SABF Author

Archivo

Cultura… ¿Cimiento de las sociedades?

Hay pueblos que valoran la educación, la ética del trabajo, el ahorro y la inversión por encima de otras virtudes. La organización y la disciplina son causas de su buen progreso como sociedades. Este pensamiento puede parecer etnocentrista. Pero no se trata de eso, sino que es un mensaje para tomar conciencia sobre la distancia de Argentina con respecto a otros pueblos.

A continuación citaré valores que para Lawrence Harrison distinguen las culturas progresistas de las estáticas. La primera es el enfoque en el tiempo futuro, ¿con cuánta frecuencia líderes políticos “construyen” desde el pasado histórico? La siguiente actitud es el trabajo, que no sólo genera recompensas financieras sino respeto por las personas, ¿algunos políticos no buscan quitarle la dignidad a ciertos sectores, no sólo no permitiendo el acceso a fuentes de trabajo sino aumentando la cultura del mínimo esfuerzo? La educación y el mérito en este proceso es clave, en cambio, en las sociedades estáticas lo verdaderamente importante son las familias y los contactos que uno tenga para progresar.

El código de ética, la justicia y el juego limpio que condenan la corrupción son mentalidades de las sociedades progresistas, ¿qué ocurre aquí?

Para ir concluyendo, no pretendo ser fatalista ni pesimista y tengo la convicción de que muchas personas quieren transformar la sociedad Argentina, pero de eso se trata, de un colectivismo que se cambia de abajo hacia arriba y no al revés. Por eso para cambiar, no sólo sirve no hacer lo mismo que antes, sino, saber hacia dónde vamos.

Negocios sostenibles en Sudamérica

El primer panel del SABF 2010 tuvo como objetivo definir, a partir de la experiencia de sus ponentes, estrategias y políticas con los negocios sostenibles. En su discurso, José Luis Roces, Vice Rector del ITBA, preguntó qué significa ser un empresario socialmente responsable vinculado con las acciones de tipo filantrópicas. El 56% de la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) está integrada al “core business” y el 34% a la demanda de los grupos de interés.

A continuación Santiago Ardisonne, el presidente del Banco Columbia, comentó sus proyectos relacionados a la RSE. El Banco Columbia creó una compañia paralela al banco que otorga créditos a personas de menores ingresos. Los desafìos principales son los recursos humanos adecuados y hasta el momento han otorgado 10.000 microcréditos. Como conclusión argumentó que la rentabilidad es clave para la sostenibilidad.

Para finalizar Otmar Hubscher, CEO de Juan Minetti, afirmó que la misión de Juan Minetti S.A. es generar valor económico en la responsabilidad a nivel social y medioambiental. Con respecto a la emisión de CO2 del producto que comercializan, generalmente el consumidor no tiene noción de la contaminación que puede causar. Es por ello, que se debe lograr el compromiso de los clientes. Con respecto a los empleados, al haber muertes provocadas por los riesgos del oficio, la empresa incentiva cambiar la mentalidad transformando estructuras y procesos para que la gente cambie. Las reglas de la empresa, relacionadas con la seguridad y comportamiento de los empleados, se llevan a la práctica cuando un empleado obligado por las normas denuncia una mala conducta de otro empleado. Así se genera una consciencia por la vida del operario.

Continuar leyendo…

Apertura Institucional

Esta mañana, el South American Business Forum comenzó sus actividades de la sexta edición. La apertura institucional estuvo a cargo de los directores de este año: Valeria Luna y Alejandro Vázquez. Bajo el tema central “Potenciando nuestras acciones en la nueva década” desarrollaron los 3 ejes principales de este SABF: negocios sostenibles, sinergia y participación ciudadana.

Valeria Luna destacó que la organización busca “contribuir al desarrollo de Latinoamérica mediante la generación de líderes”. Además, remarcó que el SABF lo logra al reunir 100 estudiantes destacados comprometidos con sus comunidades. Por el otro lado, Alejandro invitó a los estudiantes a replantearse sus ideas, dialogar, compartir sus experiencias, cuestionarse y no sólo escuchar, y hacer del evento una experiencia única. Para concluir, agregó que “para cambiar nuestra realidad debemos tomar un rol activo en nuestra sociedad”.

Luego, el Almirante Enrique Molina Pico, rector del Instituto Tecnológico de Buenos Aires, le dio la bienvenida a todos los estudiantes.

Esteban Corio, coordinador de Espacio Agua, estuvo a cargo de la presentación del tema central. En la misma remarcó que no puede haber empresas en sociedades que fracasan, citando a Stephan Schmidheiny y agregó sus pensamientos personales. Con respecto a la responsabilidad social empresarial (RSE), el comentó que el factor humano es la parte más importante para este concepto. Para eso hace falta un líder consciente, quien es el responsable de la creación de un contexto para aplicar las soluciones de la RSE. El nivel de conciencia de los líderes de la compañia define el comportamiento y la cultura de esta. La pregunta que hizo al auditorio es cómo desarrollan los líderes sus competencias. Los jóvenes deberían tener la oportunidad de sumergirse lo más temprano posible en universidades, escuelas de negocio, empresas y en foros como el SABF.

Por último, agregó que se debe tener un fin prosocial, que significa maximizar las ganancias para uno mismo y para todos.Terminó con una frase que repitió a lo largo del discurso, ¿cuál es el rol que quieren tomar? ¿jugar el partido o mirarlo por la tribuna?

Favor Por favor

Esta semana he leído el libro “Favor por Favor”, escrito por Catherine Hyde, que tuvo su adaptación cinematográfica titulada Cadena de favores. Realmente me ha gustado el estilo de escritura, la analepsis, la sorpresa del final, la historia en sí. Pero más me agradó el mensaje dado por el profesor de Ciencias Sociales de Trevor Mckinney quien dijo: “Piensa en una idea para cambiar el mundo y ponla en práctica” El niño de once años presentó una idea original, idealista si se quiere. Él quería ayudar a quien lo necesitara, pero este no debía retribuírselo sino que debía ayudar a tres personas más, o sea, pagar a un tercero. Esta cadena crecería de una manera exponencial y a gran escala. Todas estas acciones contribuirían a mejorar la humanidad.

La moraleja es clara, casi con el simple deseo de ayudar a alguien por pequeño que sea, uno puede cambiar el mundo ¿Esto sólo es factible en las historias de Hollywood? Por otro lado, en el mundo real, hay un foro que cada año se encarga de cumplirles un sueño a 100 personas a quienes se les motiva vincular lo aprendido y aplicarlo en beneficio de sus sociedades. Vale aclarar que nadie obliga a nadie a llevar sus ideas a la práctica, pero sí las inspiran. ¿Cuál es la misión de ese foro? Es generar una conducta responsable de los futuros líderes para lograr el desarrollo sostenible de la tierra.

¿Será una utopía pensar un poco en los demás más que en uno mismo? Por eso no hay que esperar grandes cambios de los demás, el cambio empieza de nosotros mismos. Nuestras palabras y nuestras ideas pueden transformar la realidad.