Entrevistas

Energizar, una Fundación argentina que piensa en la energía

Diego Musolino, uno de los fundadores de Energizar, es un ingeniero interesado en la divulgación acerca de proyectos con alto impacto ambiental que están surgiendo en América Latina. La Fundación Energizar es una ONG sin fines de lucro donde se promueve el uso de energías alternativas en la Argentina.

Continuar leyendo…

Entrevista a Sergio Meller de TEDxJoven@RíodelaPlata

En esta ocasión entrevistamos a Sergio Meller, parte del equipo organizador de TEDxJoven@RíodelaPlata 2012. Sergio es Doctor en Psicología y especialista en Cambio y Desarrollo Organizacional. Durante los últimos 20 años, realizó trabajos de consultoría, coaching ejecutivo y programas de formación para empresas, tanto en Argentina como en USA y más de 15 países de Centro y Latinoamérica. Se autodenomina fanático de TED y de todo emprendimiento destinado a difundir ideas originales e inspirar a otros para la acción.

Continuar leyendo…

¡Guatemala quiere estar en el SABF 2012!

Año tras año, el South American Business Forum (SABF) adquiere mayor importancia en América y el resto del mundo, y en el 2012 Guatemala no quiere ser la excepción. Es por ello que el día martes 28 de febrero se llevó a cabo una conferencia impartida por la Delegada del SABF en Guatemala, Luisa María Fajardo, y escuchada por más de 35 jóvenes universitarios que por iniciativa propia se interesaron en informarse y conocer lo que es el SABF. Reunidos de 11:30 am a 12:30 pm en el Auditorio I-100 de la Universidad del Valle de Guatemala, los jóvenes no necesitaron mucho para interesarse y querer participar en una conferencia internacional con líderes actuales y futuros. No sólo se contó con la presencia de estudiantes de la Universidad del Valle de Guatemala, sino también con representantes de la Universidad San Carlos de Guatemala, Universidad Rafael Landívar y Universidad del ISTMO.

Continuar leyendo…

Prácticas profesionales en el extranjero: la propuesta de AIESEC que mueve toda tu estantería

El año pasado, Natalia Kuyumllian, una estudiante Comercialización de 20 años, realizó un intercambio profesional en Brasil a través de la ONG AIESEC Bs As, organización de la cual actualmente forma parte como voluntaria. Hoy nos cuenta cómo fue su experiencia.

AIESEC es la plataforma internacional para estudiantes universitarios y recién graduados que buscan transformarse en agentes de cambio y generar un impacto positivo en la sociedad. Basándose en el concepto de aprendizaje global y buscando el desarrollo personal así como profesional de los jóvenes, la ONG brinda a 10.000 miembros cada año la desafiante oportunidad de vivir y trabajar en otro país. Natalia conoció AIESEC casi por error, buscando trabajo en un portal de empleos. Sin embargo, decidió aplicar, ingresó y al poco tiempo consiguió realizar su tan esperada pasantía en una organización sin fines de lucro de Brasil: ACAO MORADIA.

¿Por qué decidiste hacer el intercambio? ¿Qué te motivó?

Desde que estaba en el secundario quiero hacer un intercambio. Me gustaba la idea de encontrarme sola en un país distinto, conocer otras costumbres, culturas, hablar en otro idioma y conocer cómo eran otros estilos de vida.

¿Qué tipo de trabajo y tareas realizaste?

Trabajé en una consultoría de marketing. La ONG en la que participé se encargaba de enseñar un oficio a personas de bajos recursos y los ayudaba a crear sus propios micro-emprendimientos, y nosotras hacíamos la consultoría de ellos. Trabajé con una chica colombiana, con la que también vivía, e hicimos todo un proyecto de mejoras, tanto en promoción como en producción, para esos emprendimientos.

¿Y cuál fue el shock cultural más importante?

No sé si tuve un shock cultural muy importante, con Brasil tenemos mucho en común. Quizás fue el hecho de que la familia con la que vivía era budista y fue algo con lo que aprendí mucho. Pero también me tocó pasar Navidad con ellos y fue algo raro, aún así estuvo buenísimo. Creo que pasar las fiestas allá fue lo más “chocante”.

