Mi Punto de Partida

Nota de María Florencia Kraus, Embajadora SABF 2018.

 

Nuevamente me encuentro delante de una computadora escribiendo sobre temas que me apasionan. Esta vez tengo el honor de contarle a todo el mundo (o al menos intentarlo) lo que se vive en tres días del South American Business Forum – SABF. Quiero contarles cómo fue mi recorrido: el antes, el durante y el después de formar parte de, lo que fue para mí, LA MEJOR CONFERENCIA INTERNACIONAL QUE EXISTE (no sobra ninguna mayúscula). Por eso, voy a intentar poner en palabras lo que fueron los tres días más intensos de mi vida.

Todo era normal y rutinario. Hacía tiempo me encontraba en la búsqueda de alguna actividad diferente a la cual me pudiera presentar, pero ya había desistido. De repente, una mañana, mientras desayunaba antes de ir a trabajar, vi en televisión a una embajadora del SABF, contando qué era, y cómo había que hacer para poder participar. Sin pensarlo dos veces, ingresé al sitio web y me registré, sin leer demasiado sobre qué se trataba. Llegué a mi local de indumentaria y, en un momento de aburrimiento, pensé en evaluar en detalle a qué me había inscripto. Fue ahí que comenzó lo que he llegado a describir como un momento de pánico y alegría entremezclados, arribando a la pregunta de rigor: “Florencia, ¿en dónde te metiste?”.

Muchas veces nos enfrentamos a situaciones donde nos sentimos incómodos, donde nuestra zona de confort se ve invadida por nuestros miedos y por limitaciones que sólo existen en nuestra mente. Preguntas como “¿seré lo que buscan?” y “¿seré suficientemente bueno?” nos asedian y no nos dejan desplegar nuestros talentos. El SABF me permitió, entre otras cosas, lograr enfrentarme a ese otro yo que me limitaba, y probarme que no hay nada que pueda detenernos cuando de cumplir nuestros sueños se trata.

Fue así que empecé la escritura de mi ensayo, con muchas dudas, intentando poner en palabras todo lo que esos tópicos despertaban en mí, y, después de mucho releerlo, de usar hasta la última palabra que podía encontrar, clickeé “enviar ensayo”. Sólo quedaba esperar…

Debo admitir que las semanas de espera se hicieron eternas y, cuando menos lo esperaba, llegó el mail tan ansiado: estaba en mi casilla de correo y me felicitaba por ser una de las seleccionadas. Todo lo que vino después fue alegría y ansiedad. Empezaba a tener contacto con los chicos de “students”, a conocer participantes y, entre reservas de hotel, compra de pasajes, y armado de valija, llega el día en que me encontraba sola viajando a Buenos Aires y, aunque otra vez las preguntas asedian, en esta ocasión no tenía miedo, porque era parte de algo más grande, algo increíble.

Llega el primer día de conferencia y no podía creer que estaba ahí. Desde el comienzo, fui conociendo a gente con la que sólo había tenido contacto “virtual”. Casi sin que me dé cuenta, las historias y los speakers dieron lugar a que miles de ideas surjan con fluidez y no pude dejar de pensar en cómo aplicarlas cuando vuelva a mi ciudad. El segundo y tercer día de conferencia estuvieron llenos de experiencias académicas y culturales, que me enriquecieron enormemente.

El ambiente es creado por un equipo organizador que está en todos los detalles a pesar del cansancio, y que hace de esta experiencia un mundo de conocimientos, sensaciones, emociones y sueños. Y aunque sabía que en algún momento se iba a terminar, deseé que dure para siempre. Sabía que había abrazos que iba a tardar en volver a disfrutar porque ya no eran sólo “sabfers“: eran amigos, que iban a durar en el tiempo, sin importar las distancias.

Si me detengo y pienso qué cambió en mí después del SABF, no puedo elegir una sola cosa: me hizo entender que los jóvenes somos el cambio, y que sólo podemos lograrlo trabajando en nuestro propósito compartido, que es el de un mundo mejor. También entendí que, aunque seamos distintos, con diferentes nacionalidades, culturas, idiomas y personalidades, todos nos igualamos siendo humanos, y que no hay excusas para no mirar al otro y trabajar a la par, respetando ideas y construyendo siempre en pos de lograr un mundo mejor.

El cambio no se realiza desde la queja sino desde el movimiento. Esa fue la premisa que me llevó a aplicar, y es la misma que me mueve hasta el día de hoy. Para empezar, siempre es necesario un primer paso y formar parte del SABF fue el mío, mi punto de partida. Puede ser el tuyo también.

Lanzamiento del SABF 2018

¡La 14va. edición del South American Business Forum se acerca! Con las aplicaciones ya abiertas, estudiantes de todas partes del mundo podrán comenzar a completar su perfil y escribir sus ensayos. Para celebrar recordamos el lanzamiento de esta nueva edición el pasado 7 de diciembre.

El ex-director 2017 Federico Cimini comenzó el evento con algunas palabras sobre lo ocurrido durante la previa edición, invitando a al audiencia a que conozca más qué hace el SABF. “El SABF lo comenzaron chicos del ITBA que buscaban algo más”. Con este puntapié dió inicio a una emotiva jornada.

“¿Por qué uno hace lo que hace?” Con estas palabras, Florencia Ravenna, co-directora 2014, comenzó relatando su definición propia del SABF y cómo esta fue cambiando a lo largo de los años. Reflexionó sobre la importancia de aprovechar las oportunidades que se abren camino en la vida y de conocer a la gran comunidad que comprende el SABF.

Motivó al nuevo equipo comentando “Aprendí a tomar decisiones difíciles” y agradeció a los familiares del nuevo equipo asegurandoles que detrás del gran trabajo que realizarán este año, se encuentran innumerables oportunidades de crecimiento personal y profesional.

Sin más preámbulos, se presentaron a las co-directoras Guillermina Bond y Candelaria Zangari, tomaron la palabra y nos compartieron los esperados temas del SABF 2018.

La paradoja del poder

Se avecinan tiempos en los que las decisiones a tomar parecen cada vez más difíciles y los riesgos cada vez más altos. Más aún, estas decisiones parecen afectar un número creciente de ámbitos de la sociedad. Parece lógico entonces, cuestionar la manera en la que se desenvolverán los acontecimientos. Con este fin, proponemos analizar los distintos escenarios posibles a través del uso del poder en cada uno de ellos. Desde los sistemas mediante los cuales cederemos nuestro poder de decisión, hasta las personas en quienes recaerá el verdadero poder de acción y las tecnologías que facilitarán o no el proceso en su conjunto. ¿Quiénes serán los que tengan la última palabra en estas decisiones? ¿Cómo podremos ser parte de este proceso de manera relevante? ¿Será posible empezar a armar un panorama que nos ayude a dejar de lado los supuestos y poner en marcha un verdadero plan de acción?

En sintonía con la tecnología

Al vivir en una era de constante cambio tecnológico, es esencial tomar conciencia tanto sobre nuestros nuevos roles en la sociedad, como los de las máquinas. Entonces, ¿cómo alcanzamos el equilibrio en esta nueva convivencia con la tecnología para poder sacarle el máximo provecho? ¿Qué responsabilidades estamos dispuestos a ceder? ¿Hasta qué punto queremos darle poder a la tecnología por sobre nosotros? ¿Estamos dispuestos a compartirlo?

Sistemas enfrentando la obsolescencia

La naturaleza de los grandes cambios que ya estamos experimentando nos llevan a cuestionarnos hasta qué punto nuestra manera de entender el mundo ha dejado de funcionar. ¿Cuál será el orden de magnitud de los cambios necesarios para poder adaptarnos a los nuevos desafíos y matices del futuro? Nuestras expectativas de la vida en sociedad, los sistemas que la organizan o incluso nuestro propio sentido de valor podrían estar en juego en la construcción de este nuevo mundo desconocido.

