Posts tagged inflación

Causalidad en tiempos de Excel: la relación entre emisión e inflación

Cada hoja de Excel está diseñada para procesar 17 billones de datos (17 mil Columnas x 1 millón de filas). Estando la posibilidad de poder abrir más de mil hojas por archivo, estaríamos hablando de que cada documento Excel es capaz de procesar una cantidad de datos mayor a 17.179.869.184.000. Ciertamente es una cantidad de datos impensable, que nos aleja de la problemática tradicional de: “Faltan datos” y nos enfrenta a la nueva problemática: “¿Y con todos esos datos qué hago?”

Continue reading…

Somos presos del bolívar

Cuando se apellida de “fuerte” al bolívar venezolano ya no es por su prometida -y nunca cumplida- robustez y estabilidad, más bien hoy pareciera referirse a una fortificación.bolivar-venezuela

El bolívar fuerte es la prisión más grande de Venezuela, en ella se encuentra la mayoría de la población, privada de libertades que hace unos cuantos meses eran posibles usando la moneda local: adquirir vehículos y sus repuestos, pasajes aéreos internacionales y medicinas importadas.

A excepción de Colombia, nación fronteriza, ningún otro país acepta el bolívar en sus casas de cambio, ni siquiera los países afines políticamente con Venezuela como Bolivia, Argentina, Nicaragua o Ecuador. Este último adoptó hace 15 años el dólar estadounidense como moneda de curso legal logrando, entre otras cosas, estabilizar los niveles de inflación al impedir a los funcionarios públicos de turno cometer “señoreaje”, es decir, emitir papel moneda sin respaldo alguno, situación que ha protegido el ingreso real de los ecuatorianos quienes actualmente perciben un salario mínimo promedio de 354USD, en contraparte a los venezolanos, quienes devengan 32USD a razón de 174Bs por dólar según la tasa oficial SIMADI al momento de escribir estas líneas.

Continue reading…

La inflación, problema resuelto

Las discusiones y palabrerías que giran en torno a la inflación abundan y redundan. Muchos debates que hace tiempo fueron superados vuelven a aparecer en escena como si fuesen novedosos o problemáticos (…que no está claro si la inflación es tan mala, que es difícil determinar qué niveles son peligrosamente altos, que aún no se sabe cómo combatirla/prevenirla, etc., etc.) Pareciera entonces que hay un problema en la teoría económica, que aún no logró dar respuestas a estas y otras preguntas en torno a la inflación.

Sin embargo, si recorriésemos las discusiones económicas que se suscitan actualmente en cualquier universidad o banco central del mundo, nos encontraríamos con que este tema no figura en ninguna mesa. Así es, en ningún país del mundo se está discutiendo las causas de la inflación ni se piensa la posibilidad de que inflaciones altas puedan traer consecuencias favorables para la economía (para evitar ambigüedades, digamos que al menos no hay duda de que una inflación que alcanza 2 cifras es alta y peligrosa).

Continue reading…

La coyuntura económica argentina – Parte II

El sector monetario

En la primera parte de esta entrega hice un resumen de la situación actual del sector real de la economía argentina. Tal como expliqué en esa ocasión, el año 2013 cerró con importantes tensiones en el plano económico, siendo una de ellas el altísimo nivel de gasto público que se financiaba principalmente con emisión monetaria, lo que generó un alza en el ritmo inflacionario y gran presión sobre el tipo de cambio paralelo y las reservas del Banco Central.

A comienzos de este año se llevaron adelante una serie de medidas con el objetivo de estabilizar una situación que se tornaba cada vez más caótica: entre otras cosas se devaluó el tipo de cambio, se contrajo la base monetaria y se puso en marcha un programa de reducción de subsidios a los servicios de gas y agua. Estas medidas ya comenzaron a generar efectos sobre la economía real, en donde se observan señales de estancamiento y contracción de la actividad económica.

Pero el sector real es apenas una de las caras que tiene la economía del país. Si queremos comprender el funcionamiento de toda la maquinaria hace falta analizar también la otra cara: el sector monetario.  Continue reading…

Medidas para pensar en dólares… ¡Digo, en pesos!

En el artículo anterior nos hemos ocupado de entender porqué los argentinos tenemos esa gran “atracción” hacia el dólar. Partimos de la pregunta ¿por qué la gente piensa en dólares? y concluimos que vamos a estar mucho más cerca de entender el problema si, en vez de eso, nos preguntamos ¿porqué la gente no piensa en pesos?
Y la respuesta a esta última, dijimos, es sencilla: porque desconfiamos del peso.

Vimos también cómo dicha desconfianza responde fundamentalmente a factores económicos. Nuestra historia mucho no ayuda (altísimas inflaciones entre el 75 y el 90, hiperinflaciones en el 89 y 91 y la mega-devaluación del 2001), y además hay que sumarle los sucesos político-económicos que están ocurriendo en estos momentos, en los cuales me quiero detener en este artículo.
Continue reading…

Pensemos en pesos, por amor a la patria

Cada vez es mayor la cantidad de gente que resalta la importancia de que los argentinos dejemos de darle tanto predominio al dólar y empecemos a pensar en nuestra moneda. Tal es así que más de una vez me han preguntado qué opinaba de la nueva política económica que se está llevando en estos meses, a lo que tras mi pregunta sobre a qué se refieren con política económica, suelo recibir como respuesta: “a que dejemos de lado el dólar y empecemos a pensar en pesos”.

Continue reading…

Contra la pobreza, más billetes

Con una amiga estudiante de psicología solíamos charlar sobre cómo es posible que haya tanta gente sufriendo de hambre en el mundo. Claro que a los dos nos resultaba igual de difícil pensarlo, pero un día propuso una solución que me resultó simpática:
-Si el problema es que hay gente que no tiene para comer, ¿por qué no se les da plata para que sí tengan y listo?
-¿Pero de dónde saldría esa plata?-. Le pregunté yo.
-Que la hagan, ¡son papeles!

Continue reading…

Un poco de inflación, mucho crecimiento.

Suelo recordar con mis amigos cuando algunos años atrás almorzábamos con apenas cinco pesos. Hoy en día hasta nos resulta gracioso pensarlo, ¡Con esa plata sólo nos alcanza para la coca!
Pero lo que más me llama la atención no es que los precios hayan subido tanto, sino que pareciera que la gente no le da mucha importancia.

Sí, todos nos damos cuenta que las cosas cada vez valen más, que los precios están subiendo. Pero ¿quién va a negar que venimos creciendo mucho, que hay más gente con trabajo? Al fin y al cabo, un poco de inflación no es tan grave en comparación a la bonanza económica de los últimos 10 años, ¿o si?

Precisamente esto es lo que quiero discutir, la idea de que la inflación que venimos acumulando no es tan grave en comparación con el gran nivel de crecimiento económico de los últimos 10 años.

El argumento sin dudas suena lindo, pero veamos cuánto es un 20% de inflación y qué relación tiene con el crecimiento.

Continue reading…