¿Qué reflexión te dejó este viaje?

Muchas cosas… Tuve la suerte de no sólo conocer brasileños, sino gente de muchas partes de Latinoamérica. Aprendí que no importa que vivamos a miles de kilómetros, que tengamos costumbres distintas, celebremos las cosas de manera diferente. Hay un patrón común, y es que somos todos humanos. Suena algo raro, pero la verdad es así. Todos tenemos sueños y deseos. Sentimos, nos apasionan y sorprenden las mismas cosas. Puede que todos nos manifestemos de forma distinta, pero no había manera de que no te sintieras identificado con alguna de las personas que conocías y siempre podías aprender algo del otro. Yo terminé mi viaje sintiéndome brasilera, pero también con mucho cariño, respeto y admiración a países como Colombia, Costa Rica y Venezuela, porque aprendí mucho de ellos y ahora les tengo un GRAN APRECIO a sus embajadoras (a mis amigas de allí).

¿Cuáles son tus recomendaciones para aquellos chicos que estén por hacer su
práctica?

Si ya saben a qué país ir, empiecen a averiguar cosas de allí, que hagan contacto con los chicos del comité que los va a recibir y empiecen a conocerlo desde acá. Programen su viaje con días de más con la idea de que puedan viajar y conocer otras regiones, no sólo en la que van a vivir. Y para aquellos que todavía no saben a dónde ir, busquen los países que tienen disponibles y las cosas que les puede dar ese país y cuáles les atraen más. Eso sí, tengan contacto con otros chicos que estén de viaje o que ya hayan regresado, para que les puedan dar ciertos tips. ¡¡¡Son chicos que ya pasaron por eso, y están llenos de recomendaciones que les pueden ser muy útiles!!!

¿Qué dirías para convencer a los jóvenes a que se animen a irse y vivir una gran
experiencia?

Lo que digo siempre en las charlas: es la mejor manera que tienen de cambiar sus vidas, de crecer como personas y como profesionales. Tu visión se hace mucho más global, y ayudás a que la visión de otros también lo sea. Es una experiencia que mueve toda tu estantería y cambia tu vida para siempre, con amigos nuevos, familias nuevas y hogares nuevos.

Esta fue la experiencia de Natalia. Si querés desafiarte, conocer otras culturas, aplicar los conocimientos aprendidos en la facultad y superar tus límites, no dudes en contactar a AIESEC. Una experiencia única te está esperando.

Para más información visita su página web o envía un email a info.bsas@aiesec.net

FAES: Las empresas sociales llegan a Latinoamérica

En esta ocasión, les presentamos Fundación Argentina de las Empresas Sociales (FAES), cuya finalidad es fomentar y desarrollar empresas sociales en Argentina y Latinoamérica. Esta organización surgió de la inquietud hecha realidad de Daniela Kreimer, una joven licenciada en Dirección de Negocios, que en la búsqueda de  tesina de grado, tuvo la oportunidad de trabajar en microfinanzas y codo a codo con el padre de esta rama, el profesor Muhammad Yunus, en Bangladesh.

A partir de su experiencia en Bangladesh, y el trabajo posterior que realizó en Colombia bajo el formato y las ideas fundacionales del Grameen Bank, Daniela volvió a Argentina y decidió forma FAES, luego de notar la carencia de instituciones relacionadas con las empresas sociales en su país. Apoyada en la divulgación, capacitación y la investigación y el desarrollo, FAES trabaja con todos los actores sociales que quieran generar un cambio positivo en su país y en la región latinoamericana: desde estudiantes y jóvenes profesionales hasta empresarios y emprendedores sociales.

A continuación, presentamos una pequeña entrevista realizada a Daniela Kreimer, en la que habla sobre el proyecto FAES y su aplicación en el contexto actual:

SABF BLOG: ¿Cuáles fueron los pros/contras de traer el modelo de Negocios Sustentables acá?

