Sin categoría

Cómo el SABF me ayudó en el estudio y en el aprendizaje

Lo grandioso del SABF es su gran Comunidad. Punto. Todo es posible gracias al arduo trabajo de muchas personas. Y el SABF también nuclea a una gran cantidad de mentes, es un “imán” que atrae a aquellos que tienen mucho por dar y recibir. Es una muy linda experiencia. Esta entrada trató de amoldarse también a los temas de entradas previas en este blog (el mentoreo y el área de aprender y resolver problemas).

Yo fui miembro del equipo organizador del SABF 2016. Algo genial es que uno cuenta con un programa de mentoreo, entre otras muchas cosas, eso es, una persona dedicada exclusivamente para hablar cosas de la vida cotidiana en general. Algo que me percato fue en no tomar provecho suficiente de tal programa. Solamente me reuní una vez con mi mentor, y si bien hice muchas preguntas y aprendí mucho, al no organizarme durante mi cursada de facultad, básicamente me fue imposible seguirme juntando. Aprendí del error y por suerte tuve una segunda oportunidad. En agosto del año pasado, durante la conferencia, los 3 días más importante del SABF, me encontré con Esteban, quien fue uno de los organizadores del SABF 2011. Él estuvo en el mismo departamento que yo, en Information Technology (IT). Le conté que estaba teniendo problemas en el ámbito de la programación, que me costaba resolver problemas de programación; pasar del problema al papel o a la computadora era mi mayor problema, no una cuestión de sintaxis. Tibi, como lo conocen, me contó que tenías ganas de realizar un programa de mentoreo, codear al lado de otra persona, y de paso también aprender por su parte. Y yo quise participar. Junto a Yemel (Yimi), uno de los inductores del departamento de IT, que también tenía ganas de organizar esto con Tibi, empecé a juntarme una vez por semana en Voltaire y aprendía cada vez más. Este aprendizaje me ayudó a sacarme el miedo que tenía en resolver problemas relacionados a la programación y encararlos con mayor facilidad, como también a aprobar la materia de programación (donde obtuve un promedio de 9,25). Voltaire es un espacio de coworking donde trabajan varias personas y start-ups. ¡Pero también es una comunidad, donde obtuve ayuda de muchos y pasé muy buenos ratos!

Unos de los mandamientos de Warren Buffett es que te rodees de aquellas personas que admiras y que quieres ser. Creo que el mentoreo es una de las mejores cosas, ya que es una retroalimentación en ambos sentidos. También, el rol que tiene la universidad es importante, ya que trata de facilitarnos el ámbito de resolver problemas (una de los campos más importantes para ser un ingeniero) y una vez más, de fortalecernos intelectual y socialmente a través de estas extraordinarias comunidades (¡y también acercándolas!) 😊

Y tú, ¿qué esperas por unirte a una organización estudiantil en tu facultad o universidad? Hay muchas universidades que tienen en su checklist “participar en alguna organización”.

La encrucijada europea: ampliación y Brexit

El proceso de incorporación de un Estado a la Unión Europea es complejo y prolongado. La salida parecería serlo, de igual modo, aunque no existe precedente alguno. La admisión requiere la aplicación de los criterios de Copenhague que se resumen en instituciones democráticas estables, estado de derecho, economía de mercado y la aceptación de la legislación europea. Tales requisitos no parecen fáciles de cumplir por muchos de los candidatos. Por más obvio que parezca la admisión de un nuevo Estado requiere que el mismo sea europeo. Antecedente de esto es la fallida solicitud de adhesión del Reino de Marruecos en 1987 a la Comunidad Europea.

Dentro del actual universo de candidatos a la incorporación como miembros debemos hacer una diferencia entre los candidatos oficiales que se encuentran en proceso de negociación o a la espera de iniciarlas, como lo son Turquía (que cumple pocos de los requisitos del compromiso por lo cual su candidatura avanza a paso glacial desde 2005 y que vista la realidad política actual no puede vislumbrarse un cambio de la situación en el corto o mediano plazo), Montenegro (desde 2005), Serbia (desde 2012), Macedonia (desde 2005) y Albania (desde 2003) y candidatos potenciales con o sin solicitud formal presentada como Bosnia y Herzegovina y Kosovo.

La Unión Europea ha recorrido un largo y complejo camino desde la Comunidad Europea del carbón y el acero de los años 50 hasta el tratado de  Lisboa generando una reglamentación estricta y necesaria para su continua ampliación. Pero esto no debe ser lo único a tener en cuenta.

No debe de perderse los valores fundacionales de la Unión cuyas bases constituyen el alma de la Europa de hoy en día. La Unión Europea fue concebida más allá de la integración económica desde un criterio moral y a partir de las cenizas de dos guerras mundiales que cambiaron la historia y configuración del mundo. Son los principios humanistas y democráticos de Konrad Adenaeur, Jean Monnet, Alcide de Gasperini, Robert Schuman entre muchos otros los que deben guiar el devenir de la Unión.

La Unión Europea representa un caso único de integración en la historia mundial que ha establecido paz y prosperidad en un continente golpeado por las luchas de predominancia y hegemonía en los últimos 500 años.

La salida del Reino Unido es asimismo una nueva oportunidad para avanzar hacia una integración más plena y un concepto de Europa más integral. La misión de la Unión no debe verse limitada frente al criterio de incorporación de miembros ni disminuida en cuanto a objetivos en base a la falta de compromiso de los estados actuales o potenciales miembros.

La Unión Europea es una entidad abierta a los estados europeos pero no tiene por ello una misión ecuménica en el viejo continente. Quienes puedan comprometerse con los valores fundacionales de la Unión y quieran correr el riesgo de una integración plena serán aquellos que deberían gozar de los beneficios y virtudes que 50 años de integración han cosechado.

El futuro de Europa depende de ello. De no perderse ante el paradigma de creer que más cantidad es mejor sino que quienes puedan comprometerse convencidamente con los principios y valores europeos sean aquellos llamados a ser parte de la integración europea.

Lo que un día fue una utopía hoy es una realidad. Su futuro depende de la integridad con los principios de su alma fundacional, aquellos sembrados en la cenizas de la Segunda Guerra Mundial, y presentes en el imaginario de todo los europeos desde mucho tiempo antes.

