Sociedad

Juguemos juntos

Cuando era chica, me acuerdo que para un cumpleaños, el de siete u ocho años, fui a la juguetería con mamá y papá a elegir mi regalo. Eran esas épocas donde era aburrido que te regalen ropa, y nada superaba ese viaje a la juguetería y a esos pasillos interminables llenos de diversión en potencia.

Por esos años no sé si quería ser bióloga marina o científica loca (énfasis en la palabra “loca”, porque era la parte importante del título!), pero yo buscaba en ese viaje un microscopio. Mirando hacia atrás la juguetería no era el mejor lugar para encontrarlo! Recorriendo los pasillos finalmente lo encontré, pero como suele pasar con todo lo que uno encuentra en una juguetería, era un juguete.

Sin decepcionarme seguí mirando alrededor y lo encontré. El regalo perfecto. Una caja que era casi tan grande como yo y decía con letras grandes: QUÍMICA. Cuando lo compré me sentía gigante, me imaginaba transformando mi casa en un laboratorio increíble. Cada vez que jugué sentí que lo había logrado. Las horas que pasé con ese set de química son incontables.

Lo que en ese momento me pasó desapercibida, es que la caja además de decir QUÍMICA con colores brillantes y llamativos, tenía un decorado con todos elementos de laboratorios, nada más. Al costado, chiquito, tenía la edad a partir de la cual era recomendable jugar. El detalle, más allá del número, era que había una nena y un nene al lado del número.

A medida que fui creciendo y dejando atrás los juguetes empecé a prestarle más atención a los anuncios en sí. Las cocinitas, la caja registradora, la lavandería…el juguete que toda nena quiere para esta navidad. El taller mecánico, los autos, la caja de herramientas, infaltable para el hombrecito de la casa.

Uno a veces no se da cuenta el impacto que puede tener sobre los niños. Si desde tan chico le hacen creer que hay que jugar con algo porque es de “nena” o “nene”, ese niño después crece pensando que en la vida hay cosas de “nene” o “nena”. Pensando que sus decisiones tienen que estar tomadas desde la perspectiva que corresponda, incluyendo obviamente, qué estudiar luego del secundario.

Muchas veces la escuela no ayuda. Si a una chica le va bien matemáticas, “es impresionante” y si a un chico le cuesta literatura o lengua, “es natural”. Porque a los chicos generalmente les va bien en las ciencias y a las chicas en las materias más blandas. Si habré escuchado eso en conversaciones entre madres.

El mundo de la ciencia es percibido como un mundo de hombres, y si así lo fuera porque simplemente pasa, perfecto. Sin embargo, la realidad es que desde chicos, se ilustran las carreras científicas como difíciles, laboriosas, con habilidades manuales. En consecuencia, los más fomentados a seguirlas son chicos, porque es riesgoso para una chica.

Tomemos conciencia sobre el impacto que tenemos sobre los niños y pensemos antes de hablar. De lo contrario, seguimos criando futuros adultos que piensan que el lugar natural de una mujer es la cocina mientras que es encantador que un chico cocine. Seguimos alimentando una sociedad donde es “sorprendente” que una mujer siga una carrera en las ciencias. Y aún más importante, los condicionamos desde chicos sobre qué está bien para ellos aspirar.

Me gustaría que el día de mañana si tengo hijos, crezcan en un mundo donde no se sientan una minoría por ser mujer en un aula llena de hombres o viceversa. Me gustaría que si algún día tengo una hija y decide estudiar ingeniería como la madre, la primera pregunta que le hagan no sea: “Ah, está lleno de chicos! ¿Para cuando el novio?”.

Ese cambio arranca en los hogares y lo continuamos todos como sociedad. Jugando ellos aprenden. Aprendamos a dejarlos jugar.