Liderando en lo desconocido

¿Qué es necesario tener en cuenta para poder liderar en situaciones adversas e inesperadas? ¿Qué debería hacer un líder para poder guiar a personas con distintos puntos de vista, con opiniones antagónicas y en épocas tan cambiantes, hacia un mismo objetivo? ¿Será el liderazgo tradicional suficiente para dar frente a los nuevos desafíos o existirá otra alternativa? Podemos ver al liderazgo como un puente que logre unir posturas aparentemente inconciliables y que vincule el contexto actual con el que está por venir.

Estos ejes guiarán la temática del #SABF2018, que se llevará a cabo los días 3, 4 y 5 de agosto. El período de aplicaciones cerrará el 30 de abril del 2018.

Cerrando el lanzamiento, las directoras agradecieron al SABF Council, el Board of Trustees y al Equipo Organizador. Desearon un gran año de trabajo y esfuerzo juntos para llevar a cabo una nueva y fresca edición del SABF, con ideas más provocativas que nos inviten a pensar fuera del molde.

Y ahora, les presentamos ansiosamente al equipo organizador de la 14va edición del SABF!

Directores (DR): Guillermina Bond y Candelaria Zangari

Fundraising (FR): Catalina Varela (Head), Franco Canova y Augusto Viotti Bozzini

Information Technology (IT): Francisco Delgado (Head) y Agustín Lavarello

Media & Communication (M&C): Francisco Andía (Head), Mercedes Catolino, Bianca Ritorto y Lucas Sanz Gorostiaga

Speakers (SP): Roberto Chá (Head), Ángeles Borracci y Lucía Machicote

Student Relations (SR): Carolina Mondino (Head), Lucila Bettiga, Lucas Demaria, Clara Guzzetti y Milagros Rodriguez Falcón

 

Felicitamos al nuevo equipo y les deseamos lo mejor en este año de trabajo que recién comienza. Y a los estuudiantes, a afilar sus ideas y a preparar sus aplicaciones. Como nos compartió Florencia, ¡no se pueden perder de esta gran oportunidad!

#SABF2017 – Día 3

SABF Games

100 participantes, 10 equipos. Cada uno de ellos fue liderado por un miembro del equipo organizador, pero solo uno hacia la victoria. Los SABF Games pusieron a prueba las habilidades de los participantes a través de diferentes juegos que buscaban poner en práctica algunas de las ideas propuestas en los dos días previos de discusión. Con una mañana trabajando en equipo y divirtiéndonos, recibimos al último día del SABF.

Sam Potolicchio

¨¿Qué podemos hacer para que la gente quiera apoyar nuestras convicciones?¨Desde el comienzo, Sam Potolicchio y su aparentemente casual elección de palabras nos hacen replantearnos por qué buscamos liderar. Sin embargo, sigue; ¨una gran parte del liderazgo efectivo es ser capaz de ver el mundo¨. Un líder no solo debe parecer abierto a ideas que vienen ¨desde fuera de nuestro cerebro¨ sino también debe intentar incorporar diferentes perspectivas y enfoques.

El problema es que nos gusta quedarnos dentro de lo que mejor conocemos. Tenemos un ¨pequeño reino en nuestras cabezas¨ que nos dice que nosotros sabemos, y puede ser difìcil ¨salir de nuestra burbuja de pensamiento¨. Para remediar esto, debemos ser conscientes de las ¨debilidades de nuestra estructura cognitiva¨, por lo que Sam busca hacernos sentir ¨cognitivamente tontos¨; objetivo que logra más veces de las que estamos dispuestos a admitir.

Definiendo nuestra desconfianza por el exterior y a nuestra ¨cognición perezosa¨ como elementos esenciales de nuestro ¨cerebro tribal¨, Sam los juzgó como una ¨combinación tóxica¨ y ejemplificó el Halo Effect (efecto halo). Cómo influencia lo que vemos primero nuestra interpretación de lo que sigue, trayendo a un nivel cognitivo el sesgo de confirmación. ¿Qué tan conscientes somos de lo que vemos primero? ¿Cómo podemos entender mejor nuestros prejuicios y a la ¨perezosa¨ tendencia de nuestros cerebros a segregar y clasificar? ¿Cómo es limitada nuestra percepción por los círculos en los cuales nos movemos y nuestras relaciones?

Sam nos aconseja salir de piloto automático, y entrenarnos para estar fuera de nosotros mismos. ¿Cómo? De la misma manera que entrenamos para todo: Metódicamente. Hay que intentar pasar tiempo ¨sintiéndonos completamente fuera de balance¨, nos sugiere Sam; preguntarse, ¨¿dónde puedo ir para sentirme incómodo?¨ porque ¨si estás cómodo, no estás creciendo […]¨.

P.D. “Tengan suerte.”

 

Rob Britton

“Volví¨, dice Rob acomodando su saco, y así debe ser. Su voz de entusiasmo contagioso ha sido, desde el comienzo, un componente fundamental de la experiencia SABF; de “bailar con nuestras ideas”. Es una experiencia que es posible gracias a los esfuerzos de todo un año por parte de un equipo organizador al cual agradece; “no existe tal cosa como demasiada gratitud, así que gracias¨, dice, y nos recuerda que “este tipo de cosas no se repaga, sino que se da hacia adelante”.

Recordando algunos de los temas recurrentes de esta edición, menciona algunas de las principales ideas propuestas por los disertantes. ¨Somos extremadamente parecidos y extremadamente diferentes¨, cita, y ¨debemos enfrentarnos a las realidades falsas¨. Los prejuicios, agrega, solo pueden ser un impedimento.

Sin embargo, lo que Rob quiere resaltar no son las sesiones formales. ¨En cada actividad, cada día, el número de manos levantadas excedía el tiempo disponible¨, dice, y tanto los diálogos 1 a 1 como las discusiones grupales fueron especialmente invaluables. Son un ejemplo de diálogo entre personas de distintas partes del mundo y muestran un futuro en el cual ¨poco a poco, trabajaremos juntos¨. Teniendo eso en cuenta, Rob quiere escuchar a los participantes. ¨¿Cuáles son sus objetivos en la vida? ¿Qué van a hacer diferente? ¿Cómo van a mantenerse en contacto?¨. Llevando su mano a la frente, divisa el público; ¨muy bien, ¿quién va primero?¨

Los participantes están más que felices de contestar, aprovechando la oportunidad de revivir la conferencia y compartir sus sentimientos. Con la poca voz que les queda, le agradecen al equipo organizador y admiran a sus compañeros participantes; hablan de un hogar a muchos kilómetros de casa y sobre una aceptación genuina. A medida que las emociones se ponen a flor de piel, Rob nos recuerda ¨nunca disculparse por lágrimas¨.

Finaliza la sesión con algunos ¨pequeños consejos¨, siempre con la manera humilde que lo caracteriza. Nos propone leer más, particularmente ficción. A la hora de elegir nuestro camino, nos tranquiliza diciéndonos que ¨está bien no saber inmediatamente¨ y ¨tomarnos un momento¨, aconsejando que no nos estresemos demasiado al respecto. Como un ¨hombre de aerolínea¨, nos deja un último consejo: ¨no den por sentado sus alas¨.

#SABF2017 – Día 2

Al iniciar la jornada, los participantes asistieron a las ponencias estudiantiles. Seis estudiantes fueron seleccionados para poder desarrollar sus ensayos frente al resto de los participantes.

Augusto Ferraro (Universidad Nacional del Sur, Argentina), se concentró en evaluar el grado de participación democrática y de gobernabilidad en América Latina. Para esto detalló que los modelos de gobierno en la región fueron importados sin adaptarse a la realidad de las sociedades locales, donde la delegación del poder desincentiva a los ciudadanos a participar, dejando en evidencia la necesidad de modernizar y adaptar a la coyuntura actual los modelos de gobierno.

