lo que este a tu alcance para poder asistir.

Debes estar siempre en comunicación con el equipo del SABF ya que ellos estarán en la disposición de proporcionarte todo el apoyo necesario en el proceso; otro punto importante es el apoyo de tus padres, mantenlos al tanto de todo; ellos te acompañarán en tu búsqueda de patrocinio también.

Con esta historia he querido motivarte a que no dejes de participar de un evento como este, por no tener el dinero para el boleto en un primer momento, procura hacer un buen trabajo, que lo más importante es lograr ser aceptado. El resto se da en el camino. No te desanimes por quienes te digan que no es posible conseguir apoyo; ¡Siempre hay una manera! Ánimos y acepta el reto, No te arrepentirás de la experiencia SABF.