“Un día llegará en el que las bombas serán reemplazadas por el venerable arbitraje de un Senado soberano que será para Europa lo que la Asamblea es para Francia. Un día vendrá en que habrá dos grupos inmensos, los Estados Unidos de América y los Estados Unidos de Europa, situados uno frente al otro y se tenderán la mano sobre el mar. En el siglo XX habrá una nación extraordinaria que tendrá por capital París pero no se llamará Francia, sino Europa. Se llamará Europa en el siglo XX y en los siguientes y aún transfigurada se llamará Humanidad”.

Victor Hugo, Congreso de Paris de 1849. Discours d’ouverture, congrès de la paix

Progreso social superficial

¿Qué tal si todo nuestro progreso relacionado con derechos humanos, racismo, igualdad de género y derechos de las minorías de las últimas décadas fuese una gran mentira? Se me ocurre que tal vez lo sea. Siempre me consideré como alguien que ve el vaso mitad lleno, que vio a nuestra raza en constante progreso y mejora. Esto puede ser cierto, pero sólo a nivel muy superficial.

El verdadero cambio no se nota en lo que vemos y expresamos. Es más complicado, no puede ser medido por estadísticas de ONGs o entidades privadas o gubernamentales. El progreso real es algo intangible. Sólo se lo puede medir en nuestras propias conciencias, es nuestra voz interna que nos dice qué está bien o mal. Es aquello en lo que realmente creemos, lo que nos hace aceptar o amar a personas de diferente raza, género o preferencia sexual sin importar qué, porque son un ser humano como uno.

Es por esto que nuestro progreso es, en gran medida, superficial. No digo que no se haya hecho un progreso real, por supuesto que se hizo. Sin embargo, ciertos eventos nos muestran lo superfluo que fue: cómo cambiamos solamente la ética en nuestras sociedades, el código que dice qué está bien y qué está mal. Si sos racista, la gente te va a despreciar. Si golpeás a tu esposa o acosás sexualmente a tu secretaria, vas a ir preso. Pero eso no es un cambio real. La mentalidad no cambia, sólo cambia la noción de qué está bien o mal para la sociedad, y ese es el gran problema.

Intuyo que es por esto que ganó Donald Trump. Sí, un tipo racista, misógino, homofóbico, y probablemente con carencia de pensamiento crítico por negar el cambio climático. Entre otras cosas, pasó el Brexit, el partido neonazi entró al parlamento en Grecia y en Austria, y Le Pen es la candidata preferida en Francia. Estos eventos sucedieron gracias a la genialidad de la gente detrás de ellos, que entendió lo antes explicado y lo usó en su ventaja. Ellos apuntaron a las masas que sólo habían modificado sus posiciones a nivel superficial. Estas personas convirtieron a lo no ético en ético nuevamente.   

Todos aquellos que creyeran en algo pero no lo pudiesen expresar por nuestro progreso superficial pudieron alzar sus voces nuevamente gracias a estos personajes. Y entonces el racismo, sexismo, homofobia, islamofobia y xenofobia inundaron nuevamente nuestras sociedades y nuestras calles.

Mi madre una vez me contó que hay una famosa frase que dice “Cada pueblo tiene el gobierno que merece”. Luego, la corrigió: “Cada pueblo tiene el gobierno al que se le parece”. Y tenía razón. El Brexit y Donald Trump nos mostraron que un gran porcentaje de nuestra sociedad nunca dejó de discriminar y estar lleno de odio hacia el prójimo. Todos estos eventos nos muestran cómo el nacionalismo populista sigue siendo una gran manera de ganar elecciones, cómo el odio es una herramienta poderosa para mover multitudes.

Otro problema que facilita que extremistas de ultraderecha tengan tal cantidad de poder alrededor del mundo es la población apolítica. Por ejemplo, en EEUU el 43% del padrón electoral decidió no votar. En el Reino Unido un 28% del padrón también se abstuvo. Podría pensarse que a una gran cantidad de los adultos no les importa el futuro de su país. La gran diferencia de porcentaje entre el Reino Unido y EEUU se debería a que EEUU sufrió del fenómeno de votar al “menor de dos males”, aumentando el margen de no votantes. ¿Cómo puede ser que esto suceda en el siglo 21? Teniendo internet e información al alcance de la mano, podemos buscar fácilmente qué candidato se alinea mejor con nuestros intereses y nuestra manera de pensar. Podemos ver sus declaraciones, su agenda política, su equipo político, hasta incluso qué dijeron 10 años atrás y cómo cambiaron sus puntos de vista y por qué.

Es un hecho conocido, gracias a muchas entidades de estadísticas, que las tasas de discriminación en escuelas y los mensajes de odio hacia miembros de las comunidades musulmana y LGBT tuvieron un pico durante la campaña de Trump. Sí, durante la campaña, antes de que ganara. Esto muestra cuánto impacta el discurso de un candidato, e incluso más el de un presidente, a la población. La inestabilidad económica y la recesión utilizan a líderes políticos como chivos expiatorios. Éstos son una ilusión, una respuesta imaginaria a problemas complejos. Esto no es noticia, a lo largo del siglo 20 oradores populistas han generado odio en muchos países a través de la creación de enemigos imaginarios para que la gente pudiera odiarlos y así olvidarse de otros problemas reales. Hitler tenía a los judíos, Chávez a EEUU. ¿Por qué no podría entonces Trump tener a los musulmanes, los mexicanos y China? ¿A quién no le gustaría que nuestros problemas más complicados se resolvieran con alguna de estas simples soluciones que aportan los oradores populistas? Lamentablemente, el mundo no funciona así.

Sólo 492,306 de 3,806,471 personas entre 18 y 24 años de edad votaron en el referéndum para el Brexit de la UE. ¡Eso es sólo un 36%! Las ideas son cruciales para efectuar un cambio real, pero la ejecución es el factor clave. Las personas que tienen entre 18 y 29 años conforman el 20% de los votantes, eso es un gran porcentaje. Definitivamente deberíamos usar nuestro poder de voto. Fuimos criados en una sociedad más avanzada, con menos xenofobia, racismo y homofobia. Los jóvenes tienen que entender cómo pueden hacer un cambio con sólo presentarse. ¿Por qué perder entonces a este gran 20%, que puede pelear contra todos esos aspectos negativos? No podemos permanecer sentados.