Paralelamente, Martín Gonzalo Zapico (Universidad Nacional de San Luis, Argentina), habló de dónde venimos y hacia dónde vamos y su relación con la realidad. Planteó la pregunta de qué es la verdad abriendo el debate sobre su vínculo con el poder a través de un repaso histórico sobre distintas perspectivas. Llegó a la conclusión de la importancia de buscar la verdad para conocer nuestra identidad.

Amal Atrakouti, de la universidad AI Akhawayn de Marruecos, habla en su charla “Elegir ser humano”, sobre las leyes internacionales que todo el mundo acepta pero que solo representan a algunos pocos. Habla del conocimiento de su continente donde a diario se ven guerras y se llega a consensos de cómo deben ser cuando en la época que estamos no deberían haber ya guerras.

Rodrigo Varela (ITBA, Argentina), en su charla “Una nueva e-ra”,  enfatiza la importancia de que nos unamos en la forma de pensar adaptándonos a la nueva coyuntura mundial y sus posibles cambios. Propone tomar los hechos objetivamente y enfocarse en la información subjetiva ya sea opinión, argumentos, ideología en pos del debate.

Lene Mortensen de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología de Trondheim, expone en su charla Por qué hay una brecha de conocimiento en la sociedad y qué podemos hacer para combatirla que tenemos información a nuestro alcance gracias a Internet como nunca antes se había tenido. De igual forma, sigue habiendo una brecha abismal entre la información y el desconocimiento para mejorar el proceso de toma de decisiones. Indica la importancia que tiene la prensa de ser responsable de la veracidad de la información que transmite.

Lucas Hernán Minutella de la Universidad Argentina de la Empresa (Buenos Aires, Argentina) en su charla “La brecha de la realidad en la política y las bajas en la opinión pública”, se enfoca en el empoderamiento de los usuarios frente a la información que generan. Esto significa que las personas continuamente generamos información desde las opiniones hasta las acciones. Enfatiza que sería ideal llegar al objetivo de ser neutral y no lucrar con la información de otras personas. Para eso, los usuarios deben conocer las herramientas y multiplicarlas para tomar control de su propia información.

En la segunda actividad de la mañana, se desarrolló la propuesta de distintos espacios en donde los participantes pudieron escuchar y conversar con expertos de diferentes disciplinas en las Charlas Interactivas.

Andrés Snitcofsky, Diseñador Gráfico de la empresa Cargografías, se enfocó en mostrar distintos gráficos para demostrar la importancia de entenderlos. Visualizarlos es distinto a visibilizarlos y hay que comprender y aprehender la información de lo que nos rodea.

Silvana Bonnet, Responsable de Comunicación de Canales, habló del poco conocimiento que se tiene de las necesidades, el lenguaje y la comunicación de sordos en el mundo actualmente. Se enfocó en romper los mitos sobre los sordos y en desarrollar la idea de cómo es la inclusión de personas sordas en el mundo de personas oyentes. Hoy en día la inclusión es un tema que cada vez está más en agenda.

Dan Phillips, Fundador y diseñador de The Phoenix Commotion compartió con nosotros su trabajo armando casas hechas de material reciclado y sirvió como punto de partida para la discusión posterior. “No ganaré mis batallas, pero sé cuáles son.”, dice Dan.

Eduardo Otero Torres nos hizo reflexionar sobre los paradigmas actuales de la sexualidad y el cambio social que se está generando. Explicó cómo la sexualidad no tiene que ver solo con prácticas sexuales, tiene que ver con el género, con el cuidado del cuerpo. Mencionando la teoría del género rompió con la noción de que a un sexo le corresponde un determinado género.

Matías Attwell, Gerente de Media Partnerships para Latam en Google,  habló de las tendencias mundiales que hay en la actualidad sobre hábitos de consumo online y el futuro que se nos viene con la realidad virtual.

En el tercer segmento de la agenda, los participantes fueron parte de las Actividades dinámicas.

Actividad de Debate

Luego de recibir una guía sobre el mejor formato para debatir por parte de la Asociación de Debate Argentina (ADA), los participantes discutieron sobre distintos temas de coyuntura para practicar la estructura de cómo debe ser compuesto un debate.

Arte y Activismo 

Amen Ra y Natasha Hopper invitaron a los participantes a reflexionar sobre distintas temáticas, exponiendo sus ideas a través de poemas.

Fact Checking 101

La actividad liderada por Chequeado, organización argentina dedicada a la verificación del discurso, contó con la participación de Nira Dinerstein, del equipo de Educación, y Ana Paula Valacco, de Comunicación. A partir de diferentes actividades, los estudiantes aprendieron del método que usa la Redacción para hacer sus chequeos y la definición de una frase chequeable y cómo usar datos en la vida cotidiana para fundamentar los discursos.

Diseño empático en acción

La actividad llevada adelante por la Escuela de Posgrado de ITBA buscó lograr que cada participante ponerse en el lugar de una persona que se les ocurría y en base a eso empatizar con qué necesidades tenían. Se buscó pensar en diferentes iniciativas que pudieran llevarse a cabo para poder mejorar estos problemas.

En la cuarta parte del día se dividió a los participantes en dos grupos: Project Generator enfocada en hacer una idea un proyecto y Sesiones de Mentoreo con el objetivo de aprender a hacer un recorrido introspectivo.

En el segmento de Project Generator, estuvo presente Demian Brener (Líder de proyecto OpenZeppelin). Demian explicó qué eran los blockchain y cómo funcionaban de manera muy sencilla. Luego, contó sus experiencias en los negocios usando esta tecnología, donde hay muchas oportunidades. Cuando se empezaron a utilizar los blockchain, Demian tuvo muchas ideas, pero que estaban muy adelantadas a ese tiempo, ya que dependían de un mercado más grande, como el de ahora. Sin embargo, esto no lo detuvo a emprender.

Paula Coto, parte del equipo de Educación de CIPPEC, destacó la necesidad de generar proyectos educativos que incorporen a diferentes actores en la formación de los alumnos y la importancia de construir objetivos comunes para construir la educación. “Comunidades de aprendizaje”, la propuesta que lidera, es un proyecto de transformación escolar que involucra a diferentes actores (padres, docentes, no docentes y vecinos) para reflexionar sobre la escuela no sólo como institución educativa sino social, desde una perspectiva que también incluye al barrio. Además, busca ver cómo se crean espacios en donde los actores puedan expresarse y generar un sentido del lugar que comparten.

Alexis Caporale (Director del Área de Energía del Instituto Baikal)  contó su historia de cómo comenzó su propio emprendimiento dejando algunos consejos para los participantes para que puedan desarrollarse en el campo que los apasione. Entre las recomendaciones, destacó la necesidad de generar un ambiente de trabajo en el que se sepa cuál es el objetivo de la empresa y hacia dónde va. Generalmente, la principal falla por la que un proyecto no tiene éxito suele ser porque no se sabe cuál es el propósito de lo que se está haciendo. Indica que la generación de los participantes fue hecha para romper con lo standard y depende de ellos descubrir la pasión que los caracterice, sin crearse obligaciones que no estén en línea con ellos.

Melina López (Gerente de Marketing de Google Cloud Brasil) contó acerca de su experiencia con la organización que fundó junto a sus compañeros de la Universidad, Nuevas Puertas. Si bien el grupo finalmente discontinuó el proyecto, todas los que integraban la organización junto con ella hoy trabajan en causas relacionadas a la Educación. Además, Melina explicó cómo fue el proceso de selección para entrar a Google, donde hoy es Gerente de Marketing de Google Cloud Brasil). Entre sus recomendaciones, destacó “Be vocal about your references”: expresar que quería entrar a Google la ayudó a enterarse del programa de pasantías, y “Prepare and be honest”: prepararse y tener un CV honesto.

