La esperanza tiene nombre, Obama

Obama

Obama

Como sabrán, el día de ayer fue un día muy particular, no solo para Estados Unidos, sino para todos. Hay un sentimiento de cambio, de esperanza y optimismo generalizado.  Sin embargo considero que debemos ser cautelosos, no por desconfianza, sino por paciencia. No podemos pretender cambios instantáneos en temas tan profundos como las políticas internacionales, ambientales y económicas entre otras. Más aún teniendo en cuenta que Estados Unidos atraviesa un período de crisis.  Este proceso necesita que se lo continúe apoyando, pero también necesita tiempo.

En lo personal, lo primero que sentí cuando recibí la noticia de que Obama había ganado las elecciones fue una alegría enorme al saber que fantasmas del pasado, como el racismo, poco a poco van siendo superados. Por supuesto que no es un problema resuelto, pero sería impensado un presidente Afroamericano en la década del 50′ o 60′.


Esperemos que las millones de personas que manifestaron su apoyo, y dentro de las cuales me veo incluido, asuman el compromiso necesario para generar el cambio que todos pretendemos. No es tarea de uno, es de todos.

Acá les dejo el video del primer discurso de Obama como Presidente:

No tengo dudas de que en el día de ayer Estados Unidos  y el mundo manifestaron su deseo de cambio, depositando sus esperanzas en un hombre, Barack Obama, ¿estará a la altura del desafío?

2 Responses

  1. por que “la esperanza” en un pais que no hizo mas que gobernar el mundo???
    es verdad, este tipo parece prometedor, pero prefiero esperar y ver que sucede.
    En Argentina,la esperanza sí tiene nombre, y es Martin Sabbatella, al cual no hace falta esperar para ver y creer.

  2. Matías Sulzberger 12/03/2009 at 15:38

    Lautaro,

    Gracias por leer el post. Justamente estoy de acuerdo con vos en que hay ser prudentes. Pero no por desconfianza, sino porque los cambios profundos llevan su tiempo, algo que nos cuesta entender en esta región.

    Conozco a Martin Sabbatella ya que vivo en Morón, más allá de si es o no de mi agrado. Considero que todavía no tiene la fuerza política como para gobernar a nivel nacional.

    Saludos!

Leave a Reply