 

El éxito y el poder de un mentor

“Y pregúntale a cualquier persona exitosa cómo llegó a donde está hoy, las chances son que te contarán sobre un mentor que tuvieron en algún momento a lo largo del camino.” – Barack Obama[1]

Las personas somos seres complejos pero en gran parte nos definimos por nuestro entorno y aspiraciones. Tener claras nuestras aspiraciones, es el primer paso hacia el éxito, porque a partir de ese momento uno puede trabajar para cumplir aquellos anhelos.

Hoy, mirando hacia atrás, habiendo recorrido una carrera universitaria y con mis primeras experiencias profesionales, estoy convencida que un mentor puede ayudar a derribar obstáculos.  La primera vez que me encontré con un mentor formalmente fue durante mi participación en el equipo del SABF y siempre voy a estar agradecida por su dedicación.

Un mentor es una herramienta para mejorar las habilidades personales y profesionales.  Ayuda a ser consciente sobre las fortalezas y debilidades personales para poder alinearse hacia sus objetivos. Te inspira y da más confianza para afrontar los desafíos. Lo más importante es estar abierto a recibir consejo y estar dispuesto a trabajar sobre ello.

Lo esencial para encontrar un mentor es animarse a acercarse a las personas y, para tomar el mayor provecho de la relación, uno tiene que ser sincero respecto a sus objetivos personales y profesionales.

Sin lugar a duda, si buscás el consejo de un mentor ganarás oportunidades para conocer personas interesantes y enriquecer tus experiencias. Siempre está abierto a dispensar consejo, las personas son sorprendentes!

#SABF2016 – Día 1

El primer día de la 12ma. Edición de SABF fue el punto de partida para explorar los conceptos claves de la conferencia. Te presentamos un breve repaso de lo que pasó en cada instancia.

Apertura

Los co directores, Matías Buscaglia y Sofía Fraga realizaron la bienvenida oficial en la mañana del primer día del SABF y luego dejaron el lugar a José Luis Roces, Rector del ITBA. Como parte de la apertura institucional, destacó algunas características del SABF: en primer lugar, la continuidad que ha alcanzado como institución a lo largo de estos doce años y en segundo, el creciente interés que las temáticas que propone generan alrededor del mundo, traducido en las 36 nacionalidades que componen al total de participantes.

El tema de esta edición, “Una conversación entre fronteras”, también motivó una reflexión interesante por parte de Roces. Mucho se habla del papel de la tecnología para resolver los problemas complejos del mundo, pero sin diálogo previo, no hay forma de que pueda ser posible. Además, para el mundo fragmentado que existe hoy es necesario recurrir a la inteligencia colectiva.

  1. Plenaria: La comunidad árabe en Israel: una nueva agenda civil

La primera en tomar la temática del diálogo y aplicarla a su realidad fue Ghaida Rinawie Zoabi. La Directora General del Injaz Center for Professional Arab Local Governance destacó los esfuerzos que están realizando las nuevas generaciones de ciudadanos de Israel, de diversas religiones, en pos del objetivo de la paz. Haciendo foco en la necesidad de que la democracia sea real e incluya a los ciudadanos más allá de su religión y contemple los derechos de todos, el diálogo se eligió como la primer alternativa y respuesta a un mundo en conflicto.

El concepto de ciudadanía común, llenado de nuevo contenido, podría generar un sentimiento que trasciende la conflictividad reinante.  

  1. Panel: Fanatismo y Religión

A media mañana, el diálogo tantas veces mencionado fue encarnado en el panel interreligioso que convocó a un sacerdote católico, una rabina y el director del Instituto del Islam para la paz. Claudio Omar Uassouf, Fernando Chinnici y Silvina Chemen accedieron a contestar las preguntas lideradas por Félix Peña.