Daniela Kreimer: los desafíos son muchos. Hoy, se trata de probar al mundo que el modelo de empresa social de Yunus funciona y puede ser exitoso en la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Las ventajas que encuentro en Argentina para desarrollar el modelo son: la extensa red de organizaciones del tercer sector, que hace que la temática social esté muy trabajada y desarrollada; el espíritu emprendedor que nos caracteriza como argentinos y latinoamericanos, y los recursos naturales y humanos con los que contamos.
Los contras que encuentro son el poco involucramiento del sector empresario en el ámbito social (más allá de la creciente importancia de la RSE), el asistencialismo político, que a mi juicio destruye la cultura de trabajo que caracterizó a nuestro país durante gran parte del siglo XX, y la falta de legislación para tratar esta temática.

SB:¿Cuál crees que es el impacto directo del proyecto en nuestra sociedad?

DK: Creo que el impacto de las empresas sociales en nuestra sociedad es múltiple y muy positivo. Ante todo, por definición, la empresa social tiene un objetivo puramente social. Por ende, todas las ganancias que la empresa genera serán reinvertidas en la consecución de ese objetivo social. Las empresas sociales también serán fuentes de trabajo para muchas personas y cuidarán del medio ambiente (bajo los principios de Yunus, que delimitan a las empresas sociales, es muy importante que éstas cuiden del medio ambiente). Asimismo, las empresas sociales serán la oportunidad para que los jóvenes profesionales sientan una gran gratificación en su trabajo: trabajarán en pos de ayudar a los otros y mejorar la sociedad en la que vivimos.

SB: ¿Cómo crees que los voluntarios del proyecto pueden convertirse en agentes de cambio?

DK: Todo voluntario de este proyecto puede convertirse en un agente de cambio porque el proyecto de FAES busca introducir un nuevo modelo en la economía de nuestro país y región, una nueva mirada que representa una síntesis entre el mundo de los negocios y el sector social. Los voluntarios pueden, por ejemplo, ser multiplicadores de la idea, desarrolladores de empresas sociales o investigadores de temáticas sociales que sean la semilla o el disparador para la creación de una empresa social. Los estudiantes pueden inspirarse en la empresa social a la hora de desarrollar sus tesis de maestría o tesinas de grado. Creo que el modelo de empresa social presenta una oportunidad de comunión entre las personas involucradas: desde la persona más necesitada a la cual la empresa social ayudará, pasando por el empleado o emprendedor que desarrolla y lleva adelante la empresa que ayudará a otros, hasta aquel nuevo tipo de inversor, el inversor social, que busca un retorno social de la inversión y no sólo la maximización de beneficios económicos. Será un ámbito donde los seres humanos se volverán más humanos.

Agradecemos a Daniela y al equipo de FAES por su tiempo y predisposición, e invitamos a todos los interesados a acercarse a FAES via mail a gosocialargentina@gmail.com.

Guido Weber: Mejor miembro del Mundo de JCI

Guido Weber tiene 23 años y es rosarino. Estudia Administración de Empresas y trabaja como Business Developer en Oh!Studio. Este participante del SABF 2008 se autodefine como emprendedor. Dentro de esa faceta, se incluye su trabajo en JCI Rosario. JCI, la organización sin fines de lucro con 200.000 miembros jóvenes de entre 18 y 40 años en más de 100 países de todo el mundo, está enfocada al desarrollo de líderes y emprendedores locales para generar un impacto global. El 6 de noviembre, Guido recibió la noticia: JCI Rosario había ganado el premio a la Mejor Organización Local del Mundo en el Congreso Mundial JCI Osaka 2010. Sin embargo, otra sorpresa llegó a sus oídos: él había sido elegido como el Mejor Miembro del Mundo de JCI. Una vez enterado de la noticia, confiesa que no reaccionó sino hasta hablar con su papá. Fue entonces cuando la emoción lo superó, y lloró. Además, se tomó unos minutos para reflexionar sobre el premio y agradecer a sus amigos y compañeros desde su blog personal.

En esta ocasión, entrevistamos a Guido para que nos cuente un poco más sobre su experiencia como agente de cambio en SABF y JCI.

¿Cómo conociste JCI? ¿Qué te motivó a ser parte de la organización?