¿Estamos entonces condenados? ¿Deberíamos abandonar nuestros ideales de progreso real y aceptar esta ola de odio que está inundándonos? Absolutamente no. Este es el mejor momento, mejor que antes jamás, para recordar un pensamiento clave: ningún candidato presidencial, ni diario, ni ley contra la inmigración, ni partido extremista de ultraderecha puede determinar cómo vivimos nuestras vidas. No representan a la totalidad de nosotros, son sólo leyes y gente que fueron votadas en un sistema fraudulento, que van a cambiar en cuestión de años. Vivimos con un gobierno representativo que muchas veces es confundido con la democracia que fuera establecida 2500 años atrás en la Grecia antigua, pero ese va a ser un tema para otra ocasión. Este Odio sólo se refleja en nuestras vidas diarias si lo dejamos pasar, si optamos por ignorarlo cuando nos rodea. Recuerden que siempre pueden elegir entre aceptar lo que venga, o combatirlo con empatía.

Ahora más que nunca debemos forzar a nuestras mentes a hacer un cambio realmente consciente para lograr un progreso real. Debemos luchar contra este pasado de extremismos y odio que vuelve a perseguirnos nuevamente. Creo que la historia humana no es tan cíclica como algunos piensan, y esta ola de odio puede ser dejada atrás, así como se olvidan las viejas noticias, para lograr un futuro más próspero y brillante. Steven Pinker, un famoso psicólogo, escribió un libro titulado “Los Mejores Ángeles de Nuestra Naturaleza: Por qué Decayó la Violencia (The Better Angels of Our Nature: Why Violence Has Declined)”. Este libro estudia que el rasgo más importante que marcó nuestro éxito como raza fue la colaboración colectiva. La mente humana descubrió miles de años atrás que es más fácil entender, colaborar y amar que odiar y discriminar. Entonces… ¿por qué molestarnos con este sinsentido?

#SABF2016 – Día 2 [Parte 1]

El segundo día del SABF se caracteriza por la intensa actividad y los diversos formatos y espacios de interacción que presenta.

La primera instancia, la de Ponencias Estudiantiles, permite que los estudiantes con ensayos destacados presenten sus ideas y las confronten con el resto de los participantes.

Shinelle Bayrd – “La felicidad – un tema para conversar”

Maximilian Keuch (Universidad de Colonia, Alemania), invitó a reflexionar acerca de las ideas que motivaron la conformación de la Unión Europea y las contradicciones que existen con el escenario actual, donde los límites entre países están en el centro de la discusión por la cuestión de los refugiados. “Nací en una época donde asumíamos que los límites eran meras líneas entre países, y a partir de la cuestión de los refugiados se instalarán controles. Si no tomamos acción en esto, perderemos el gran logro que supimos conseguir con la Unión Europea”, argumentó Keuch.

Mientras tanto, Shinelle Bayrd (Universidad de Guyana, Guyana) explicó en su ponencia que la felicidad no es un destino, sino un camino, y principalmente consiste en darse al otro. Está en nosotros elegir seguirlo. Generalmente, medimos conceptos relevantes, como el desarrollo sostenible, pero la felicidad no aparece en esos cálculos. 

Florencia Corvalán (UBA, Argentina) expuso que para los seres humanos es imposible circunscribir las decisiones al aspecto analítico, por lo que fortalecer la inteligencia emocional es clave para llegar a mejores decisiones. 

Mientras tanto, Agustín Hernández (UADE, Argentina), defendió la idea de que el Estado debe garantizar el desarrollo de las empresas, generando una sinergia que hoy es incipiente, y ser un promotor de la educación.

Jan Zarske (Université Saint Gallen, Suiza), habló sobre la situación actual de los refugiados sirios y qué debemos hacer para prevenir y erradicar esta problemática. Él considera que el pilar fundamental es la educación para que la gente entienda desde el comienzo esta crisis y se pueda generar un debate con una base sólida en el tema.

Francisco Hansen (ITBA, Argentina), explicó su perspectiva de la vida materializada en una pirámide imperfecta, en la cual para alcanzar el éxito, es necesario previamente atravesar distintas etapas. Se preguntó si es posible alcanzar la cima sin renunciar a los valores e ideales personal. Tras el debate con los participantes, se llegó a la idea de que el éxito no es un fin en sí mismo, sino que son momentos y que retroceder no necesariamente lleva a un fracaso, sino que puede representar un impulso. 

WhatsApp Image 2016-08-06 at 11.19.53

Sam Potolicchio – “Liderazgo efectivo en un mundo cada vez más complejo”

La mañana del segundo día cerró con las Clases Interactivas, donde destacados exponentes lideran un espacio de debate y aprendizaje en torno a una temática específica.

Fernando Johann (Monits) invitó a reflexionar acerca de qué es un buen feedback y cómo hacerlo de la mejor manera y cómo afecta a la creatividad. El feedback funciona cuando existe un objetivo, se centra en especificidades y no es conceptual. “El hombre no es lo que piensa que es, sino lo que esconde”, explicó. Cada uno se oculta detrás de lo que piensa la mayoría para no ser vulnerable y afectado emocionalmente, lo que evidencia las consecuencias de un mal feedback.

En la mesa centrada en liderazgo, Sam Potolicchio (Georgetown University) comenzó pidiéndole a los participantes que definan qué es el carisma. Luego de mencionar que esta palabra se dice de forma similar en muchos idiomas, señaló que el mejor líder en estos tiempos es quien es carismático. Debemos preguntarnos cuáles son las herramientas a desarrollar para llegar a serlo y cómo uno se hace indispensable para el resto. Para ello, dio muchos consejos para entrenar y desafiar al cerebro y así resolver problemas de una manera innovadora. “Estamos acostumbrados a discriminar, a rechazar lo diferente, pero debemos abrazar lo diverso para ser verdaderamente creativos”, explicó. Aconsejó dejar de creer en las casualidades, tener más hobbies, salirse de la rutina, no ser narcisistas, aprender cosas a cada minuto, no sabotearse y enfocarse siempre en un sólo objetivo: “Cuantas más actividades realices fuera de tus facultades, más desearás ganar un Nobel”.

Jason Beech (UdeSA) afirmó que la educación es determinante porque conforma nuestra visión del mundo, nos moldea de tal forma que nos transforma en argentinos o alemanes. Nacemos en un mundo sin fronteras. “Detrás de toda visión del mundo hay una visión de poder”, subrayó. Esto se evidencia en los mapas, que siguen mostrando una configuración de poder eurocentrista, típica del momento de la colonización y expansión territorial. Hoy vivimos en un mundo cosmopolita y el secreto para la mutua convivencia es la aceptación y la tolerancia.