El título del panel (“Fanatismo y religión”), fue puesto en jaque por Chemen, quien destacó el peligro que supone seguir vinculando estos términos sin hacer una crítica de lo que significWhatsApp Image 2016-08-05 at 10.57.31a en sí el fanatismo, concepto al que Chinnici defendió siempre que contemple al prójimo. “Soy fanático, sí, de ver al otro, de empatizar, pero estamos en el mundo del Je Suis-centrismo”, argumentó, en contra de las diversas campañas globales que posicionan cuestiones localistas y no favorecen la empatía entre los diversos actores.  

Con un llamado a militar por la causa humana y al diálogo en confianza y unidad, Silvina Chemen (una de las once rabinas en todo Latinoamérica), reflexionó acerca de los peligros que supone el mal llamado diálogo que no es más que un monólogo entre dos. Sin un diálogo que confíe en la mirada ajena y acepte aprender del interlocutor, no hay posibilidad de generar cambios positivos.

  1. Plenaria:  El verdadero significado del siglo XXI

“¿Quién es el dueño del futuro?”, fue la pregunta con la que Ailson J. De Moraes interpeló al auditorio. Para poder responderla, planteó diferentes realidades a partir de algunos pilares. Por ejemplo, actualmente el capital de muchas empresas supera el PBI de países enteros, y en el futuro, habrá personas que se convertirán en supermillonarios en menos de 10 años, mientras la mitad de la población será de clase media. La superpoblación del mundo será un problema social, mientras que los cambios tecnológicos a gran velocidad irán por delante de la capacidad de adaptación de los gobiernos.

Esto demuestra lo complejo de este mundo en el cual estamos todos conectados. El siglo 21 es una época increíble para el desarrollo tecnológico pero esta situación extrema las cuestiones sociales. La excesiva burocracia y la corrupción son parte de este desfase. Se pone en evidencia “la ceguera del poder” sufrida por la mayoría de los gobiernos, que es la búsqueda de soluciones a corto plazo.

“No hay que esperar mucho de los gobiernos, el cambio arranca desde uno. Hay que ser más humildes lo suficiente como para poder incorporar en nuestros países ideas de otros, pero al mismo tiempo no perder el nacionalismo.”

  1. Emprendedurismo social: la nueva vía de la tecnología humana

La tercera plenaria estuvo a cargo de Jorge “Yoyo” Riva, co-fundador y director de Socialab Argentina. Su disertación comenzó con imágenes que ilustraban fuertes desigualdades sociales. Socialab propone mirar algunos de estos problemas como una oportunidad de generar soluciones innovadoras basadas en la ciencia, la matemática y la tecnología.
Incluyeme.com.ar es un ejemplo de empresa que busca llevar este concepto a la realidad. Operando en 6 países latinoamericanos, este portal de empleo inclusivo ayuda a personas con discapacidad a conseguir trabajo. Otro ejemplo es el de Malariaspot.org, que ha logrado aumentar entre dos y tres veces la cantidad de gente que se realiza diagnósticos de malaria, desarrollando un juego que habilita a niños a detectar la enfermedad online. El punto de partida fue simple: mil millones de personas juegan de forma habitual a videojuegos y miles de personas mueren diariamente porque su enfermedad ni siquiera ha podido ser diagnosticada. ¿Qué pasaría si uniéramos esos dos mundos?
Paula Cardenau también participó de esta plenaria. La cofundadora y directora de Njambre enfatizó la diferencia entre una ONG y una empresa social. Para ejemplificarlo, contó acerca de la misión de Mamá Grande, una empresa social que busca producir bioplástico al mismo tiempo que reduce la contaminación del agua. También nos presentó a umana, una iniciativa que busca unir médicos con pacientes, brindado a miles de personas acceso a una calidad de atención que, como todas estos proyectos, sin creatividad y colaboración no serían posibles.