Estaba en mi camino. Una amiga de mi papá me comentó que su hija participaba, así que le pedí que se contactara conmigo porque me interesó. En 2006, asistí a la primera reunión junto con otras tres personas más, y a los quince minutos estaba convencido de que quería formar parte de JCI Rosario. En la charla informativa, dada por el Presidente y el Vicepresidente de la organización en ese momento, supe que JCI era lo que estaba buscando. La facultad no me alcanzaba. Por mi personalidad, necesitaba estar en movimiento, y las capacitaciones y conferencias fueron el motivo principal de mi interés. Tenía la necesidad de desarrollarme y aprender en el día a día. Pronto, conocí en profundidad la organización y tomé los valores y principios que ésta promueve.

¿Cuál es tu trabajo en JCI Rosario?

No existe un trabajo puntual por ser parte de la organización. Como miembro de JCI, asistimos a capacitaciones, conferencias, prácticas de debates y oratoria. Además, organizamos reuniones para planificar y gestionar programas institucionales. En mi caso, desde el primer día me involucré, al asumir un desafío importante: la dirección del Ciclo de Capacitación para Emprendedores 2006, que fue ideado ese mismo año por el equipo de trabajo y ha ganado premios desde entonces. Al año siguiente, participé del Consejo Directivo como Auxiliar de Recursos Humanos. En 2008, año en el que participé en el SABF, fui Director de Negocios. En 2009, me desarrollé como Director de Relaciones Públicas, y durante 2010 trabajo como Revisor de Cuentas. En todos mis trabajos, busqué promover JCI en mi entorno y en la sociedad. La clave está en comprometerse con la realidad del mundo actual y trabajar en conjunto para generar cambios positivos a través de la sinergia.

¿Cómo crees que impactó el SABF en tu vida?

Para mí significó muchísimo. Me sentí privilegiado de poder estar entre los 100 jóvenes elegidos como participantes, porque me mostró que fuera de JCI hay muchas personas y organizaciones que contribuyen al cambio positivo a nuestro alrededor. Casualmente, la temática del 2008 fue “Fortaleciendo Agentes de Cambio”. Asistí en busca de soluciones y volví con muchas, pero con muchas más preguntas que antes también. Supimos que el mundo está en una situación muchísimo más compleja que la que pensaba, y que tenemos que encontrar soluciones a problemas trascendentales como agua y energía. En ese momento, lo que se me cruzaba por la cabeza era “¿Qué puedo hacer yo al respecto?” Lo primero que hice fue ser portavoz. Comunicar esta realidad a la mayor cantidad de jóvenes posibles, incluyendo a todos los miembros de JCI Rosario. Pero quería hacer algo que impacte a muchos más jóvenes y que muestre lo que el SABF me mostró a mi. Este año surgió la oportunidad para hacerlo: dirigí, en el marco de la Conferencia JCI de las Américas 2010, el “Foro EXITOSA|MENTE – Jóvenes Protagonistas del Cambio” donde intenté volcar todo lo aprendido en el SABF para casi 500 asistentes de todo el continente americano. También quiero mencionar las personas que conocí en el SABF y una iniciativa que armamos con algunos amigos sabfers, REAC – Red de Emprendedores y Agentes de Cambio. Por último, debo agradecerle al SABF mi participación en el SELA Summit en abril de este año. Fue por un sabfer que me enteré del evento y decidí aplicar, lo que muestra lo fuerte que es la red que se genera entre sabfers y las oportunidades que se presentan. No fue casualidad que en un evento para 25 personas haya 4 sabfers. Sin lugar a dudas el SABF impactó positiva y exponencialmente en mi vida. Atribuyo el premio de JCI en parte también, dado que me brindó montones de experiencias y aprendizajes que pude capitalizar con el paso de los años y aplicar en JCI.

¿Qué querés decirle a todos aquellos que estén leyendo esta entrevista?