Santiago Urrizola (FluxIT) destacó que hoy hay más datos que los que podemos valorar. Hace  algún tiempo, el único generador de datos digital era la computadora, y ahora, también lo hacen las personas y las cosas. Se estima que el 90% de la información que existe se creó en los últimos dos años y Big data es este contexto en donde estamos parados, caracterizado por el volumen, velocidad y variedad de datos que se requieren procesar. Esto genera un gran desafío y oportunidad, además de crear una nueva disciplina, la ciencia de datos.

La mesa redonda en torno a las neurociencias tuvo a los especialistas Adolfo García (CONICET) y Agustín Ibáñez (INCYT), como protagonistas. Comenzaron definiendo a las emociones como cambios conductuales, fisiológicos y neurocognitivos, factores integrados en estado de ebullición y explicaron que las personas somos máquinas de comunicar incluso cuando no queremos hacerlo. Las neurociencias permiten ver que algunas emociones tienen bases cerebrales difusas, y muestran que estamos pre-cableados para cooperar. Las emociones son subconscientes, dóciles, contagiosas, entrometidas, y delatoras: un factor determinante en la toma de decisiones sociales.

[Leé la crónica de la tarde acá]

Refugiados: la encrucijada europea

“La crisis de los refugiados puede llevar a Europa a redescubrir su alma o a perderla del todo”.
Paolo Gentiloni – Canciller italiano.

Estado de situación
Con la guerra en Libia y Siria y a partir del año 2010 la llegada masiva de refugiados e inmigrantes a través del Mediterráneo y los Balcanes desde África, Medio Oriente y Asia no hizo otra cosa que aumentar de manera extraordinaria. Sólo en 2015 se registró 1.005.504 de migrantes en Europa según los datos provistos por la Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados. Ello genera una ola de tensiones en una Europa sumida en crisis donde los extremismos encuentran terreno fértil para sembrar ideas anti-europeas y racistas. La Comisión Europea buscó imponer cuotas para los países miembros y así repartir el impacto en algunos de los socios como Alemania (“el dorado” de los recién llegados) pero muchos países del Este se negaron a aceptarlo, como fue el caso húngaro. Esto no es solamente una negativa a los migrantes sino al origen religioso de los mismos, que en su mayoría son musulmanes. Los problemas sociales y las minorías musulmanas son una realidad anterior al flujo de los migrantes. La llegada en masa de nuevos contingente de musulmanes no hace más que acrecentar el temor a su integración en el espacio comunitario. El crecimiento de la extrema derecha y el descreimiento en Europa son una clara señal de ello. Los atentados terroristas ocurridos en Madrid, Londres, Paris y Bruselas son vistos como una señal de alerta ante la amenaza del extremismo islámico en una Europa que se define laica pero cuyos hijos caen en manos del extremismo radical.
Todo esto genera un escenario de una gran complejidad donde encontramos la masiva llegada de personas que en gran parte son musulmanas en una Europa sumida en la crisis sin posibilidad de brindar nuevas oportunidades, y donde los extremismos, que parecían olvidados desde la constitución de la Unión, reaparecen. ¿Es quizás, la crisis de los refugiados, el mayor desafío al que se enfrenta la infraestructura comunitaria desde su nacimiento?

Lo cierto es que los refugiados gozan de la protección internacional al tratarse de migrantes forzados y que más allá del impacto que significan para Europa hay países (1) como Turquía (con casi 3 millones de refugiados), Líbano (con más de 1.070.000 refugiados, un 20% de su población) y Jordania (con más de 650.000, 1/13 de su población) donde el impacto es mucho mayor. El pacto celebrado entre la Unión Europea y Turquía no sólo viola los fundamentos de la protección internacional de los refugiados sino que es contrario a la esencia por la cual se constituyó la Unión. El régimen de protección para los refugiados que data de 1951 (Convención Sobre el Estatuto de los Refugiados) y 1967 (su protocolo) muestra serios problemas en su aplicación, reflejando la necesidad de readaptar la infraestructura internacional en estas cuestiones. ¿Acaso un justo reparto entre todos los miembros de Naciones Unidas según sus capacidades no sería una manera efectiva y equitativa para enfrentar una crisis como la actual?
Del número total de migrantes en 2015 en Europa cerca del 70 por ciento (2) se explica solamente por dos países: Siria y Afganistán, más de la mitad sólamente por Siria. Nada hace no suponer que una mejora en la situación de Siria haría descender bruscamente la cantidad de migrantes provenientes de ese país como así gestionar el retorno de aquellos que se encuentran en Europa y así lo requieran. La situación en Siria no es nada simple ante la presencia de los grupos rebeldes, el Estado Islámico, los kurdos y el gobierno de Bashar Al-Assad. La pacificación de la región es determinante para el cese de expulsión de población. La viabilidad de una tregua entre los mencionados actores no parece posible por lo que la partición del territorio sirio no debería dejar de ser una opción a analizar en las negociaciones. La entrada de tropas internacionales en el conflicto no haría más que generar un campo de pólvora listo para explotar agravando la situación no sólo en Siria sino en una región ya dificil. Y teniendo como consecuencia directa un recrudecimiento en la ola de migrantes buscando llegar a Europa o terceros países.

Desafío y oportunidad
Si bien la crisis de los refugiados pone a prueba el funcionamiento de Europa como unión, puede asimismo significar una oportunidad para un continente donde el crecimiento y la innovación han visto mejores tiempos en el pasado. El caso alemán es el más significativo, ya que las previsiones auguran que su población va a decrecer de 81 millones en 2015 a 76 millones en 2050 (3). La necesidad de mano de obra y una historia reciente de incorporación de millones de desplazados luego de la Segunda Guerra lo hacen un caso promisorio. El gran desafío consistirá en transformar en alemanes plenos a los recién llegados y no generar nuevos guettos como los ya existentes con los alemanes de origen turco que varias décadas atrás arribaron como mano de obra en búsqueda de una mejor calidad de vida.
Asimismo existen dentro de todos los países de la Unión una enorme cantidad de pueblos y ciudades pequeñas que han sido expulsores de población autóctona durante décadas. La llegada bien direccionada de los refugiados a determinadas regiones y localidades pueden ser un elemento revitalizador y un remedio al peligro de que finalicen en las periferias de las grandes áreas suburbanas condenados a la miseria y la exclusión.
La solución de la crisis siria y de los refugiados están intrínsecamente interconectadas. El desafío para Europa ya está planteado. O vuelve a los viejos temores y divisiones o continúa con el proceso de unión en cuyas bases la dignidad humana es un pilar. Europa tiene la oportunidad una vez más de estar a la vanguardia de la humanidad y sentar precedente a nivel global. La generosidad europea puede ser la clave para su dinamismo y renacimiento. Su mezquindad la causa de la pérdida de los principios fundacionales y de su alma.