Las sesiones de mentoreo estuvieron a cargo de Dan Phillips (Fundador y diseñador de The Phoenix Commotion), Faustino Arias (Gerente General CALSA), Félix Peña (Director del Instituto Comercial Internacional Fundación ICBC), Rick Dow (Director de The DOJO Group), Rob Britton (Consultor Estratégico y de Marketing AirLearn), Susan Giuliano (Directora de Leadership Development Lee Hecht Harrison Argentina), Valeria Venegas (Partner de CocoLab).

Compartimos algunos comentarios sobre estas sesiones:

“Me ayudó a entender cómo evoluciona una carrera profesional, que el trabajo no necesariamente llega de un día para otro, pero que también puede llegar de sorpresa”. – Vincent Le Régent (Participante, Francia) sobre la sesión con Feliz Peña.

A pesar de que sea difícil, hay que ser fiel a uno mismo”. – Dora María Racca (Ex Organizadora) sobre la sesión con Rob Britton.

#SABF2017 – Día 1

SABF 2017 – Día 1. Si pestañeaste, te recordamos todo lo que ocurrió.

Desarmando la identidad:

Para comenzar este año, Eric Vilain nos invita a considerar los diferentes aspectos de la sexualidad teniendo en cuenta la anatomía y la identidad. Contemplando las consecuencias de las etiquetas clínicas cuestiona la necesidad de excepciones, y conjetura sobre los criterios que implica. Finalmente, argumenta a favor de un enfoque basado en evidencia y cita:  “buenas éticas requieren buena data“.

A continuación, Agustín Fuentes, logra resumir en 10 minutos más de 2 millones de años de historia humana. Considerando nuestras similitudes y diferencias con respecto a nuestros ancestros, distingue la creatividad como el factor que define nuestra identidad humana. También destaca nuestra habilidad para cooperar y desarrollar comunidades. Reflexiona sobre nuestra creciente desigualdad y resalta la importancia del contexto en la resolución de conflictos. Cierra con una nota positiva sosteniendo que llevamos millones de años trabajando juntos.

Balanceando su cautivante oratoria con una dosis de humor, Anna Kazumi Stahl relata su experiencia personal utilizando elementos aparentemente exclusivos de nuestras identidades. Ella propone que la identidad es esencialmente la igualdad relativa a cada uno y alienta a descripciones más complejas,contrarias a las etiquetas.  En cuanto a las diferentes culturas, ella incita a una sociedad respetuosa donde ‘las diferencias se convierten en un diálogo‘.

¿Qué es un hogar? En el debate final, los tres disertantes contemplan los roles de los idiomas y la imaginación en lo que percibimos como nuestro.  Descartan la idea de un único domicilio emocional y resaltan nuestra capacidad humana como “creadores de nichos”.  La siguiente cuestión fue planteada por Eric, donde examina la noción de sexualidad como una combinación de hardware y software así como también las implicancias de ser libre al elegir nuestro género. Agustín profundiza sobre la discriminación institucionalizada.  Finalmente, Anna sugiere que en la búsqueda de nuestra voz o “marca”, uno puede perder de vista su empatía.

Realidades sesgadas:

“Despacio y luego todo junto”, Rick Dow explica las circunstancias que llevan a lo inexplicable.  ¿Qué mueve a las personas esencialmente buenas a tomar malas decisiones? Examinamos el rol de una clase media decreciente, una escasez de empatía y el poder del dinero en establecer el escenario de “la política del miedo y odio“. De todas formas, en un momento de optimismo, Rick desafía la idea de un mundo suma-cero y nos incita a tomar acción; a “defender la verdad vigorosamente” y a ser “activamente empáticos”. El éxito, nos recuerda, es la suma de todas las pequeñas decisiones.
La misión de la directora ejecutiva de Chequeado, Laura Zommer, como ella lo describe, es “aumentar el costo de mentir”, en un mundo donde crecientemente se descuidan los hechos y aumenta la manipulación de los datos. Ella nos lleva a través de los 7 tipos de “falsas noticias” y nos alerta sobre el sesgo de confirmación. El periodismo, asevera, tiene que cambiar. Tiene que evolucionar hacia lo que las personas precisan de él. ¿Los primeros pasos? Métodos de transparencia y una audiencia involucrada.

Por último, Joan Lucariello explica la naturaleza dual de nuestras pre concepciones y destaca la importancia de entender y lidiar particularmente con las ideas equivocadas. Estas, nos dice, están intrínsecamente conectadas a nuestro conocimiento base de tal forma que “lo que ya sabemos, influye nuestro aprendizaje”.  Luego, contemplamos los posibles cursos de acción con respecto a nuestra enseñanza, así como también las diferentes herramientas y estrategias para desafiar las ideas falsas en general. La desafiante tarea de lograr cambios conceptuales se transforma en algo sustancialmente más accesible.

Juntos en el escenario, la respuesta de Rick, Laura y Joan es definitiva. “A los políticos no les importan los hechos porque a las personas no les importan los hechos”.  Pero es la responsabilidad del público encontrar y exigir la verdad.

 

Diseño empático:

Alexander Laszlo nos invita a reconsiderar la empatía. Él avanza sobre la inteligencia empática, su necesidad y la importancia de diferenciar entre empatía emocional y cognitiva. El amor, como la coexistencia legítima de otros, se identifica como un elemento clave para nuestra creatividad. Declara que los sistemas humanos deberían ser diseñados con otros y no para otros.

Para el deleite de la audiencia, Alejandro Nieponce abre el debate con los avances tecnológicos en su campo de experiencia incluyendo imágenes en vivo.  Una vez que captó la atención del público, discute sobre el futuro de las cirugías con robots y destaca la importancia de los doctores para redescubrir su rol en el campo de la medicina. Cuando le preguntan sobre IA dice que las máquinas jamás igualarán la empatía humana.

Diego Fernández comparte su experiencia rompiendo el aislamiento de 85 años de las 46 hectáreas del “Barrio 31”.  Nos recuerda la importancia de la humildad y la paciencia al abordar un problema, y que una solución válida surge de un esfuerzo en conjunto. Finalmente, Diego enfatiza lo crítico que es obtener feedback y lo esencial que son los prototipos como herramienta para aprender de y adaptar un proyecto.

En este segmento de debate los disertantes ven a la tecnología como un herramienta para cerrar las brechas de la sociedad. Alientan el aprendizaje basado en problemas y critican las generalizaciones y estereotipos, alentándonos a “dar esperanza para encontrar esperanza.” Nos ofrecen una nueva definición de tecnología como “cultura cristalizada” y nos invita a buscar consonancia, coherencia y conexiones duraderas.

Natasha Hooper y Amen Ra nos entregan un poderoso mensaje sobre la “Islamofobia” que nos deja sin palabras.  Nos preguntan, en perfecto unísono, si lo vemos, y sin parar a recuperar el aliento nos aseguran de que lo hagamos.  Nos muestran lo que se ve cuando permitimos que el miedo, el odio y la ignorancia ganen por sobre nuestra humanidad y nos urgen a mirar más allá.

Por último, Diego Luzuriaga nos ayuda a integrar todas las temáticas del día con una habilidad inigualable.  Un video muestra el mensaje a través de imágenes: “Un mundo abierto comienza con una mente abierta.” Diego nos ofrece una vez más sus reflexiones para concluir el primer día de actividades del SABF.

“¿Cuál es el propósito de nuestras diferencias?”

“¿Cuál es nuestro mayor común denominador?”

“¿Puede ser que nuestra vulnerabilidad sea lo que nos una?”

“¿Qué vas a hacer vos?”

