Sociedad

Cinco noticias que todos queremos escuchar

… y quién sabe cuánto falta para que sean titulares:

  • Fue curada la última persona con HIV
  • Terremoto en Bangladesh: ninguna víctima fatal
  • Latinoamérica: primera entre los rankings de Transparencia Gubernamental
  • Firmaron la paz con los últimos grupos terroristas del Medio Oriente
  • Confirman que el nivel de alfabetización es total a nivel global

Cada una de estas novedades generarían un enorme impacto, ¿no? Actualmente son totalmente aspiracionales, y en muchos aspectos, casi utópicas. Por ejemplo, solo hace una semana mencionábamos lo complicado que es en conflictos de larga data y con múltiples factores llegar a una solución que satisfaga a todos los involucrados, como para que nuestra Noticia llegue a las primeras planas y estemos seguros de que no sea una fachada.

Continuar leyendo…

Israel-Palestina: ¿Matar o morir?

¿Qué harías si, desde el edificio de enfrente, unos tipos están disparando contra tu casa, en donde vive tu familia (esposa, hijos, hermanos, padres, abuelos, sobrinos, etc)?

Para quienes pensamos que lo primordial es siempre vivir en paz, respetando la vida y las decisiones del prójimo, esa pregunta nos enfrenta a un dilema ético muy fuerte. Si no hago nada, no solamente muero, sino que dejo morir a mis hijos. Si respondo, voy en contra de mis principios –y de los que considero universales-, ya que como decía Gandhi: “La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no violencia”. ¿Qué hago entonces, protejo a mi familia, o soy fiel a mis ideales?

Continuar leyendo…

El desafío de la inclusión: ¿una ciudad para todos?

Los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires (porteños) nos encontramos en pleno calendario electoral.  Las propuestas superficiales abundan. Las críticas simplistas también. ¿No es hora de plantearnos qué tipo de ciudad es la que queremos vivir y qué tan aceptable es que el distrito más rico del país cuente con amplios bolsones de pobreza donde la marginalidad se mezcla con el narcotráfico y la delincuencia, que especialmente padecen sus habitantes?

Continuar leyendo…

Inclusión no hay una sola

Debo confesar que la palabra inclusión me ha generado por mucho tiempo cierto resquemor. Hay un componente verticalista que asume como base una realidad mejor (la propia) versus la ajena, que niega como tal. De todas maneras, es un concepto mucho más habilitante en este sentido que “inserción”, por ejemplo, donde es mucho menor la posibilidad del otro agente de formar parte del proceso. Ambos conceptos suponen una parte con poder de afectar la realidad de la otra. Este artículo, por ejemplo, podría llamarse “Qué es no ser pobre”, ya que el concepto de inclusión obliga a pensar en términos de antítesis.

Continuar leyendo…

El ser (in)humano

Muchas veces vivimos sin realmente ponernos a pensar lo ello que significa. La gran mayoría vive un conjunto repetitivo de 5 días laborales y 2 en los que intentan descansar de esos previos. Y, si todo va bien, a fin de mes no les falta ni pan ni techo, ni ropa ni salud. Teniendo en cuenta que somos más de 7 mil millones de personas a comportarnos más o menos de esta manera (o un poco menos, considerando el infortunio de quienes deben vivir otro tipo de vida por haber nacido o quedado fuera de este mecanismo repetitivo), es inevitable pensar que el mundo funciona en piloto automático, producto de un sistema.

Continuar leyendo…

Sudamérica, ese fenómeno – Parte 2

Cuando hablábamos el otro día de Sudamérica, mencionamos una tesis básica que de alguna manera, nos permite comprender aspectos de la realidad sociopolítica del subcontinente. Mencionamos ciertos factores institucionales que se repitieron en Sudamérica para permitir oscilaciones tales como el paso de una situación de inestabilidad presidencial, donde se pone en jaque a la principal característica del presidencialismo (la duración fija de los mandatos), a la emergencia de liderazgos personalistas que hacen de las debilidades institucionales y del sistema de partidos su fuente de poder, permitiendo un avasallamiento de los derechos y libertades de partes de la población.

Continuar leyendo…

Salvar vidas: ¿elegirías hacerlo? Explicando un mundo sin donantes

Dinamarca tenía un grave problema. Siendo un país altamente desarrollado, educado y con niveles de vida que cualquier otro país del mundo envidiaría, tenía ciudadanos muriendo todos los días por falta de donadores de órganos. Solo un 4,25% de la población estaba inscrita como donante. Incontables campañas, programas de educación, propaganda y nada daba resultado. Suecia alcanzaba un 85,9% de la población como donantes, por lo tanto era difícil sostener que eran factores culturales los que prevenían a la gente de Dinamarca donar voluntariamente. Cuando dos investigadores del “Center for Decision Sciences” de la Universidad de Columbia entraron a buscar las causas, se encontraron con motivos verdaderamente sorprendentes e inesperados que dejan entrever las falencias que existe en aquello que conocemos como razón y voluntad.

Continuar leyendo…

Sudamérica, ese fenómeno

Un origen común, varios intentos de constituirse, una realidad que se repite, en medio de dicotomías, a lo largo de toda la cordillera y hacia la línea marítima. En Latinoamérica, y aún más en la región Sur, la raíz política e histórica es una. La colonización hispánica, con el consecuente saqueo y extracción de recursos, y la configuración de un esquema de poder que se mantuvo con la independencia y emancipación, al menos política, que el continente atravesó durante el siglo XIX, es un factor común de indudable peso en la explicación del escenario actual. Por otro lado, la dependencia se mantuvo en lo económico y productivo, mientras que la desigualdad social se acentuaba. Hoy, nuestro continente quiere ser protagonista global y pugna por alzarse como aquel actor que pudo y quiere ser. En el siglo XIX, sin embargo, la perspectiva era otra.

La génesis política

 

La llama encendida por los revolucionarios franceses y norteamericanos prendió entre las élites ilustradas del continente. Bajo el pretexto de preservar la autonomía mientras el imperio napoleónico se hacía con el poder de las coronas europeas, Latinoamérica se levantó en luchas y gestas por la independencia. Continuar leyendo…

¿Nos aliamos o nos alienamos?

salvesequienpuedaVivimos tiempos en los que la humanidad pareciera moverse al sonido de “sálvese quien pueda” y donde el egoísmo como antivalor muchas veces predomina ante el compañerismo, la solidaridad y el amor al prójimo. La esperanza de vivir en un  mundo mucho más inclusivo y multipolar se asoma como un hecho no aislado que debe ser fortalecido con acciones, con palabras, haciendo lo que según nuestro sistema de creencias es correcto y asumiendo las consecuencias de nuestros actos, desde lo individual a lo colectivo. Es en este sentido hacia donde debe apuntalar nuestro quehacer diario, es decir, a mantener  una actitud permanente de servicio hacia el trabajo, la familia, o cualquier ámbito de nuestras vidas.

Continuar leyendo…

Actos terroristas: ¿qué podemos hacer?

El ataque terrorista sucedido hace algunos días en Charlie Hebdo está en boca de todos. Ya sea para repudiar la violencia, repudiar a los musulmanes, defender a los musulmanes no extremistas, defender la libertad de expresión, y/o comentar las publicaciones de la revista. Se han elaborado distintas teorías: que los musulmanes buscan acabar con el mundo occidental, que los radicales se ofendieron con los retratos satíricos del profeta Mohammed, que los radicales terroristas buscan mediante el ataque generar Islamofobia para ganar más adeptos, etc etc etc.

Continuar leyendo…