 


  1. https://www.amnesty.org/es/latest/news/2016/02/syrias-refugee-crisis-in-numbers/
  2. http://frontex.europa.eu/assets/Publications/Risk_Analysis/Annual_Risk_Analysis_2015.pdf
  3. http://elbucare.com/2015/09/francia-tendra-mas-de-70-millones-de-habitantes-en-2050/

#SabfersInTheWorld: Enterate en qué están otros Sabfers y compartí tus historias con nosotros!

#SabfersInTheWorld: Conocé a Tulio Dávila

Tulio es de esos Sabfers que entienden que el SABF no es sólo un foro de 3 días, sino mucho más. Se mantuvo conectado con otros Sabfers y encontró en el SABF el estímulo de su actual trabajo y vocación. Es venezolano, egresado de Economía de la Universidad de Carabobo y participante del SABF en dos ocasiones, 2013 y 2014.

El hilo conductor de su experiencia es, sin dudas, el liderazgo y la inquietud social. Es fundador de la ONG “Fundación Cuenta Conmigo”, y fue seleccionado para representar a la juventud iberoamericana como orador en la Cumbre de Vanguardia Iberoamericana en Panamá; además es becario del Programa “Lidera” de la Fundación Futuro Presente y del encuentro Child and Youth Finance International (Naciones Unidas). Participó del World Future Congress en San Francisco y es voluntario del programa “Economía para Jóvenes” del Centro para la Divulgación para el Conocimiento Económico (CEDICE).

El foco en la colaboración multisectorial

La situación venezolana es muy crítica. El mapa de conflictividad social abarca casi todo el país. No hablamos de eso. Pero como muchos jóvenes venezolanos, Tulio está movilizado por la situación. Se preocupa, se ocupa. Ante la pregunta por los retos actuales, menciona “la necesidad de fomentar la colaboración entre el sector privado, el sector público y el tercer sector”. Trabaja en eso, con la implementación del primer Distrito de Mejora Empresarial en Venezuela para recuperar zonas comerciales que se encuentren en estado de deterioro. En su blog personal, elvaloragregado.com, Tulio escribe llamando a la acción “Los empresarios pueden lograr acuerdos con el sector público para mejorar sus empresas mediante el desarrollo de Distritos para la Mejora de Negocios en su zona […], tomando en cuenta que cada vez se hace más necesario la revitalización de espacios de nuestra ciudad para que podamos disfrutar de ella como lo merecemos”.

Desde España, Tulio visita instituciones públicas, universidades y empresas, contribuyendo a la colaboración multisectorial, trabajando como coordinador de Spamex, un programa del Instituto Iberoamericano de Movilidad Internacional avalado por el gobierno de México .

Conocé más sobre Tulio en este video y si querés sumar tu experiencia al ciclo #SabfersInTheWorld, escribínos a clara.antonio@sabf.org.ar.

Ciclo de charlas Pre-SABF: Diego Bekerman (Director General de Microsoft para Argentina y Uruguay).

Buenos Aires, 19 de abril de 2016.

La segunda exposición del Ciclo de Charlas SABF comenzó el 19 de abril del presente año con Diego Bekerman, actual Director General de Microsoft para Argentina y Uruguay, bajo el marco de la conferencia 2016 “Una Conversación Entre Fronteras”.

El Blog tuvo la oportunidad de realizarle una entrevista para conocer en profundidad la opinión del expositor en algunos de los temas que se habían tocado en la charla.

Victoria Bunchicoff, SABF (VB): Esta entrevista que voy a realizarte a continuación, es para el Blog. El Blog nació de la mano del SABF, y la idea es que refleje a través de su página, vivencias no solo a partir de entrevistas si no también mediante artículos de opinión. Hace poco escribí un artículo sobre la Perspectiva en Argentina, con todo lo que implica el cambio y la nueva situación que se propone para el país con el cambio de paradigma. Aunque lo mencionaste en la charla, me gustaría preguntarte en profundidad ¿Cómo ves la perspectiva del país en términos de la pseudo-fragmentación que se vivía en Argentina, mirándolo desde que esto es una conversación entre fronteras? ¿Crees que hubo una frontera y que este cambio va a ayudar? ¿Cómo ves el rol de Microsoft en esa ayuda?

Diego Bekerman (DB): Creo que las perspectivas del país son positivas, basándome en lo que leo y en lo que escucho y viendo cosas como la colocación de bonos, la demanda que hay, las proyecciones de cómo va a crecer el PBI y demás. En eso hay optimismo, entonces, yo me pongo optimista. ¿Qué rol nosotros queremos tener? Un rol súper activo. ¿En qué? En este gobierno vemos que tiene tres grandes objetivos: pobreza cero, eliminar el narcotráfico y transparentar las instituciones, y creo que en cada una tenemos forma de colaborar de alguna manera. En pobreza hacemos cosas como ayudar a combatir la malnutrición, ayudar a los jóvenes a tener su primer empleo, a invertir en emprendedurismo social y revolucionar la educación. Además tenemos soluciones en seguridad, desde donde podemos ayudar a las fuerzas de seguridad a que sean más efectivas, que tengan mejor control de territorio, más colaboración entre las distintas fuerzas y que puedan atacar esta problemática de una manera más efectiva. Todo lo que tiene que ver con trabajar desde seguridad en la web, con trata, pedofilia, trabajamos con fuerzas de seguridad, los ayudamos con información, con insights nuestros – tenemos un centro de seguridad nuestro a nivel mundial en Seattle donde proponemos ayudar a las distintas fuerzas en ese sentido. Y por último, en cuanto a la transparencia de las instituciones, miramos como ayudar a hacer los procesos más transparentes, modernizar el estado y dar un mejor servicio a los ciudadanos. La tecnología hoy es un gran habilitador, así que definitivamente creo que tenemos oportunidad de generar un impacto en la comunidad a mediato y a largo plazo.

