Reflexión

La era de la desinformación

Imaginá la siguiente situación: es martes, es tarde, y recién llegás a tu casa. El día fue largo, durísimo, así que decidís entrar a tu red social preferida para desconectarte un rato. Tus noticias están llenas de lo mismo de siempre: chistes acerca del último político mediático, videoclips de algún artista pop, memes acerca de un chef turco y una avalancha de fotos de bebés y recuerdos de aniversario de casamiento. Bajás, bajás y bajás en la página, hasta que encontrás un video de un gato. Ahora sí, a relajarse.

Este comportamiento no es sorprendente. El exceso de información crea una saturación de nuestros receptores, causando que bloqueemos nuestros sentidos. Hay tanta, que realmente es un esfuerzo asimilar todo. Tendemos a absorber sólo la información que está preprocesada, lo fácil. Esto puede estar fuertemente ligado a que la pereza es un rasgo evolutivo en los humanos[1]. Estamos diseñados para ahorrar energía en un entorno donde las calorías disponibles son limitadas. Por supuesto, esa no es nuestra realidad actual, pero el rasgo evolutivo sigue siendo parte nuestra.

Esto nos lleva a las mayores causas de la desinformación: la falta de diversificación y la falta de verificación de fuentes. Continue reading…

La encrucijada europea: ampliación y Brexit

El proceso de incorporación de un Estado a la Unión Europea es complejo y prolongado. La salida parecería serlo, de igual modo, aunque no existe precedente alguno. La admisión requiere la aplicación de los criterios de Copenhague que se resumen en instituciones democráticas estables, estado de derecho, economía de mercado y la aceptación de la legislación europea. Tales requisitos no parecen fáciles de cumplir por muchos de los candidatos. Por más obvio que parezca la admisión de un nuevo Estado requiere que el mismo sea europeo. Antecedente de esto es la fallida solicitud de adhesión del Reino de Marruecos en 1987 a la Comunidad Europea.

Dentro del actual universo de candidatos a la incorporación como miembros debemos hacer una diferencia entre los candidatos oficiales que se encuentran en proceso de negociación o a la espera de iniciarlas, como lo son Turquía (que cumple pocos de los requisitos del compromiso por lo cual su candidatura avanza a paso glacial desde 2005 y que vista la realidad política actual no puede vislumbrarse un cambio de la situación en el corto o mediano plazo), Montenegro (desde 2005), Serbia (desde 2012), Macedonia (desde 2005) y Albania (desde 2003) y candidatos potenciales con o sin solicitud formal presentada como Bosnia y Herzegovina y Kosovo.

La Unión Europea ha recorrido un largo y complejo camino desde la Comunidad Europea del carbón y el acero de los años 50 hasta el tratado de  Lisboa generando una reglamentación estricta y necesaria para su continua ampliación. Pero esto no debe ser lo único a tener en cuenta.

No debe de perderse los valores fundacionales de la Unión cuyas bases constituyen el alma de la Europa de hoy en día. La Unión Europea fue concebida más allá de la integración económica desde un criterio moral y a partir de las cenizas de dos guerras mundiales que cambiaron la historia y configuración del mundo. Son los principios humanistas y democráticos de Konrad Adenaeur, Jean Monnet, Alcide de Gasperini, Robert Schuman entre muchos otros los que deben guiar el devenir de la Unión.

La Unión Europea representa un caso único de integración en la historia mundial que ha establecido paz y prosperidad en un continente golpeado por las luchas de predominancia y hegemonía en los últimos 500 años.

La salida del Reino Unido es asimismo una nueva oportunidad para avanzar hacia una integración más plena y un concepto de Europa más integral. La misión de la Unión no debe verse limitada frente al criterio de incorporación de miembros ni disminuida en cuanto a objetivos en base a la falta de compromiso de los estados actuales o potenciales miembros.

La Unión Europea es una entidad abierta a los estados europeos pero no tiene por ello una misión ecuménica en el viejo continente. Quienes puedan comprometerse con los valores fundacionales de la Unión y quieran correr el riesgo de una integración plena serán aquellos que deberían gozar de los beneficios y virtudes que 50 años de integración han cosechado.

El futuro de Europa depende de ello. De no perderse ante el paradigma de creer que más cantidad es mejor sino que quienes puedan comprometerse convencidamente con los principios y valores europeos sean aquellos llamados a ser parte de la integración europea.

Lo que un día fue una utopía hoy es una realidad. Su futuro depende de la integridad con los principios de su alma fundacional, aquellos sembrados en la cenizas de la Segunda Guerra Mundial, y presentes en el imaginario de todo los europeos desde mucho tiempo antes.

“Un día llegará en el que las bombas serán reemplazadas por el venerable arbitraje de un Senado soberano que será para Europa lo que la Asamblea es para Francia. Un día vendrá en que habrá dos grupos inmensos, los Estados Unidos de América y los Estados Unidos de Europa, situados uno frente al otro y se tenderán la mano sobre el mar. En el siglo XX habrá una nación extraordinaria que tendrá por capital París pero no se llamará Francia, sino Europa. Se llamará Europa en el siglo XX y en los siguientes y aún transfigurada se llamará Humanidad”.

Victor Hugo, Congreso de Paris de 1849. Discours d’ouverture, congrès de la paix

Motivación-manipulación: ¿qué hace a un buen directivo?