“Empiecen haciendo lo necesario, después lo que es posible, y de repente estarán haciendo lo imposible”. Es una frase de San Francisco de Asís que me acompaña hace años. En 2010 logré muchos imposibles: viajar a Estados Unidos, el premio de JCI… Esta frase aplica también a los grandes cambios que como miembro de JCI y sabfer quiero ver en el mundo. Hay 200.000 miembros de JCI y más de 600 sabfers que quieren lograr esto. Empecemos, cada uno desde su lugar, a “ser el cambio que queremos ver en el mundo”como dice Gandhi. Sumemos, desde lo personal, a la generación de sinergia colectiva para “hacer que las cosas sucedan”. Los imposibles sólo tardan un poco más…

Desde el blog del SABF agradecemos a Guido por compartir con nosotros su experiencia, e incentivamos a todos a tomarlo como ejemplo, y participar como agentes de cambio.

Cena Plus: emprender en tus reservas

Hoy, te presentamos un nuevo proyecto generado por sabfers.

En este caso, entrevistamos a Javier Nanni (SABF 2009), co-fundador de Cena Plus, la nueva alternativa online para hacer tus reservas en restaurantes de manera fácil y rápida. Días antes de su lanzamiento oficial, nos cuenta qué es y cómo nació este emprendimiento.

¿Qué es Cena Plus?

Cena Plus es una página web desde la cual los usuarios pueden hacer reservas en sus restaurantes favoritos. Sólo tenés que buscar el restaurante, ingresar el día y horario en el que querés ir, la cantidad de personas que te acompañarán y listo. Si estás registrado, no hace falta dejar tus datos en cada reserva porque ya estarán cargados en el sistema. Por otro lado, proveemos a los restaurantes con una aplicación que les permite manejar las reservas. La plataforma está armada de tal forma que no es necesario confirmar las reservas: el sistema detecta automáticamente si hay mesas disponibles o no.

¿Cómo surge el proyecto?

Cena Plus surge de la inquietud emprendedora de un grupo de amigos. Hacía tiempo que todos en conjunto, y cada uno por su cuenta, pensaba en ideas para poner en marcha como empresa. En abril, comenzamos a observar el modelo de Open Table utilizado en Estados Unidos, y sentimos que traer el concepto a Argentina podía ser muy interesante. En medio del armado del plan de negocios y del market research, nos enteramos de un evento organizado por Dreams 2.0 y el Di Tella Entrepreneurship Network que nos vino como anillo al dedo: el Venture Day. Este evento consiste en una jornada en la cual cuatro proyectos preseleccionados exponen su idea ante inversores. Nos presentamos, ganamos, y como premio tuvimos 2 meses de trabajo con Omar Arab, CEO de Módena TCP, como nuestro mentor. Con ese impulso, decidimos apostar por Cena Plus y nos propusimos ponerlo en marcha antes de fin de año. Y acá estamos ahora, a pocos días de lanzarlo.

¿Crees que tu experiencia en el SABF impactó en este nuevo proyecto que emprendes? ¿Cómo?

El SABF fue una experiencia que nos marcó. Esos 3 días, por su intensidad, parecen una semana. Nos llenó de motivación para perseguir nuestros deseos de crear y crecer. Participar de un evento con tan alta calidad humana no sólo te incentiva a hacer cosas por vos mismo, sino que te da el coraje suficiente para asumir nuevos retos y desafíos.

Si estás interesado en saber más sobre Cena Plus,  te invitamos a visitar su website institucional, o seguirlo en Facebook y en Twitter.

Estén atentos, ¡pronto podrán hacer sus reservas!

Streema: Emprendiendo despues de ser parte del equipo organizador del SABF

Martín Siniawski y Juan Trouilh fueron dos organizadores del SABF en el 2006/7/8 y 2005/6, respectivamente. Despues de trabajar para el foro, decidieron emprender junto a Richard Monte (miembro del jurado del SABF desde el 2006 en adelante). La empresa se llama Streema, es una red social para oyentes de radio, y en esta entrevista nos cuentan su experiencia.

SABF: ¿Qué es y cómo surge Streema?

J: Streema es un red social para oyentes de radio, donde uno puedo escuchar, compartir y descubrir radios de todo el mundo. Surge por la necesidad que tuvo uno de los socios, él buscaba poder escuchar sus radios favoritas en un solo lugar de una manera simple y rápida.