VB: Cuando hablabas un poco de cómo comenzó tu historia laboral, por así decirlo, hiciste bastante hincapié en coaching y mentoring. ¿Vos cómo sentís que eso impactó en la lógica a tus emociones? ¿Vos tenés alguna experiencia que puedas decir, en la lógica de mis emociones, esto me hizo cambiar y que te hizo decirte a vos mismo ‘este es el camino a seguir’?

DB: Primero, soy fanático de feedback, también del coaching y del mentoring. Soy fanático de hablar. Creo que si vos hablás, pedís y das consejos, podés ayudar a personas a abrir la cabeza y abrirla vos también. Creo que conversar, conectar y dar feedback, hacerse preguntas es un poco el rol del coaching, te enriquece. Y hablar con gente que idealmente no está metida en tu día a día siempre te enriquece, te permite crecer, y me encanta hacerlo por otros. Me encanta cuando lo hacen por mí y tiene impacto en mí. Definitivamente creo que puede impactar en tu vida. Por ejemplo, durante mi vida profesional, a través del coaching, aprendí entre otras cosas la importancia de ser autocritico y a sacar lo positivo de cada experiencia vivida. 

VB: Obviamente, tu perspectiva hacia la vida fue completamente distinta.

DB: Nunca fui la misma persona. Entonces, definitivamente, creo que si la persona está realmente comprometida en la conversación, está enfocada en tener un impacto en vos, hay un vínculo de confianza y un compromiso y entendimiento de que lo que pase ahí queda ahí, entonces podés tener un impacto terrible, muy grande y positivo.

VB: Sí, lógico. Tiendo a pensar lo mismo porque para mí es un mundo nuevo. Me encontré con cosas súper copadas.

Una pregunta más que quería hacerte, volviendo hacia el tema de las fronteras y los desafíos. Comentabas que tuviste equipos regionales y equipos en Argentina. ¿Hay alguna de esas experiencias que vos digas, ojalá hubiese tenido el conocimiento para no vivirlas? Obviamente, tenés el diario del mañana, entonces lo podés decir, pero ¿Qué, tal vez, preveías que iba a ser una experiencia súper exitosa y no fue así?

DB: Sí. Diría varias. Yo conté hoy acá algunos aprendizajes, de tal vez momentos donde no tenía mucha conciencia de mí mismo, no me paré a entender realmente al otro. Pero también me tocó trabajar con gente cuya cultura era muy diferente a la mía, y que hacía que al principio me genere una incógnita el resultado que obtendríamos.

VB: Claro!

DB: Después trabajamos bien y tuvo final feliz. Pero en ese momento me quedé bloqueado. No pude salirme de eso, y quede atrapado en ese prejuicio que tenía el otro en vez de pararme, mirar, tener una perspectiva más amplia, y llevarlo hacia otro lado. Esto sería una experiencia que responde tu pregunta.

VB: Que intenso. Me imagino que tu cara debió haber sido entre de póker, y un bueno “quiero salir corriendo y no puedo”

DB: No te diría tan así [entre risas] pero sí, un guau, gracias por la honestidad, porque creo que todas las relaciones tienen que estar basadas en la honestidad. Ya ahí había un buen comienzo dentro de lo malo. Lo otro fue que yo no supe articular más allá de esta reacción negativa, como hacer para volverla positiva, como trabajar juntos.

VB: ¿Crees que ahora, con toda la nueva tendencia que hay en exportación de servicios (los llamados “Shared Service Center”) resulta en un beneficio? Obviamente para las compañías si lo es, pero en esto que vos mencionabas en el auditorio de ‘explotar modelos hasta un cierto punto’ ¿Crees que ese beneficio o ese valor que le ponían los locales no se pierde? ¿Cómo harías vos si tuvieras que enfrentarte a esa situación, para compensar esa pérdida de valor que tenés desde el local, que conoce el mercado, la sociedad, y el cliente, trayendo a un extraño a tratar de comprender y meterse en ese mercado?  

DB: Todas las exportaciones de servicios, sean en la rama que sean, siempre quedan con una rama local. Siempre hay alguien local. No existe un modelo totalmente des-intermediado, ni siquiera un modelo digital. Hasta en el digital hay alguien local que diseñó la experiencia y que al menos trata de entender la experiencia, para Latinoamérica – y para Argentina.  Siempre hay alguien que le va a dar sabor local, y la realidad es que los modelos que funcionan son aquellos que pegan en tus intereses, que te llaman la atención, que hablan tu mismo idioma.

Yendo al ejemplo “Shared Service Center”, nosotros somos EL ejemplo, y la realidad es que siempre hay alguien local que le pone el “flavor” que necesita el proyecto. Siempre además tenés a alguien local que te levanta los “issues” que se generan sobre ese modelo de trabajo, siempre hay alguien en el proceso de Change Management que trata de darle una vuelta y te dice “mirá que eso en Argentina se hace de tal manera”, pero muchas veces falla. En general, cuando esto pasa, es porque no se consideró alguna de estas variables locales y entonces tiene que retroceder y ajustar. Creo que los Shared Service son una realidad porque es un tema de escala, de cómo la compañía opera globalmente. Siempre creo que hay un toque de localidad que te lo tiene que dar alguien, sea el cliente, un estudio, o te lo dan mecanismos que aprenden y reciben feedback.

VB: Muchas gracias Diego por tu tiempo! Fue realmente una charla muy interesante.

DB: De nada, cuando quieran!

¿América Latina da un Giro a la Derecha?

La actual coyuntura latinoamericana es el escenario de amplios análisis por la coexistencia de sucesos que hace algunos años eran impensables y que hoy son la novedad, que despiertan expectativas encontradas y que generan un alto nivel de debate en la sociedad.

Los gobiernos latinoamericanos de inicios del Siglo XXI fueron caracterizados como un “Giro a la Izquierda” ya que no hacían referencia sólo a un cambio electoral, sino que compartieron un denominador común que fue la oposición al consenso político neoliberal de los años ’90 y se propusieron remediar los graves efectos sociales, políticos e institucionales que dejó de herencia dicha década en la región. Sin embargo, tras casi 15 años de gobiernos auto-denominados ‘progresistas’ es visible un fuerte agotamiento de estos modelos, lo que deja el camino libre a nuevas tendencias políticas, que emergieron a partir de la alternancia en el poder realizada por el voto popular. Esta alternancia parece dar inicio a una nueva etapa política que muchos analistas están denominando “Giro a la Derecha” ya que rechaza los postulados de los gobiernos predecesores.