Los hombres actuamos de forma libre y voluntaria cuando nos es posible. Lo hacemos de forma más libre al comprender el motivo que nos lleva a realizar la acción. Motivar, como hemos mencionado en “El secreto en la supervivencia de toda organización”  no es otra cosa que mostrar ese motivo para que cada uno elija libremente.

Continue reading…

Tomar decisiones: una dificultad sobrehumana

En el día a día los seres humanos nos enfrentamos a muchas necesidades: comer, abrigarnos, expresarnos, sentirnos realizados… Muchas de éstas son en realidad hijas de una gran necesidad mayor, la de decidir. Constantemente nos vemos forzados a tomar decisiones – qué comer, qué ponernos, qué palabras usar para decir lo que tenemos que decir, qué hacer para ser felices.

Continue reading…

Elecciones 2015: Democracia en Argentina

El 2015 es un año electoral. Los argentinos sometemos a la votación popular los destinos de nuestro país y con ello el de más de cuarenta millones de personas.

Estas elecciones son expresión de un sistema democrático, de elección de los gobernantes por parte de los gobernados, como ocurre en la mayor parte del mundo occidental y en algunas excepciones fuera de este.

 ¿Pero qué es lo que se considera democracia?

 ¿El término que le dio origen es igualmente aplicable al sistema que conocemos hoy?

 Podemos comenzar diciendo que en parte no. La democracia griega, o el gobierno del pueblo, no corresponde a nuestra definición actual de gobierno popular. Sólo por mencionar, en la antigua Hélade no todos los habitantes eran considerados ciudadanos (con derechos políticos) y una mayoría de la población era esclava. Por otra parte, aquellos que gozaban de derechos políticos debían asumirlos como un deber en el ágora o la arena política.


Continue reading…

#NiUnaMenos

Desde su casa a usted, lector, lo invito a reflexionar un momento conmigo. ¿Estuvo viendo las noticias argentinas esta semana? ¿Qué me dice del último mes? Muchas cosas pasaron: el dólar bajó, subió, dio un par de vueltas en el aire; criticaron a algún político por hablar demás o por hablar de menos, en fin…noticias de siempre. ¿Sabe cuál fue otra noticia recurrente? Que hallaron muerta a una chica. Qué feo decirlo con tanta liviandad “mataron a otra chica”, se siente lejano y cerca a la vez, lejos porque no tuve la desgracia de que le pasara a alguien cercano a mí, ni a mi misma y cercano porque eso no descarta que mañana me pase…

Continue reading…

Retando el futuro, desafiando nuestro presente

He participado en muchas conferencias y eventos en donde me dijeron, siendo joven, que la juventud “es el futuro”. Esta frase no sólo deja de lado sino que también subestima las actividades y acciones de la juventud en “nuestro presente”. De hecho, desde pequeña ya estaba trabajando como voluntaria para transformar mi comunidad local, con diferentes iniciativas para alcanzar un ambiente urbano más sustentable y conseguir un cambio en la conciencia ambiental a través de acciones simples y específicas. Luego, escucho esa frase un tanto desafortunada y me pregunto: ¿por qué las personas llaman a nuestra generación “el futuro” si también estamos comprometidos en transformar nuestro presente?

Continue reading…

El ser (in)humano

Muchas veces vivimos sin realmente ponernos a pensar lo ello que significa. La gran mayoría vive un conjunto repetitivo de 5 días laborales y 2 en los que intentan descansar de esos previos. Y, si todo va bien, a fin de mes no les falta ni pan ni techo, ni ropa ni salud. Teniendo en cuenta que somos más de 7 mil millones de personas a comportarnos más o menos de esta manera (o un poco menos, considerando el infortunio de quienes deben vivir otro tipo de vida por haber nacido o quedado fuera de este mecanismo repetitivo), es inevitable pensar que el mundo funciona en piloto automático, producto de un sistema.

Continue reading…

Salvar vidas: ¿elegirías hacerlo? Explicando un mundo sin donantes

Dinamarca tenía un grave problema. Siendo un país altamente desarrollado, educado y con niveles de vida que cualquier otro país del mundo envidiaría, tenía ciudadanos muriendo todos los días por falta de donadores de órganos. Solo un 4,25% de la población estaba inscrita como donante. Incontables campañas, programas de educación, propaganda y nada daba resultado. Suecia alcanzaba un 85,9% de la población como donantes, por lo tanto era difícil sostener que eran factores culturales los que prevenían a la gente de Dinamarca donar voluntariamente. Cuando dos investigadores del “Center for Decision Sciences” de la Universidad de Columbia entraron a buscar las causas, se encontraron con motivos verdaderamente sorprendentes e inesperados que dejan entrever las falencias que existe en aquello que conocemos como razón y voluntad.

Continue reading…

¿Nos aliamos o nos alienamos?

salvesequienpuedaVivimos tiempos en los que la humanidad pareciera moverse al sonido de “sálvese quien pueda” y donde el egoísmo como antivalor muchas veces predomina ante el compañerismo, la solidaridad y el amor al prójimo. La esperanza de vivir en un  mundo mucho más inclusivo y multipolar se asoma como un hecho no aislado que debe ser fortalecido con acciones, con palabras, haciendo lo que según nuestro sistema de creencias es correcto y asumiendo las consecuencias de nuestros actos, desde lo individual a lo colectivo. Es en este sentido hacia donde debe apuntalar nuestro quehacer diario, es decir, a mantener  una actitud permanente de servicio hacia el trabajo, la familia, o cualquier ámbito de nuestras vidas.

Continue reading…