M: El problema que buscamos resolver es el de tener todas las radios disponibles en un sólo lugar, sin tener que ir al sitio de cada una para escucharlas, y de poder transformar la experiencia de sintonizar radio en una experiencia mucho más interactiva, algo que resulta totalmente posible y lógico con las herramientas disponibles actualmente.

Continuar leyendo…

Proyecto STS Rosario

Desde hace más de un año Nurit Weitz y Rámiro Picó, dos ex-participantes del SABF, fundaron el Proyecto STS Rosario, para aportar al desarrollo sostenible de su ciudad natal. Los invitamos a conocer más sobre el mismo en esta entrevista.

¿Qué es STS Rosario?

Nurit: STS Rosario es una ONG (trámite legal en curso) cuyo objetivo es aportar al desarrollo sustentable de la ciudad de Rosario y la región, a través del desarrollo e implementación de Soluciones Tecnológicas Sustentables, con la participación de profesionales y estudiantes de distintas formaciones académicas.
Continuar leyendo…

Entrevista a REAC

Con esta entrevista los invitamos a conocer y sumarse a REAC, una Red de Emprendedores y Agentes de Cambio  que traspasa fronteras y está formada por participantes del SABF 2008 y 2009: Andrea Yriberry Saavedra, Guillermina Müller, Daniel Ponce Gandarillas, Felipe Valencia-Dongo, Patricia Soledad Fernández Bugna y Guido Weber.

SABF: ¿Qué es REAC?

Guido: REAC (Red de Emprendedores y Agentes de Cambio). Es una filosofía de cambio continuo en pos del bienestar común y el desarrollo sustentable de las regiones donde vivimos. Es el espacio de encuentro de aquellas personas comprometidas con generar los cambios necesarios para asegurar una buena calidad de vida de nosotros y las generaciones futuras. Con REAC pretendemos jugar un rol más activo dentro nuestras sociedades. A través del incentivo a la cultura emprendedora y el accionar conjunto de todos los miembros, buscamos convertirnos en verdaderos agentes de cambio y creadores de progreso. Queremos que REAC sea el punto de partida en la creación de proyectos de alto alcance, ya sean sociales, empresariales y de negocios, ambientales, entre otros. La premisa es la creación de oportunidades basada en la interacción de los miembros a través de una red confianza fundamentada con valores de respeto, honestidad y fraternidad.

SABF: ¿Cómo surge y cómo se fue generando REAC?

Guido: Surge luego de varios mails e idas y venidas respecto de qué podíamos hacer para fomentar el cambio un par de estudiantes locos que se habían conocido en el SABF en el 2008. Andy, Guille, Dani, Feli y quien escribe nos reunimos por Skype hace ya un año largo y nos dividimos las primeras tareas para comenzar a darle vida al proyecto. Sin lugar a dudas el SABF logró el cometido de “Fortalecer Agentes de Cambio” que desde sus países se juntaron para hacer algo en conjunto en pos de generar ese cambio tan ansiado por todos y por lo que cada uno desde su lugar trabaja diariamente. Poco antes de lanzar se suma Pati al Team que le dió las pilas necesarias para que esto salgo con más fuerza : )

SABF: ¿Qué les aportó su experiencia en el SABF al proyecto y a sus vidas personales?

Guido: Bueno… El SABF… Mostró que las cosas son posibles, que el cambio comienza con uno y que es necesario tomar un rol activo en la generación de los mismos para “hacer que las cosas sucedan”. En lo personal, todo lo que hace referencia a los recursos y medioambiente paso a tener una importancia alta en mi vida, pero lo que más me movilizó es “democratizar” el conocimiento haciéndolo lo más público y viral posible para que el común de la gente conozca la situación en la que nos encontramos.

SABF: ¿Cómo pueden involucrarse los jóvenes?

Guido: Compartiendo ideas y contándonos su “Caso de Éxito”. Si están trabajando por un mundo mejor, cualquier granito de arena suma y nos interesa conocerlo y sobre todo DIFUNDIRLO. Les agradecemos a todos los SABFERS que quieran escribir CON nosotros que nos contacten : )