GIRO A LA IZQUIERDA.

El tándem Chávez-Lula representó para las relaciones exteriores de América Latina el inicio de un nuevo período llamado ‘giro a la izquierda’, significó el intento de revisión del modelo neoliberal implementado por el Consenso de Washington.  Así se catapultó a Brasil y a Venezuela como las alternativas de gobierno de izquierda para la región, dos modelos que comparten algunos rasgos, pero diferentes en su metodología.

  • El modelo chavista contiene una tendencia más populista y rupturista, interpelando al pueblo, generando características emocionales, pero concentrando la toma de decisiones, aislando a la oposición y generando confrontación a nivel doméstico.
  • El modelo lulista puede considerarse más racional y gradualista, que aparentemente se abstuvo de no violentar las instituciones y las reglas de juego, se mantuvo el sistema de partidos como medio de representación política, y las decisiones se tomaron por consenso intra e interpartidario, lo cual requirió de una alta capacidad de negociación (1).

Estos modelos tienen eco en el resto de los países de la región, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en Argentina (2003-2015), Evo Morales en Bolivia (2006-), Correa en Ecuador (2007-), Lagos (2000-2006) y Bachelet en Chile (2006-2010/2014-), Mujica (2010-2015) y Tabaré Vázquez en Uruguay (2005-2010/2015-), Ortega en Nicaragua (2007-), Lugo en Paraguay (2008-2012), Funes en El Salvador (2009-2014), estos presidentes entre otros forman parte del llamado ‘giro a la izquierda’ a pesar de sus diferencias.

Los gobiernos profundizaron lazos sociales y relaciones mutuas, pero esta época se destacó por una dependencia constante a la exportación de productos primarios como la soja, el petróleo y el cobre, esas exportaciones a elevados precios generó una bonanza económica que generó una caída de la pobreza en un 20% entre 2000 y 2014 según la CEPAL, que se debió en gran parte a un presupuesto significativo para el gasto público, a subsidios, precios controlados y planes de asistencia social. Por otra parte, se legislaron leyes de relevancia y pioneras a nivel mundial, como la ley de matrimonio igualitario en Argentina en 2010 y la ley de identidad de género en 2012, la despenalización del aborto en Uruguay en 2012 y la legalización del cultivo y venta de marihuana en el mismo país en 2013.

Sin embargo, los gobiernos de izquierda sufrieron y aún sufren un grave desgaste. El elevado nivel de gasto público generó graves desequilibrios económicos, además de que no se logró superar la dependencia a la exportación de productos primarios, en un contexto en que uno de los principales socios económicos de la región como es China, y responsable del boom económico de la década, sufrió un estancamiento en su crecimiento. Esto desde el plano económico-comercial, pero desde el ámbito político-social la situación también es grave, hay u alto nivel de polarización de la sociedad que divide a la población y la obliga a elegir entre dos extremos políticos, como si no hubiese puntos medios. Sumado a los cada vez más asombrosos escándalos de corrupción que afectan a varios de los países de la región.

Hoy los países líderes de este ‘giro a la izquierda’ se encuentran sumidos en crisis internas de relevancia evidenciando el agotamiento de dicho modelo. Venezuela entró en una crisis política momentos antes de la muerte de Chávez, donde la caída de los precios del petróleo afectó el financiamiento gubernamental, haciendo que la economía entre en recesión en 2014, en un contexto de división social que persiste al día de hoy; Brasil supo ser la locomotora regional y alcanzar un status de global player, se está desgastando y hoy el ex presidente Lula quien fue en 2009 seleccionado como ‘personaje del año’ por el periódico francés Le Monde y el diario español El País, ‘protagonista de la década’ por el británico Financial Times, y en 2010 ‘personalidad más influyente del mundo’ por la revista estadounidense Time, hoy es investigado en la Operação Lava Jato por el escándalo de corrupción más relevante de la región, y su sucesora Dilma Rousseff perseguida por la posibilidad de un juicio político que amenaza con destituirla.

Si es posible considerar tanto a Chávez como a Lula como líderes carismáticos con capacidad de manejo de la comunicación, es evidente que el espectro que dejaron es de tal magnitud que fue imposible de superar por sus sucesores. Tras su salida de la presidencia, ese carisma no traspasó la gestión y no pudo ser heredado por sus respectivos sucesores, Maduro y Rousseff.

Esta situación que golpea a los líderes del ‘giro a la izquierda’ deja en orfandad al resto de los modelos de izquierda o progresistas, donde ya no sólo es un problema los obstáculos internos para la permanencia en el poder, sino también el escenario internacional, con especial relevancia en el contexto regional. Los gobiernos de izquierda ya no pueden identificarse con el slogan de ‘cambio’ porque llevan más de una década en el poder, esa estrategia es obsoleta, ya no pueden aludir a un anti-neoliberalismo porque su identidad ya está definida. Este desgaste de las izquierdas es paralelo y genera el ambiente propicio para el nacimiento de una nueva derecha (2).

¿GIRO A LA DERECHA?

Una nueva derecha que se diferencia de los parámetros del Siglo XX al no estar vinculada a las Fuerzas Armadas o al autoritarismo, sino que se reinventaron y son fervientes defensores de la democracia social y del liberalismo cultural. Estas derechas compiten con los gobiernos progresistas de izquierda con sus propuestas inclusivas, es una novedad política para América Latina la intención de la derecha de defender las ‘conquistas populares’ y de llegar a construir una sociedad sin tensiones. Sin embargo, dicha identificación no es asumida por los propios partidos/movimientos, sino que es atribuida por otros, generalmente los partidos de izquierda que buscan mantener el poder (3). Es necesario aclarar, hablar de ‘derecha’ política, no es hacer referencia a una doctrina concreta, sino a un conjunto de ideas y valores que se combinan con ciertos patrones de comportamiento para dar inicio a una corriente política, que se define a sí alejándose del otro, en este caso de la izquierda.