¿En qué andan los SABFers a 13 años de la primera edición?

*Por Catalina Gálvez y Gisela de la Villa

 

Después de tres días compartiendo actividades grupales, workshops, charlas inspiradoras, cenas y eventos junto a 99 personas, uno se pregunta si las conexiones que hizo y el tiempo dedicado e invertido en tantos aprendizajes se pondrán en práctica en casa y en el futuro.

Para mostrar en qué andamos los participantes luego de haber asistido al SABF, hicimos una encuesta que difundimos unos días antes de la 13ra. edición de la conferencia. En sólo dos días, 61 ex participantes de todas las ediciones contestaron, y creemos que es un fiel reflejo del futuro que le depara a los participantes luego de haber presenciado el evento. Así que, a los 100 nuevos participantes escogidos les decimos ¡prepárense a leer lo que comenzarán a vivir desde mañana!

 

El SABF como impacto en la vida del participante

El 74% contestó que la conferencia “fue una gran experiencia e influyó 100% en mi vida después de haber participado”. El resto de las respuestas aseguran que fue una experiencia positiva y están contentos de haber asistido.

 

“El SABF me dio mis mejores amigos, me abrió las puertas a todo un mundo nuevo de personas dinámicas, inquietas e inteligentes que no hubiera conocido de otra forma. Me abrió la puerta a infinitas oportunidades y ¡muchas otras conferencias en el mundo!

 

 

Cambios en el pensar y actuar

Más del 75% asegura que tras las charlas y el haber compartido y discutido con jóvenes de otras culturas se modificó su forma de pensar y ver el mundo.

 

“Pusimos en tela de juicio muchos conceptos y pudimos discutir colectivamente sobre perspectivas futuras, desde diferentes puntos de vistas. Sin duda, “el sesgo” cultural y de profesión se desmorona cuando pasas tanto tiempo y tantos debates con otros jóvenes”.

 

“SABF dejó una marca indeleble. Saber que vivimos diferentes problemas que tienen los mismos orígenes y que eso nos une aún más en el deseo de crear un mundo mejor fue un antes y un después”.

 

“Me motivó a ir por más cosas, a no conformarme con lo que había hecho hasta el momento”

 

“En un momento en que aún era universitario me abrió la visión al mundo del emprendimiento, impacto social y trabajo colaborativo que sería el punto de partida para luego emprender mi empresa social”.

 

Oportunidades internacionales

Para la mayoría de los que contestaron, el SABF los impulsó a seguir buscando oportunidades parecidas ya que el 77% indica que fue la primera de una serie de conferencias y casi el 20% indica que vive fuera de su país actualmente.

 

“Gracias al SABF conocí gente increíble que me mostró un mundo de posibilidades que no conocía. Debido al evento viajé a Europa y Estados Unidos para participar (¡y hasta organizar!) conferencias similares al SABF en universidades muy prestigiosas como IE (España) y Harvard (EEUU)”.

“Me gustó tanto el formato, la dinámica, la gente, el contenido y la experiencia en general que busqué más conferencias del mismo estilo. Pude viajar becado a Noruega, Alemania, Brasil y me motivó a realizar mi propio evento para jóvenes, además de dejar mi país en búsqueda de nuevas oportunidades”.

“Tras asistir al SABF, decidí que mi carrera profesional no tenía por qué quedar en lo local y me llevó a decidir a proyectar mi carrera de manera internacional, algo en lo que sigo trabajando hasta el día de hoy”.

 

 

Conexiones duraderas

Tras la pregunta “¿Cuál fue el mayor impacto que tuvo el SABF en tu vida?”, todas las respuestas coinciden en que lo que más valoran es la gente que se conoce. Estas conexiones a veces no solo quedan como amistades sino que también se generan relaciones de negocios, ya que un 26% asegura que emprendió algún proyecto con otro SABFer y un 18% lo intentó.

El SABF me dio mi primer trabajo, una red enorme, un partido político del que participè y actualmente una empresa que fundamos. Todo eso se consiguió por la gente que conocí por el SABF. Además de tener amigos desparramados por todos lados”.

 

“El hecho de hallar tantas personas con deseos genuinos de generar un impacto positivo en el mundo y encontrar grupos de afinidad con quienes compartir ideas y nutrirte de ellas, fue una motivación e inspiración para no quedarme en la zona de confort”.

 

“El SABF me dio la posibilidad de generar lazos con personas de alto impacto en sus comunidades, convencerme de que efectivamente soy una de ellas si así lo quiero, incorporar una mirada global e innovadora y, por último y más importante, conocer a mis mejores amigos, que es gente que admiro muchísimo”.

 

Además, ¡el 92% dice seguir en contacto con los participantes de su edición!

 

“Gracias al SABF conocí a mi novia”.

 

¡Les deseamos muchos éxitos a los 100 participantes escogidos para la 13va. edición del SABF! ¡Aprovechen estos tres días para aprender, conocer, charlar y debatir lo que más puedan!

Youth 20 Dialogue en Berlín

Unos minutos con Julia Amerikaner, representante de los jóvenes argentinos.

El Youth 20 Dialogue es el foro oficial del G20 para jóvenes.  Al igual que el SABF, está orientado a congregar a jóvenes profesionales de diferentes culturas para discutir el futuro de la agenda internacional.  En esta edición, uno de los representantes de Argentina fue Julia Amerikaner.

 

SABF: Contanos un poco cómo se desarrollaron las actividades durante los días de la conferencia.

Julia Amerikaner (JA): La conferencia duraba una semana y participaron más de 70 jóvenes de distintos países y organizaciones. Este año no solo estaban los representantes de países del G20, sino países invitados (como Noruega y Singapur) y organizaciones multilaterales, como el World Trade Organization, World Labour Organization, United Nations y organizaciones regionales como el Asia-Pacific Economic Cooperation (APEC).

El producto final es un comunicado especial de 25 páginas que resume 10 ejes que la juventud considera prioritaria. Entre ellos: economía global, igualdad de género, digitalización, desarrollo sustentable, terrorismo, migración y refugiados, entre otros.

Durante los primeros días de la conferencia, nos reunimos en talleres informales para discutir estas temáticas y proponer recomendaciones para los gobiernos del G20. Después, cada uno elegía su eje y lo trabajaba en equipo. Entre medio, también tuvimos la oportunidad de reunirnos con expertos en cada tema y así enriquecer nuestro trabajo. Luego del primer borrador, cada equipo debía presentar su tema ante el resto de la conferencia y revisamos cada punto entre todos.

El consenso era clave: hubo fácilmente 5 borradores antes de llegar al documento final (¡y muchas noches despiertos hasta las 4 am!). Discutimos sobre las ideas a incluir (o párrafos enteros para borrar); la naturaleza de las recomendaciones y la capacidad de los Estados para implementarlas.

Después de cerrar el documento, cada grupo eligió a un orador para representar el tema ante Merkel. El orador tenía dos minutos para exponer su idea y luego aceptaba preguntas de Merkel.

 

SABF: ¿Cómo se trabajaron los diferentes temas? ¿Cuál te intereso más?

JA: Al principio los temas se trabajaron entre todos; era un intercambio libre de ideas, opiniones y puntos de vista. Luego, cada uno debía enfocarse en un solo tema (y así se formaban los equipos de trabajo; en general eran de 4 a 10 personas). En mi caso, me apasionaron tres ejes: anti-corrupción, digitalización e igualdad de género.

Finalmente, elegí trabajar en el comité de digitalización. Para entender mi decisión, hay que saber que trabajo como asesora en el Ministerio de Cultura de la Nación. Cuando empecé, hace casi año y medio ya, todo se hacía en papel. Hoy en día, estoy liderando un proyecto para implementar una plataforma digital para organizar el trabajo del Ministerio; desde la planificación de sus actividades hasta la ejecución del presupuesto. Siento que tenía mucho para aportar al grupo de trabajo, así como profundizar mi propio conocimiento y aplicar lo aprendido en mi país. Realmente siento que la modernización del Estado es importante para progresar y mejorar la calidad del servicio que le brindamos al ciudadano.