  1. Educación emocional: un cambio de paradigma en el sistema educativo

En la tercera ponencia, Lucas Malaisi, Presidente  de la Fundación para la Educación Emocional Argentina, planteó la necesidad de un cambio paradigmático en la educación, para incorporar la educación emocional. Uno de los principales problemas actuales es la relación que existe entre la calidad educativa y las las emociones del maestro y de los alumnos. Malaisi trabaja sobre técnicas y modalidades de trabajo para generar la concientización de las emociones y la capacidad de trabajar sobre ellas, a partir de cinco pilares: los estudiantes, los docentes, escuela para padres, políticas educativas a nivel macro y las relaciones interpersonales.

En el proceso de aprendizaje hay dos estados clave de emociones: creativo y defensivo. Ambos se  alimentan de lo que llamó “nutrición emocional”, una pirámide cuya base es el amor y en su extremo superior se encuentra el placer.

Aplicar este modelo en la aulas tiene beneficios evidentes y comprobados científicamente, aunque tienen un impacto sea a mediano y largo plazo. Malaisi planteó el objetivo de crear una ley de educación emocional, con un enfoque sistémico, sustentable y permanente para que pueda llegar a toda la población.  

  1. Conclusiones

Diego Luzuriaga fue nuevamente el responsable de sintetizar y unir todas las ponencias del primer día, y para esto utilizó la metáfora de un fractal. Un fractal es una forma que se repite indeterminadamente hasta el infinito. ¿Cuál es el común denominador? Surge del hombre. ¿Por qué fragmentamos al mundo? Eso es lo que hay que descubrir. Encontrar el fractal que nos hace disociar con nosotros mismos.

WhatsApp Image 2016-08-05 at 19.16.56Uno de los ejemplos en donde puede verse un fractal social es cuando en la opresión de la lucha de clases, los países grandes y ricos presionan a los más pequeños y menos desarrollados, pero a la vez, dentro de la sociedad de cada uno de esos países se repite ese patrón en donde los ricos y grandes dominan. Pero la lucha de clases no es una cosa del norte versus sur, ni de rivalidad entre países. La lucha es entre personas, entre los hombres. Todos sentimos el mismo dolor, más allá de la religión, ideologías o extracción social: el dolor, es dolor del hombre.

El verdadero fractal es que todo lo que sucede afuera es lo mismo que sucede con nosotros mismos.  El mundo que vemos es un reflejo en el cual nos vemos a nosotros mismos. En este sentido, para poder generar mayores lazos sociales cruzando puentes hay que cruzar los propios puentes primeros, los que dependen de nuestra personalidad. Para eso, hay que hacer algo todos los días.

 

 

¿Y si hacemos que todo el mundo ande en pijamas por la calle?

Entrevista a Augusto Mustafá, creador de Elepants

 

Después de un día agotador en el trabajo o en la facultad, llegas a casa con ganas de lanzarte en tu cama, encender el televisor, agarrar algo fresco de la heladera y tirar lejos tu ropa para ponerte tu prenda favorita. La pregunta es, ¿por qué esperar hasta terminar el día para estar cómodo cuando podrías estarlo cuando quieras?

Esto mismo se planteó Augusto Mustafá, creador de Elepants, una empresa argentina de pantalones escoceses o tipo pijama. Él utilizaba este estilo de pantalón cuando se le antojaba sin importar la actividad u hora del día, ya fuera después de sus prácticas de rugby o cuando salía de fiesta por las noches. Muchas veces recibió críticas por parte de sus pares. Lo tildaban de “ridículo” y fue esto lo que lo motivó a llevar este estilo al siguiente nivel. “Haré que todo el mundo los use”, fue su respuesta. IMG-20160718-WA0021.jpg

 

“No quiero el negocio familiar, quiero algo propio”