Hay determinados fenómenos políticos que dan sustento a la hipótesis de un paso a la derecha en el gobierno:

  • La elección de Mauricio Macri como presidente de Argentina es el acontecimiento que los analistas detectan como posible incubadora de un nuevo movimiento de tablero político en la región, al dar por finalizada la gestión de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner que supo ser un pilar del giro a la izquierda latinoamericana, dando un vuelco a la política exterior nacional de acercamiento a Estados Unidos y Europa, generando un efecto contagio en las políticas exteriores de los países contiguos.
  • La victoria de la oposición en las elecciones legislativas en Venezuela.
  • El resultado negativo del plebiscito por el cual Evo Morales no podrá ser reelecto presidente de Bolivia para un cuarto período.
  • La renuncia a la candidatura de Rafael Correa para mantener su cargo en el ejecutivo ecuatoriano.
  • El contexto regional donde las izquierdas de Brasil y Venezuela están en crisis, y donde se da un deshielo en las relaciones entre los dos ex archienemigos del continente Estados Unidos y Cuba, lo cual también es un golpe a las izquierdas latinoamericanas.

En un contexto internacional donde aparecen populismos, pero populismos de derecha, incentivados por la coyuntura internacional de movimientos migratorios masivos, especialmente de refugiados, por nuevos golpes terroristas en territorios nacionales, estancamiento económico, que dan a estos movimientos la retórica necesaria para engendrarse, como los candidatos presidenciales Donald Trump en Estados Unidos y Marine Le Pen en Francia, a nivel latinoamericano Keiko Fujimori, hija del ex-presidente peruano condenado a prisión por crímenes de lesa humanidad.

CONCLUSIONES.
No es posible dar una respuesta absoluta a la pregunta inicial de este artículo, por varios motivos. Primero, es un fenómeno político-social que aún está en proceso. Segundo, las ciencias sociales no pueden predecir el futuro de las sociedades sino que lo explican. Tercero, es importante entender que todos los acontecimientos enumerados para evidenciar un ‘giro a la derecha’ son hechos disímiles, desde elecciones presidenciales hasta elecciones legislativas, pasando por plebiscitos y decisiones unilaterales de candidatos; sin hacer referencia a las elecciones en Haití que se realizaron bajo la intervención de la Misión de las Naciones Unidas Minustah. Cuarto, tal vez la Adminstración Macri no es el punto inicial de este movimiento en el péndulo político latinoamericano, según Emir Sander las elecciones presidenciales de 2014 en Brasil con una reñida segunda vuelta donde Aecio Neves no logró la victoria “fue un campo de ensayo para el esquema político que terminó resultando en Argentina” (4) o como detalló Álvaro Vargas Llosa la elección de Sebastián Piñera (2010-2014) en Chile podría empujar a la región en la dirección opuesta a la centro-izquierda (5). Lo cierto es que no es posible forzar una conexión entre estos hechos que valide dichas opiniones.

Finalmente, en 2016, además del plebiscito en Bolivia, habrá elecciones en 7 países latinoamericanos: Chile y Costa Rica con elecciones municipales, México con elecciones estaduales y locales, Nicaragua, República Dominicana y Perú con elecciones presidenciales. Elecciones que dejarán certeza si realmente se está llevando a cabo un giro a la derecha latinoamericana.

 

Referencias:

  1. MOREIRA, C; RAUS, D. Y GÓMEZ LEYTON, JC. “La nueva política en América Latina. Rupturas y continuidades”, Ediciones Trilce, 2008.
  2. STEFANONI, P. “La lulización de la izquierda latinoamericana”, Le Monde Diplomatique – Edición Cono Sur -, 2014.
  3. GIORDANO, V. “¿Qué hay de nuevo en las «nuevas derechas»?”, Nueva Sociedad Nº 254, 2014.
  4. “¿América Latina ahora irá hacia la derecha?”, Semana, 28 de noviembre de 2015. Disponible en: http://goo.gl/5BQW2B
  5. VARGAS LLOSA, A. “¿Vuelco a la derecha en América Latina?”, ABC.es, 9 de enero de 2010. Disponible en: http://goo.gl/yK8dhM

El desafío de las marcas para llamar nuestra atención en la era del mobile

Si te preguntan qué papel desempeña el smartphone en tu vida diaria, ¿qué dirías? Si la respuesta es “Me ayuda a organizar mis cosas”, “Es mi salvavidas”, o “No me puedo despegar de él”, no te sientas el único porque estas fueron las frases que varios utilizaron cuando se les consultó acerca de su relación con el teléfono para un estudio de Google. ¿Formas parte de ese 30% que admite sentirse “ansioso” si no lleva el celular consigo (1) o eres uno de aquellos (68%) que también asegura revisar su celular dentro de los primeros 15 minutos después de despertarse por la mañana? (2)

No es ningún secreto que los dispositivos móviles cambiaron nuestro comportamiento y hábitos diarios. Están presentes en cada instante y su función final ya no es sólo para comunicarnos con otros, sino que también nos facilitan y entretienen la vida. Durante el día realizamos muchas actividades con nuestros smartphones, como enviar un e-mail de trabajo antes de sacar plata en un cajero, publicar una foto en alguna red social mientras almuerzas o mandarle un mensaje a un amigo para avisarle que llegarás tarde. Pero estas interacciones son personales y cuando las realizamos no buscamos participar con las marcas. Si una marca intentara entrometerse con un mensaje poco relevante, lo más probable es que terminaría eliminado.

En Argentina, un usuario promedio suele revisar 224 veces al día su celular dedicándole 177 minutos, significando que nuestras sesiones en el teléfono no promedian más de dos minutos, pero lo hacemos varias decenas de veces al día (3). Hay mucha oportunidad para las marcas en estas interacciones y su tarea es diferenciar cuáles son los momentos en que más estamos dispuestos a conectarnos con ellas y que nos transmitan su mensaje. Para Tim Bayne, ECD de la reconocida agencia creativa BBDO en New York, el desafío central de las marcas en esta nueva era mobile es saber contar una historia y que los usuarios no sientan que están viendo un anuncio, sino un relato atractivo y se recuerde la marca inconscientemente. (4) Continue reading…

SABF 2014 – Testimonios de la mañana 8/8

La segunda jornada del SABF 2014 comenzó con ponencias estudiantiles y charlas interactivas. Los participantes y disertantes nos cuentan de qué se debatió.

A continuación, lo que nos contaron sobre las actividades de la mañana.