 

SABF: Al trabajar sobre la temática de la digitalización en un ámbito tan diverso, ¿qué inquietudes surgieron?

JA: Voy a hacer una observación (podría considerarse como “inquietante”), y voy a decir algo muy obvio: nuestro contexto, el lugar donde crecimos y las cosas que nos rodean realmente definen nuestra manera de ver el mundo. Digo esto porque me sorprendió que el comité de igualdad de género (compuesto enteramente por representantes europeos y ninguno latinoamericano) no incluyera la violencia de género en su primer borrador. La delegación argentina, junto con la mexicana, solicitó que se incluyera un párrafo en el comunicado oficial sobre violencia de género y violencia doméstica.

Esta anécdota sirve para enfatizar que la diversidad, especialmente dentro de un grupo de trabajo, es importante. Creo que si Argentina y México no hubieran sido parte de la discusión, no se hubiese mencionado la violencia de género en el debate sobre igualdad; un error gravísimo, en mi opinión.

 

SABF: A la hora de promover los objetivos del G20, ¿qué rol tiene la Argentina y qué crees que es más urgente reforzar?

JA: Creo que la Argentina tiene una oportunidad única el próximo año al asumir la presidencia del G20. Solo hay tres países latinoamericanos (México, Brasil y Argentina) en el grupo, con lo cual creo que el país puede enfatizar ciertos temas de una manera única: la pobreza y la migración como algunos temas primordiales. Pero también me gustaría que el país tome una mirada de largo plazo y destaque la importancia de un desarrollo sustentable y políticas de energía renovable, así como igualdad de género y digitalización.

 

SABF: ¿Qué fue lo que quisiste transmitir de la Argentina al resto de los participantes?

JA: Me hice muy amiga de las delegaciones de Corea, Indonesia y Singapur. Todos ellos me decían que yo era la primera argentina que conocían. Eso dice todo. Como representante, uno busca transmitir lo mejor de su país: la simpatía argentina, la amistad pero también el ingenio argentino para resolver problemas. Quise transmitir que somos un país abierto, amigable y, ante todo, dejar una buena impresión.

 

SABF: Tuvieron entrenamientos sobre discurso público, ¿hay alguna herramienta que quisieras compartir?

JA: Estas conferencias te demuestran la importancia de la oratoria. Para el que no tiene mucha experiencia, creo que lo más importante es perder el miedo y animarse: empezar a hablar en público, de a poco, sin vergüenza y con convicción. A la hora de preparar un discurso, lo mejor es anotar primero las ideas que uno quiere transmitir y generar algo coherente, donde una idea te lleve naturalmente a la otra. Ante todo, ser claro y conciso, dar ejemplos.

 

SABF: Uno de los ejes del Y20 fue la falta de oportunidades económicas para los jóvenes y la falta de la participación de los jóvenes en la economía global. Según las estadísticas, el 25% de los jóvenes de las naciones tienen ingresos medio y el 15% de las naciones con ingresos más elevados no estudian, trabajan o están siendo capacitados (OECD, 2017). ¿Cuál es tu perspectiva?

JA: Este tema fue uno de los ejes: empleo joven. Es algo que preocupa muchísimo; desde Latinoamérica hasta Europa, África y Asia. Ante todo, creo que la clave es la participación de la juventud en la política y organizaciones de la sociedad civil.

 

SABF: ¿Cómo fue poder compartir un tiempo con Angela Merkel?

JA: Fue increíble. Creo que la presencia de un Jefe de Estado –y alguien tan influyente en el escenario internacional como Merkel– fue un mensaje positivo para nosotros y una señal importante para la juventud. Significa “nos importa lo que están diciendo”, ya que generaron el espacio institucional para darnos una voz. Por otro lado, Merkel también hizo muchas preguntas y se le notaba atenta e interesada. No fue solo una “escucha pasiva” de su parte sino que realmente nos obligó a defender nuestros puntos o desarrollar otros. Al grupo de digitalización, por ejemplo, le preguntó sobre la inteligencia artificial y los desafíos del futuro.

 

SABF: ¿Qué expectativas tenés para el G20 que se viene en Argentina?

JA: Quizás me repita un poco… Pero mi expectativa es que esta es una gran oportunidad para que la Argentina se muestre ante el mundo. Me encantaría vernos a la vanguardia, liderando la agenda regional en temas como digitalización, igualdad de género y desarrollo sustentable.

 

SABF: ¿Alguna anécdota para compartir?

JA: ¡Uf, mil!, pero me gusta contar la anécdota de cómo conocí a la delegada de Arabia Saudita. Ambas participamos al principio en un taller sobre igualdad de género y a medida que yo hablaba (o ella), se desarrolló una sensación de complicidad. Teníamos mucho en común, todas las ideas que compartimos estaban en sintonía. Ella decía algo y yo pensaba “tal cual”. Yo decía algo y ella me miraba como diciendo “estoy totalmente de acuerdo”. Cuando terminó el taller, ella se acercó y me dijo (en inglés) “no nos conocimos todavía, ¿verdad?” Y yo le contesté “no, pero siento que deberíamos”. Después de eso, y junto con la delegada de Singapur, pasamos horas charlando sobre distintos temas, siempre sintiendo que teníamos una conexión especial. Eso es algo increíble que te brindan este tipo de conferencias internacionales: la capacidad de conectar al instante con personas de ambientes totalmente distintos, que quizás conociste hace dos días.

 

SABF: De los desafíos globales planteados, ¿cuál te gustó más?

JA: Mi favorito es Assuming Responsibility. Ya su título expresa una idea clave: lo que pase es nuestra responsabilidad. Es hora de asumir esa responsabilidad y ser proactivos a la hora de solucionar problemas que aquejan al mundo hace cientos de años: guerra, migración forzosa, enfermedades, injusticia. En un mundo cada vez más conectado, me parece irresponsable mirar al otro lado y decir “esto no es mi problema”. No lo va a arreglar otro y esto te afecta a vos también. Todos tenemos el potencial de ser agentes de cambio.

 

Corea del Norte : la última frontera

En el mundo actual, donde las fronteras parecen haberse rendido ante el fenómeno de la globalización y el comunismo desaparecido con la apertura de Cuba luego del colapso del campo soviético en los 90, perdura un estado aislado y de corte estalinista.

La República Popular Democrática de Corea ocupa el norte de la península de Corea.
Está dirigida por el único caso en la historia de dinastía comunista, instaurada por el supremo líder y presidente eterno de Corea, Kim Jong-Il , bajo la ideología “juche” que tiene como vocación reglamentar cada aspecto de la vida del ciudadano. Es un régimen totalitario que se moviliza en base al culto de la personalidad de sus líderes. Luego de la muerte del supremo líder en 1994, accedió al poder su hijo Kim Il-Sung y luego de la muerte de este en 2011, asume el actual gobernante Kim Jong-Un.

Es un país fuertemente militarizado con una de las mayores fuerzas armadas a nivel global. Esto es así ya que el país se encuentra desde su nacimiento en estado bélico al no haber firmado nunca la paz en la Guerra de Corea.

Corea del Sur, régimen democrático y liberal que ha alcanzado un gran nivel de desarrollo se encuentra al sur de la península con el apoyo de los Estados Unidos así como de Japón.

Por su parte el régimen norcoreano ha visto su existencia comprometida con la caída del régimen soviético y con la inserción de China en la economía y el orden mundial. Si bien Beijing continúa siendo su principal sostén, las críticas desde su mayor aliado no hacen otra cosa que aumentar.