Después de terminar el colegio, Augusto (23) empezó a trabajar en la empresa de su familia, pero esto no llenaba al cien por ciento sus días. “Yo quería hacer algo personal, que me conocieran por mérito propio. Quería romper el estereotipo de lo que hay que usar o no en la calle”, cuenta. Fue así como a sus 19 años, sin conocimiento alguno de vestuario ni ventas, consiguió telas y talleres para confeccionar sus famosos pantalones a cuadrados. Comenzó vendiendo a sus amigos y conocidos a través de las redes sociales y usando su casa como tienda, pero al poco tiempo esta moda se expandió a otros sectores y la demanda aumentó. Al año y medio de esto, se asoció con un amigo y junto a un empleado fundaron “Elepants”. “Trabajábamos de ocho de la mañana hasta las diez de la noche de lunes a lunes. Tenía ganas de darle vida a esto ya que tenía una muy buena respuesta, pero se necesitaba de mucha dedicación para lograrlo”, comenta Augusto o “Tito” como lo llaman sus amigos.

 

¿Cómo pensar en grande siendo tan chicos?

Como el negocio iba viento en popa, el equipo de trabajo también se amplió. La base del emprendimiento es ser una empresa de jóvenes para jóvenes, siendo 27 años el promedio de edad de los empleados. Con el tiempo fueron aprendiendo a responder acorde a las exigencias de lo que supone ser una marca de moda y le dieron la importancia de reunirse una vez a la semana con objetivos por equipo y área, con distintas metodologías de organización y, por sobre todo, que cada sector fuera dueño de sus proyectos. “Tuve que aprender a delegar, a no tener que estar en todos lados y a liderar equipos con gente profesional y más capacitada que yo”, indica Augusto.IMG-20160718-WA0022.jpg

Actualmente, Elepants cuenta con 43 empleados y 100 puntos de venta en todo Argentina, y este año se abrió al mercado paraguayo. En total hay alrededor de 200.000 “Elepants” dando vueltas por el mundo. La empresa se está acomodando y armando equipos para expandirse internacionalmente. “Una persona que tiene voluntad y ganas, puede lograr todo lo que quiera. Hay que preguntar, averiguar, equivocarse siempre, aprender de los errores… el problema es cuando uno tropieza con la misma piedra”, agrega Augusto.

Continuar leyendo…

El desafío de las marcas para llamar nuestra atención en la era del mobile

Si te preguntan qué papel desempeña el smartphone en tu vida diaria, ¿qué dirías? Si la respuesta es “Me ayuda a organizar mis cosas”, “Es mi salvavidas”, o “No me puedo despegar de él”, no te sientas el único porque estas fueron las frases que varios utilizaron cuando se les consultó acerca de su relación con el teléfono para un estudio de Google. ¿Formas parte de ese 30% que admite sentirse “ansioso” si no lleva el celular consigo (1) o eres uno de aquellos (68%) que también asegura revisar su celular dentro de los primeros 15 minutos después de despertarse por la mañana? (2)

No es ningún secreto que los dispositivos móviles cambiaron nuestro comportamiento y hábitos diarios. Están presentes en cada instante y su función final ya no es sólo para comunicarnos con otros, sino que también nos facilitan y entretienen la vida. Durante el día realizamos muchas actividades con nuestros smartphones, como enviar un e-mail de trabajo antes de sacar plata en un cajero, publicar una foto en alguna red social mientras almuerzas o mandarle un mensaje a un amigo para avisarle que llegarás tarde. Pero estas interacciones son personales y cuando las realizamos no buscamos participar con las marcas. Si una marca intentara entrometerse con un mensaje poco relevante, lo más probable es que terminaría eliminado.

En Argentina, un usuario promedio suele revisar 224 veces al día su celular dedicándole 177 minutos, significando que nuestras sesiones en el teléfono no promedian más de dos minutos, pero lo hacemos varias decenas de veces al día (3). Hay mucha oportunidad para las marcas en estas interacciones y su tarea es diferenciar cuáles son los momentos en que más estamos dispuestos a conectarnos con ellas y que nos transmitan su mensaje. Para Tim Bayne, ECD de la reconocida agencia creativa BBDO en New York, el desafío central de las marcas en esta nueva era mobile es saber contar una historia y que los usuarios no sientan que están viendo un anuncio, sino un relato atractivo y se recuerde la marca inconscientemente. (4) Continuar leyendo…

Elecciones 2015: Democracia en Argentina

El 2015 es un año electoral. Los argentinos sometemos a la votación popular los destinos de nuestro país y con ello el de más de cuarenta millones de personas.

