Opinión

Sobre motivación, costo de oportunidad e ideas

Este artículo es parte de una serie sobre cómo ir de “tengo ganas de emprender” a un pequeño emprendimiento en marcha, y más allá. Si no leíste los artículos anteriores, te recomiendo que lo hagas yendo al primero, que contiene un breve índice.

Entonces, tenés ganas de empezar un emprendimiento… pero no estás convencido. La falta de determinación es la primer barrera a superar. Quiero convencerte de dos cosas: de que te decidas y de que tomar la decisión ahora probablemente sea mucho más conveniente que tomarla en cinco años.

Empezar ahora una aventura como la que estamos proponiendo es claramente más barato que empezar después. ¿Por qué? Estoy asumiendo que si lees este blog es altamente factible que seas estudiante universitario. En ese caso, tu costo de oportunidad de empezar un start-up hoy es bajar tu promedio ~0,5 puntos. Tal vez, dejar de ganar el sueldo que te dejaría una pasantía . Dificilmente seas consciente de cómo ese costo se incrementa en el momento en que te recibís y empezás a trabajar full-time (por las dudas te lo digo: ¡muchísimo!). Ni hablar del tiempo libre que tenes ahora comparado con el que tendrás a futuro.

Continuar leyendo…

De Idea a Startup en 7 Posts: Presentación

Con este artículo inauguro un nuevo espacio para este blog que voy a llamar Volviendo a poner la “B” (de “Business”) en “SABF”. En esta primera serie voy a escribir sobre cómo ir de “tengo ganas de emprender” a un pequeño emprendimiento en marcha, y más. Los invito a seguirla, dejar comentarios y hacer preguntas.

Empiezo por contarles un poco sobre mí. En el 2008 comencé a estudiar la Licenciatura en Economía Empresarial en la UTDT. Un año más tarde me embarqué en mi primer proyecto emprendedor: armé con dos amigos una red social para los alumnos de mi universidad (ditellianos.com.ar, dejó de existir hace un año y medio). También ese año participé del SABF, experiencia que debo decir tuvo un gran impacto sobre mí en muchos aspectos.

El año siguiente (2010) se puso aún más interesante. En Febrero nos fuimos con dos amigos de la facultad a la final del Entrepreneurs International Challenge en la London School of Economics, evento de una semana de duración que combinaba desafíos por equipo con charlas y talleres. Al regreso, con esos dos mismos amigos comenzamos a planear la creación de Cena Plus, un sistema online de reservas en restaurantes (un clon de OpenTable.com para América Latina). Como si fuera poco, en el segundo semestre me fui de intercambio a la Universidad de Economía de Praga, otra experiencia cambiavida. Cerramos el año lanzando CenaPlus.com en la segunda semana de Diciembre.

Continuar leyendo…

Pensar Latinoamérica Hoy

Analía Gómez Vidal nació en Buenos Aires, Argentina, en 1989. Estudió Economía (especialización en Periodismo) en la Universidad Torcuato Di Tella. Actualmente, cursa la Maestría en Economía en la misma institución, y trabaja como asistente de investigación en la Federación Iberoamericana de Bolsas (FIAB). Es colaboradora habitual de distintos medios independientes y se desempeñó como responsable del blog del South American Business Forum (SABF). Twitter: @agomezvidal

Jorge Majfud, PhD, trabaja en la Division of Humanities de la Jacksonville University en Florida. Es autor de libros y de numerosos artículos de opinión sobre la situación en América Latina.

AGV: Al observar la situación en América Latina, muchos plantean actualmente el reinado de la intolerancia como el ambiente actual en la región. Incluso algunos, un poco más extremos, se han animado a hablar de un acercamiento a la época negra de las dictaduras en América Latina (en países como Venezuela o Argentina), si bien esta vez se produce dentro de gobiernos democráticos. Muchos se han escudado también en una suerte de redención histórica después de haber vivido esa época, cayendo en el peligro de revisar la historia hacia un relato único, y reviviendo enfrentamientos y modos que, en definitiva, no parecieran permitir el avance de la región hacia una realidad de crecimiento y equidad. Otros, de forma más explícita, han recurrido a la persecución y al asesinato de comunicadores, periodistas y actores relevantes del ámbito político y económico. ¿Somos, efectivamente, rehenes de nuestra propia historia? ¿La intolerancia a la crítica y el debate son parte de nuestra idiosincrasia, o sólo un mecanismo de defensa política a la orden del día? ¿Cómo superar la falta de oposición articulada, como el caso argentino, que potencia el fortalecimiento de un sólo discurso, y divide la opinión entre amigos y enemigos?¿A qué otros mecanismos democráticos acceder para evitar el desgaste de nuestras democracias?

JM: Ahí hay varios puntos. En breve:

  1. No podemos equiparar la América Latina de hoy con aquella de las viejas dictaduras militares. No hay punto de equiparación.
  2. No hay que temerle a ningún revisionismo histórico, excepto aquellos que son promovidos o institucionalizados por un gobierno, como es el caso más reciente de Argentina. En una democracia no debe haber tabúes, pero esta discusión y revisionismo debe partir de la libertad de los distintos grupos independientes, no comprometidos con partidos políticos y menos con el oficialismo, es decir, el poder político del momento.
  3. El problema de la violencia del narcotráfico en países como México no es solo responsabilidad de los países productores o de tránsito sino de los países consumidores, como Estados Unidos y los países europeos. La mejor forma de eliminar una oferta (y en consecuencia la violencia que se deriva de ella) es eliminando la demanda. Ningún país ha ilegalizado el trafico de estiércol de perro ni nadie se mata por ese producto porque no hay interés en comprarlo (al menos por ahora). Diferente ha sido la larga historia del guano, el codiciado estiércol de murciélago y aves marinas en Perú.
  4. Sí, en parte somos rehenes de nuestra propia historia. Esa es una de las razones por las cuales personalmente excuso a aquellos que están en situación de miseria y escasa educación. Cuando en un país no faltan recursos, ellos (sobre todo los niños) son el rostro visible de un crimen colectivo. Somos rehenes de la historia cuando no sabemos hacer otra cosa. Pero cuando hemos visto alternativas, otras formas de ser, y persistimos, entonces ocurre algo muy común: somos rehenes voluntarios. A nivel personal, podemos tomar conciencia de un problema pero al mismo tiempo no tomamos medidas porque nos falta voluntad, coraje o simplemente porque no queremos cambiar. Entonces necesitamos una explicación acorde, una justificación: la culpa es del otro que ha arruinado mi vida. En nuestra sociedad consumista, la falta de coraje y voluntad se llama “enfermedad”; entonces pagamos a un tercero para que nos escuche y nos diga lo que en el fondo ya sabemos o nos lo han dicho los amigos o un familiar.

Continuar leyendo…

Artículo de opinión: Afrontando Tiempos Exponenciales

Fawumi Kehinde Olayinka participó en la 6° edición del SABF en el 2010, y fue un delegado del SABF en la 7° edición. Él es de Nigeria, y estudió Ingeniería Informática en la Universidad Obafemi Awolowo y nos brinda su visión de la temática del SABF 2011.

En este ensayo deseo transmitir las tendencias locales y globales que nuestro sofisticado sistema socioeconómico esta sufriendo y la necesidad urgente de combatir las amenazas, o mejor aun, prepararnos para sus consecuencias.

Vivo en un país, como muchos países en vías de desarrollo, donde varios predicamentos inaceptables e inexplicables conviven con suficientes recursos potenciales para resolverlos. Cincuenta años después de haber obtenido la independencia de los británicos en 1960, Nigeria se encuentra en la mitad de una transición de un país pobre en desarrollo a lo que en 40 años será el quinto país más grande del mundo. Como una infección de leucemia, la explosión demográfica creará una enorme presión sobre los sistemas económicos, sociales y políticos del país. Además, Nigeria está en el umbral de lo que bien podría ser la mayor transformación constructiva de su historia, o la incidencia más cruel en sus sistemas. Sea lo que fuese, nuestras decisiones y estrategias para la gestión socioeconómica de capital y recursos humanos facilitados a través de un liderazgo político objetivo lo determinaran.

Una similitud de esta tendencia existe en la mayoría de los países en vías de desarrollo en África y más allá. Por progresiones económicas, antes del año 2030 el 80% de los países en vías de desarrollo en el mundo van a haber superado su capacidad de auto-sustento.
Entonces, ¿Cómo podemos convertir esta situación potencialmente desastrosa de incertidumbres exponenciales en una ventaja? ¿Cómo debemos planificar su trasfondo?
En primer lugar, es vital que los países en vías de desarrollo aumenten la productividad de las capacidades intelectuales que abundan. En esta búsqueda, debemos invertir en soluciones cualitativas en vez de desperdiciar los escasos recursos en las cuantitativas. Debemos hacer personas emprendedoras en vez de hacer recursos (perecederos) para las personas. Y para lograr esto tenemos que aprovechar tres enfoques pertinentes: 1. revisión estratégica de nuestros sistemas educativos con el fin de reducir la brecha entre el estilo de aprender a pasar de la educación y aptitud técnica, y capacidad empresarial y social equilibrado; 2. intervención metódica del sector privado para desempeñarse activamente en el desarrollo de nuestros sistemas; y 3. creación de empresas sostenibles tanto en establecimientos públicos como privados. Los empresarios deben mantener una mente de negocios con relevancia social mensurable/ apreciable, o al menos, de desarrollo del capital humano.

En segundo lugar, debemos garantizar un desarrollo socioeconómico sostenido a pesar de la incertidumbre de las próximas décadas a través de la optimización eficaz del uso de los recursos y un cambio de paradigma en nuestros razonamientos para la creación de empresas. Habrá una necesidad de la intervención de estrategias de negocios y economistas para especificar e implementar metodologías pragmáticas que resultaran en esta propuesta. En su propuesta, el paradigma de percibir a los negocios como un esfuerzo de creación de valor debería reemplazar a la mentalidad de lucro.

¿Por lo tanto los negocios no deberían preocuparse por obtener ganancias? Absolutamente No! Pero las ganancias no deberían constituir la base de la creación de empresas. Un nuevo descubrimiento no esta en ver nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos.

En conclusión, nuestras situaciones socioeconómicas y políticas no serian lo que hoy son, en un futuro cercano – será peor, salvo que grandes saltos sean creados para la fundación de cambios que esperamos vivenciar en la próxima generación. No necesariamente necesitamos nuevas estrategias, sino adaptar soluciones prosperas para atender las peculiaridades de nuestra situación socioeconómica. Tenemos que ser mucho más creativos que antes! Se dice que la mejor manera de predecir el futuro es crearlo. De este modo, la responsabilidad recae en todos nosotros de actuar ahora para crear el futuro que queremos ver. Si estas dispuesto a esperar una eternidad deseando que las cosas sean mejores, que te vaya bien. Yo voy a continuar enfrentando los desafíos de nuestros tiempos exponenciales hasta que vea el cambio que nuestro mundo se merece. ¿Vos qué decís?