Es en este contexto y ante la llegada al poder del nieto del supremo líder, las posiciones y retóricas del régimen se han radicalizado. La búsqueda del arma nuclear como así del desarrollo misilístico se han vuelto prioritarios para el régimen y su existencia.

Estado de situación

El año 2017 ha sido por hasta el momento un desafío a la paciencia de la comunidad internacional frente a las provocaciones de los norcoreanos que sienten amenazada su existencia.

En marzo los coreanos realizaron un ensayo con cuatro misiles que recorrieron casi mil kilómetros, tres de ellos alcanzaron aguas japonesas. Se estima que el ejercicio tenía como objetivo las bases norteamericanas en Japón. China intercedió en el ámbito de Naciones Unidas para calmar la reacción de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, pero haciendo un llamamiento al fin del programa nuclear norcoreano como así a las maniobras estadounidenses en la región. Desde los Estados Unidos se llamó al fin de la paciencia estratégica hacia el régimen y Corea del Sur mostró su inquietud ante los avances del programa misilístico norcoreano.

A finales de marzo los norcoreanos volvieron a realizar otra prueba de misiles que no fue exitosa igual que en abril. El tema fue abordado en la reunión entre el Presidente Trump y el Presidente Xi Jinping. Los coreanos amenazaron con una reacción imperdonable ante lo que consideraron una provocación de los norteamericanos ante un anuncio del aumento de la presencia en la región. Estados Unidos envió uno de sus portaviones a la península coreana.

Ante este evento la prensa norcoreana realizó amenazas de ataques nucleares en suelo americano. Se calcula que un sitio de ensayos nucleares está operable desde abril.

En este contexto los japoneses denunciaron que los norcoreanos tienen la capacidad de lanzar ojivas con gas sarín lo que trae malos recuerdos del atentado en el metro de Tokyo.

Corea del Norte anuncia luego estar lista para responder a un ataque con guerra total y en el desfile militar se exhiben ojivas intercontinentales con motivo de la conmemoración del 105° aniversario del nacimiento del líder supremo.

El vicepresidente de los Estados Unidos ,Pence, sostiene que todas las opciones están en la mesa ante la crisis coreana y recomienda al régimen no poner a prueba la determinación del Presidente Trump.

Por su parte Japón exhorta a Corea del Norte de abstenerse de nuevas provocaciones y reclama el rol de China.

A pesar de todo Corea del Norte vuelve a realizar un ensayo misilístico sin éxito al estallar a los pocos segundos. El Papa Francisco llama a una solución pacífica ante la subida de tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte.

En mayo los norcoreanos anunciaron que pueden realizar una prueba nuclear en cualquier momento y llaman a la suspensión inmediata del escudo anti-misilístico norteamericano.

Por otra parte asume un nuevo presidente en Corea del Sur, luego de una crisis política y escándalo de corrupción ,diciendo estar listo para viajar a Corea del Norte si se dan las condiciones. Es el fin de 10 años de gobierno conservador en Corea del Sur.

Los norcoreanos ponen a prueba al nuevo presidente surcoreano con otra prueba misilística. Recorre 700 kilómetros. La Casa Blanca hace un llamado a sanciones más duras. Moscú y Pekín muestran su preocupación ante la escalada de la tensión. La Unión Europea lo considera una amenaza para la paz internacional.

Nuevamente los Estados Unidos y Japón convocan a una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas luego de dos pruebas en menos de 15 días. Rusia llama a dejar de intimidar a Corea del Norte y buscar una solución pacífica condenando la prueba misilística. El Secretario General de Naciones Unidas critica al régimen norcoreano por las amenazas a la paz y seguridad regional.

En el contexto de un masivo ciberataque hay versiones que podría haber sido originado en Corea del Norte. En Naciones Unidas, Washington y Pekín preparan una resolución con sanciones para el régimen si Corea del Norte no desiste con su programa nuclear. 18 empresas y figuras del régimen son sancionadas. Corea del Norte vuelve a realizar una prueba misilística. Naciones Unidas reclama el fin de las mismas al considerarlas una amenaza para la seguridad internacional.

El 23 de mayo un incidente se produce en la frontera entre los dos coreas con el intercambio de tiros entre los surcoreanos y los norcoreanos.

A principio de junio los norcoreanos vuelven a realizar otra prueba mostrando avances significativos. La muerte del prisionero estadounidense en Corea del Norte, Otto Warmbier, por haber intentado “robar” carteles de propaganda durante una visita en Corea genera nuevas tensiones entre la administración Trump y el régimen.

 

Una agenda para Corea

La evolución de la primera mitad del año nos demuestra que Corea del Norte se siente amenazada y cree que la única solución es el desarrollo de tecnología que la vuelva extremadamente peligrosa ante una posible invasión.

La única arma disuasiva necesaria es la nuclear como así los misiles para que alcancen suelo surcoreano, japonés e incluso norteamericano y neutralizar cualquier amenaza.
El objetivo del régimen coreano está en provocar un alto costo a cualquier intervención militar sobre su territorio. Y no hay uno mayor que el nuclear, por lo que es difícil que desistan del desarrollo de esta tecnología.

Las sanciones no han demostrado ser efectivas como en el caso de Irán, ya que la economía norcoreana no está integrada a la economía internacional y los ciudadanos norcoreanos parecen no revelarse por más duras que sean las condiciones,como en la hambruna entre 1995-1997.

El rol del gobierno chino y ruso es determinante para lograr una resolución ya que son los únicos portavoces que los norcoreanos parecen escuchar y que tienen influencia en el régimen.

Cualquier actitud y demostración de fuerza no hará más que reforzar la presunta debilidad que experimenta el régimen, la búsqueda del arma nuclear y del mayor daño posible.

En el diálogo y la negociaciones multilaterales está la solución al problema de Corea.

¿Se dará la comunidad internacional la oportunidad de construir puentes de confianza para evitar lo que parece un inevitable destino de enfrentamiento a todo o nada?

 

El día en que la política pasó a formar parte de los bienes de consumo

¿Son importantes el partido político, la plataforma electoral, las promesas electorales, los objetivos de gobierno y/o la experiencia y formación del candidato? ¿Tenemos en cuenta algunas de esas variables a la hora de votar? ¿Cuánto hay de empatía con los candidatos políticos dependiendo las palabras que utiliza, los colores, la forma de comunicar o los spots publicitarios?

Hoy la política se transformó en un bien de consumo, es un producto que se crea justamente con el objetivo de ser consumido, de llegar a ser funcionario y de cumplir con ciertos objetivos personales o de un espacio. Esto no es nuevo, pero el punto de inflexión se da cuando la imagen pasa a ser más importante que el contenido.

Para que la imagen tome relevancia, es necesario tener un equipo detrás que construya de cero a un candidato. Por lo tanto los candidatos pasan a ser meros productos de un mercado que se mueve según las demandas y percepciones de la sociedad civil. Esa construcción tiene en cuenta desde la imagen física, hasta los discursos, el lenguaje verbal y no verbal, el discurso político, y las acciones que realiza. Se busca, por más que se integra un partido, evitar encasillarse meramente en el partido y alcanzar la mayor cantidad de espacios posibles. Se utilizan los partidos como meras plataformas de ascenso. Se pierde el sentido de pertenencia al mismo y se genera una identidad colectiva en que se sabe qué decir y cómo decirlo.

Para lograr esto, se siguen de cerca los sondeos de la opinión pública sobre temas de interés. La estrategia se basa ya no en un análisis meramente político, sino también en la mercadotecnia. Lo importante es que la estrategia tenga una base clara y que persista, pero que tenga la capacidad de adaptarse a los vaivenes del devenir cotidiano. Justamente, lo esencial es la creatividad.