Estas elecciones son expresión de un sistema democrático, de elección de los gobernantes por parte de los gobernados, como ocurre en la mayor parte del mundo occidental y en algunas excepciones fuera de este.

 ¿Pero qué es lo que se considera democracia?

 ¿El término que le dio origen es igualmente aplicable al sistema que conocemos hoy?

 Podemos comenzar diciendo que en parte no. La democracia griega, o el gobierno del pueblo, no corresponde a nuestra definición actual de gobierno popular. Sólo por mencionar, en la antigua Hélade no todos los habitantes eran considerados ciudadanos (con derechos políticos) y una mayoría de la población era esclava. Por otra parte, aquellos que gozaban de derechos políticos debían asumirlos como un deber en el ágora o la arena política.


Continuar leyendo…

#NiUnaMenos

Desde su casa a usted, lector, lo invito a reflexionar un momento conmigo. ¿Estuvo viendo las noticias argentinas esta semana? ¿Qué me dice del último mes? Muchas cosas pasaron: el dólar bajó, subió, dio un par de vueltas en el aire; criticaron a algún político por hablar demás o por hablar de menos, en fin…noticias de siempre. ¿Sabe cuál fue otra noticia recurrente? Que hallaron muerta a una chica. Qué feo decirlo con tanta liviandad “mataron a otra chica”, se siente lejano y cerca a la vez, lejos porque no tuve la desgracia de que le pasara a alguien cercano a mí, ni a mi misma y cercano porque eso no descarta que mañana me pase…

Continuar leyendo…

El secreto en la supervivencia de toda organización

¿Te interesa saber porqué algunas organizaciones perduran en el tiempo y otras no?

Para que una organización, sea cual fuera su naturaleza, exista y alcance sus objetivos es necesaria la satisfacción de un cierto nivel mínimo de motivaciones de las personas que forman parte de ella.

Estas motivaciones pueden ser tanto externas, es decir motivos extrínsecos como internas, o motivos intrínsecos y trascendentes según lo postulado en el libro Liderazgo, de Juan Antonio Pérez López.

Continuar leyendo…

Retando el futuro, desafiando nuestro presente

He participado en muchas conferencias y eventos en donde me dijeron, siendo joven, que la juventud “es el futuro”. Esta frase no sólo deja de lado sino que también subestima las actividades y acciones de la juventud en “nuestro presente”. De hecho, desde pequeña ya estaba trabajando como voluntaria para transformar mi comunidad local, con diferentes iniciativas para alcanzar un ambiente urbano más sustentable y conseguir un cambio en la conciencia ambiental a través de acciones simples y específicas. Luego, escucho esa frase un tanto desafortunada y me pregunto: ¿por qué las personas llaman a nuestra generación “el futuro” si también estamos comprometidos en transformar nuestro presente?

Continuar leyendo…

Cómo comprar jabón ayuda a combatir la pobreza

El lunes 4 de mayo presencié una devolución sobre el último informe del Banco Mundial sobre economía y comportamiento en el marco de desarrollo de  políticas públicas para América Latina. En esta presentación estuvieron presentes el Director del Banco Mundial para Argentina, la economista Anna Fruttero del mismo banco y el Dr. Facundo Manes. A continuación, el resumen de la interesante exposición sobre cómo implementar políticas públicas más eficientes.

Anna Fruttero, co-autora del nuevo Informe sobre Desarrollo Mundial 2015: Mente, sociedad y conducta,  explica que prestar atención a cómo piensan los seres humanos y cómo el entorno influye en sus decisiones, permite mejorar el diseño y la implementación de las políticas de desarrollo en todo el mundo.

Continuar leyendo…