¿Se seguirá usando el libro para la educación?

Papel vs eBook readers: ¿Cómo afecta la tecnología en un mundo tan dinámico?

Sin duda creo que no hay nada como el olor a un libro nuevo, el sonido al pasar las hojas y el tacto al tocar una hoja. Pero en un mundo tan dinámico como el que estamos viviendo, no es despreciable el rol que cumplen las tablets/ebook-readers.

Lectura

Siempre pensé y muchos lo hacemos, que leer desde una pantalla o ebook es incómodo.
Posiblemente las primeras veces lo sea, pero por ejemplo en este momento; ¿te sentís incómodo leyendo esto? Yo creo que la molestia es más psicológica, una barrera que uno siente en un comienzo para adaptarse, porque en general, somos duros frente a un cambio. De todas formas, dudo que la tecnología pueda superar ampliamente el sentimiento y la comodidad del papel, pero creo que el beneficio viene por otro lado y que hoy en día es muy importante.

 

Educación

En este ámbito creo que la tecnología es muy importante y que los e-book readers o tablets pueden ser muy eficientes. El aprendizaje puede ser más dinámico. Hoy en día la información cambia tan rápidamente que el libro puede hasta quedar desactualizado al momento de ser publicado. La forma de aprender podría ser mucho más divertida para los jóvenes, el paradigma puede ser distinto.

Por ejemplo, estudiando un idioma, sería muy importante que el libro también incluya ahí mismo sonido, para ayudar a la pronunciación, o incluso que uno no tenga que buscar en un diccionario el significado de una palabra, sino simplemente seleccionarla y que aparezca en otro idioma junto a su definición.

En geografía, uno podría ver todos los mapas, incluyendo imágenes, vídeos, infografias, entre  otros tantos contenidos dinámicos. No es lo mismo aprender país por país y ciudad por ciudad, que hacerlo con un juego donde en un tiempo limitado debés aproximar en el mapa dónde queda cada lugar y cuanto más cerca toques, más puntos tenes y así, se podrían armar competencias entre alumnos.

Tanto en éstos, como en cualquier otro tópico, la tecnología podría revolucionar todo. Ésta trae otros métodos para transferir información a través de otros canales, con contenidos multimedia, que le permite al lector una mejor comprensión.

Y aún así estaríamos pensando en libros convencionales con pequeñas modificaciones y no rompiendo el paradigma de educación que existe con los libros tradicionales. Existen una infinidad de opciones nuevas jamás imaginadas. Con tablets conectadas a Internet, el profesor podría saber quiénes realmente hacen sus ejercicios o no, dónde tienen dificultades, ver estadísticas de su avance y mucho más. Así se lograría un seguimiento del estudio del alumno mucho más de cerca de una forma simple.

Editores

Con estas nuevas tecnologías cualquiera puede producir su libro, de forma independiente, obteniendo ingresos para únicamente quien escribe, sin tener que compartir porcentajes con editoriales e imprentas.

Al igual que la música, donde existen artistas que publican sus composiciones y las venden por internet, por ejemplo a través de iTunes, los libros van a poder ser vendidos por sus propios autores, sin necesidad de ninguna editorial. En el caso de las revistas, hay una gran tendencia a que esta información se encuentre en blogs, que tienen un alcance masivo, aún mayor que el impreso. Además los costos son mucho más bajos, para el lector generalmente es gratis, y aún así, se pueden obtener buenos ingresos.

Esto no implica que las editoriales vayan a desaparecer, sino que deberían adaptarse a los cambios. Empresas grandes como Apple, ya comenzaron a trabajar en ésto con productos como ‘iBooks Author’, que se basan en herramientas técnicas para producir libros interactivos sencilamente y que además son gratuitas.

Otro de los productos de Apple es iTunesU, que se basa en una biblioteca online de videos y textos educativos. Por otro lado, Universidades como el MIT tienen publicados en Youtube videos de muchos de sus cursos, ordenados por clases y temas. Todas éstas son nuevas formas de aprender sin la necesidad de un libro, y que en mi opinión, en muchos casos logran una mejor enseñanza.

¿Desaparecerá el libro impreso?

El libro posiblemente no desaparezca del todo, tampoco lo hicieron los discos vinilos o cds, todavía hay fanáticos que los conservan y escuchan. Pero definitivamente, así como la música hoy en día tiene un gran crecimiento en las descargas online, también lo tendrán los libros, libros que pasarán a ser dinámicos, interactivos.

De todas formas, les pregunto: ¿Están sus países preparados para ésto?

2 comentarios

  1. Sin lugar a dudas la tecnología debe tomar un lugar central en la educación. Hoy por hoy las oportunidades y sobre todo facilidades que ofrece el mercado son inmensas, por no decir infinitas.

    Pero el problema, para mi, va más allá de dar la posibilidad de contar con esa herramienta. Hay una barrera más alta que la económica que impide el desarrollo de la tecnología dentro de la educación. Esta es la concientización.

    Como primer paso, se debe enseñar a las personas a aprender, mostrar las oportunidades que se tienen hoy en día y no solo proveerlos del instrumento. Sino el fracaso de la iniciativa es inevitable. Un claro ejemplo se ve hoy en día con el proyecto “Netbooks para todos”.

    http://www.lanacion.com.ar/1459221-la-netbook-casi-no-se-usa-en-el-aula

  2. Fran es nuestro debate cotidiano, yo odio leer de la pantalla pero es bueno tu análisis y puede ser que sea sólo por costumbre.

    Luqui me pareció muy importante el puente que hiciste con la situación educativa actual en Argentina. El tema de las Netbooks para estudiantes fue bastante debatido y criticado en mi entorno, pero acuerdo totalmente con vos en que el primer paso tendría que haber sido enseñar el abanico de oportunidades que este proyecto sembraba y no sólo proveer del instrumento.

Deja un comentario