Muchas veces suele decirse que las marcas en la industria, utilizan el marketing para satisfacer necesidades pero también para crearlas. Y en política se está comenzando a usar la misma concepción. Los candidatos responden a ciertas necesidades que la sociedad civil evidencia, pero también los candidatos a través del discurso crean el colectivo imaginario de nuevas necesidades que ellos y sólo ellos son capaces de satisfacer. Esto pasa a ser clave cuando las personas internalizan esa necesidad. Para esto, la necesidad debe estar bien pensada, debe estar profundamente diseñada.

Los medios de comunicación, a pesar de que se posicionan como actores que informan objetivamente la realidad, no lo son. Y es por eso que la política los utiliza como mecanismo de transmisión, no para la publicidad oficial de campaña, sino en los programas diarios, desde informativos a programas de interés general. Los políticos de hoy, deben tener la capacidad de interactuar con analistas políticos de la misma forma que lo hacen con periodistas de espectáculos. ¿Por qué? Porque la política pasa a ser un espectáculo. Se baja a los políticos del escenario en el que desarrollan la obra, y se los humaniza, pero humanizados como celebridades en donde todo lo que hagan es noticia.

Un valioso ejemplo es Donald Trump, quien fue criticado y deslegitimado en todos los grandes medios masivos de Estados Unidos, pero que paralelamente, estaba diariamente en pantalla y en portada. Su estrategia consistía en ser titular todos los días, para hacer de su imagen la más vista y la más conocida. Importaba más verlo que lo que realmente representaba y decía. La política deja de ser una idea y un llamado a la acción, y pasa a ser un rol actoral, en donde la sociedad civil ocupa el papel de espectador frente a candidatos y funcionarios que tienen los roles protagónicos.

Por otro lado, las nuevas tecnologías de la información y comunicación están siendo importantísimas como las redes sociales que permiten a los políticos tener un vínculo en primera persona con sus seguidores, o incluso, con sus detractores. Por más que quienes manejan las redes no sean los políticos mismos, se genera la idea de que lo son y eso es una herramienta que acerca esa brecha entre gobernantes y gobernados.

Es la mercadotecnia el elemento central que estructura las estrategias de postulación política como consecuencia de la creciente mediatización de la política. Hoy más que nunca puede hablarse de la prensa, o de los medios de comunicación, entendidos en una visión amplia del concepto, para poder incorporar a las TICs, como el cuarto poder. Ese Gran Hermano que lo ve todo y analiza todo, pero que lo impregna de una posición subjetiva.

Es de esta forma como la política poco a poco se fue convirtiendo en un espectáculo, en un producto que los ciudadanos consumen, sean conscientes o no. Dependerá de la propia sociedad civil, de los ciudadanos, saber interpretar este nuevo rostro de la política. Ahora la pregunta es: como ciudadanos ¿estamos conscientes de este nuevo rol de política o lo consumimos como si fuese un producto cualquiera?

Chechenia: Repensando los lazos que nos unen

Salvando la necesidad de subtítulos para traspasar la barrera de un ruso ininteligible, no hay nada que pueda evitar la empatía inmediata hacía las palabras de Vyacheslav: una de las víctimas del decadente estado de la lucha por los derechos humanos en la Federación Rusa. Hace algunos meses, cientos de hombres han sido secuestrados, torturados e incluso asesinados por fuerzas de seguridad rusas en la región de Chechenia. Todos hombres que al menos aparentan llevar “conductas homosexuales”. Los primeros en reportar la terrible situación fueron los miembros de Novaya Gazeta, organización rusa especializada en investigaciones de los derechos humanos. Reporte único y discreto, siguiendo una larga tradición de censura hacia opiniones opuestas a las oficiales, y particularmente hacia denuncias en contra del terrible estado de los derechos LGBTQ+ en la Federación Rusa, por miedo a represalias, secuestros y más torturas.   

Organismos de defensa de los derechos humanos como Amnistía internacional (1) y Human Right Watch han manifestado su repudio hacia la situación e instado a las autoridades rusas a poner en acción investigaciones y programas de defensa a las víctimas. El nivel de desinterés y negación de las autoridades es increíble. Todo, evidenciado bajo el terrible discurso (2) del líder de la República de Chechenia, Ramzan Kadyrov, quien negó la existencia de personas homosexuales en la república y agregó que “Si las hubiera, sus familiares se encargarían de mandarlos a algún lugar de donde nunca regresarían”. La homofobia de la región llega a niveles inimaginables, con evidencias de los llamados asesinatos de honor en los cuales son los familiares mismos quienes asesinan a las víctimas por poner en la cuerda floja su honor y sus más arraigados ideales.

Vyacheslav y el resto de los ciudadanos rusos, comparten toda una cultura, un idioma, una historia. Vivieron rodeados del mismo humo. Aun así, un argentino a miles de kilómetros con quién no comparte prácticamente nada, entiende su perspectiva de una manera mucho más clara que el resto de esos ciudadanos rusos, quienes no dudaron en dispararle, en patearlo en las costillas, en gritarle “¿A dónde vas maricón?”. Hasta qué punto toda la historia y cultura compartida queda en un segundo plano para dejar lugar a una parte de la identidad mucho más irrelevante, como la sexualidad, para ser el único lazo que una a Vyacheslav con ese argentino a miles de kilómetros.

Dos personas, que aparentemente no comparten nada, que viven en puntos opuestos del planeta, que no hablan el mismo idioma ni piensan en términos de la misma cultura, pueden unirse en base a una supuesta minúscula porción de su identidad. Este detalle de nuestra identidad pudo usarse para encontrar un punto de partida en común, un lugar de encuentro desde donde empezar a construir algo juntos. Este detalle fue más importante que lo que parecían ser las piezas fundamentales de la identidad de cualquier persona, como su identidad nacional, su religión, su historia o su cultura. ¿Cuántos detalles como éste puede uno encontrar para empezar a formar lazos que crucen las fronteras y desafíen los límites marcados por las piezas más evidentes y tradicionales de nuestra identidad? Vale la pena entonces cuestionar y explorar todas las cosas que influencian nuestra manera de pensar. Revolver ese cajón de bloquecitos, diferenciando cada uno y entendiendo por qué están ahí y cuáles son sus roles en nuestra formación. De esta manera, identificando claramente cada una de estas piezas, podemos encontrar puntos en común con el resto de las personas. Sólo hace falta un detalle compartido, aunque esté perdido entre miles de otras piezas que parezcan inconciliables.

Después de leer sobre la situación en Chechenia, me vino a la mente una cita de una charla TED que escuché hace unos años y siempre quedó resonando en mi cabeza.

…porque, no eres afortunado de no vivir en Uganda (3)

¿Privilegio? Sí. ¿Suerte? Sí. Pero así viva en Uganda, Chechenia o Argentina, evidentemente existen lazos que unen a las personas que van mucho más allá de las divisiones geográficas, mucho más allá de la religión, mucho más allá de la identidad nacional. Si bien es cierto que no vivo en Chechenia, y no sufro a primera mano las terribles atrocidades que Vyacheslav tuvo que sufrir, existe un lazo que nos une a todos y nos permite a todos compartir ese sufrimiento. Sufrimiento que nos sirve de motor para mejorar las cosas, para luchar por una realidad mejor. Un sufrimiento que compartimos nosotros y no el resto de esos ciudadanos rusos perpetuadores del desastre. Un sufrimiento que escapa a las fronteras y que permite una cooperación que supera nuestras diferencias. Una vez más la identidad nacional se ve disminuida por otro aspecto, ya no tan irrelevante, de nuestra identidad. Una vez más queda en evidencia que las fronteras tradicionales se desdibujan, que existen nuevas formas de conectar pensamientos y perspectivas. Es una nueva forma de entender la cooperación y de construir nuevos puntos de partida.