Entrevistas

Youth 20 Dialogue en Berlín

Unos minutos con Julia Amerikaner, representante de los jóvenes argentinos.

El Youth 20 Dialogue es el foro oficial del G20 para jóvenes.  Al igual que el SABF, está orientado a congregar a jóvenes profesionales de diferentes culturas para discutir el futuro de la agenda internacional.  En esta edición, uno de los representantes de Argentina fue Julia Amerikaner.

 

SABF: Contanos un poco cómo se desarrollaron las actividades durante los días de la conferencia.

Julia Amerikaner (JA): La conferencia duraba una semana y participaron más de 70 jóvenes de distintos países y organizaciones. Este año no solo estaban los representantes de países del G20, sino países invitados (como Noruega y Singapur) y organizaciones multilaterales, como el World Trade Organization, World Labour Organization, United Nations y organizaciones regionales como el Asia-Pacific Economic Cooperation (APEC).

El producto final es un comunicado especial de 25 páginas que resume 10 ejes que la juventud considera prioritaria. Entre ellos: economía global, igualdad de género, digitalización, desarrollo sustentable, terrorismo, migración y refugiados, entre otros.

Durante los primeros días de la conferencia, nos reunimos en talleres informales para discutir estas temáticas y proponer recomendaciones para los gobiernos del G20. Después, cada uno elegía su eje y lo trabajaba en equipo. Entre medio, también tuvimos la oportunidad de reunirnos con expertos en cada tema y así enriquecer nuestro trabajo. Luego del primer borrador, cada equipo debía presentar su tema ante el resto de la conferencia y revisamos cada punto entre todos.

El consenso era clave: hubo fácilmente 5 borradores antes de llegar al documento final (¡y muchas noches despiertos hasta las 4 am!). Discutimos sobre las ideas a incluir (o párrafos enteros para borrar); la naturaleza de las recomendaciones y la capacidad de los Estados para implementarlas.

Después de cerrar el documento, cada grupo eligió a un orador para representar el tema ante Merkel. El orador tenía dos minutos para exponer su idea y luego aceptaba preguntas de Merkel.

 

SABF: ¿Cómo se trabajaron los diferentes temas? ¿Cuál te intereso más?

JA: Al principio los temas se trabajaron entre todos; era un intercambio libre de ideas, opiniones y puntos de vista. Luego, cada uno debía enfocarse en un solo tema (y así se formaban los equipos de trabajo; en general eran de 4 a 10 personas). En mi caso, me apasionaron tres ejes: anti-corrupción, digitalización e igualdad de género.

Finalmente, elegí trabajar en el comité de digitalización. Para entender mi decisión, hay que saber que trabajo como asesora en el Ministerio de Cultura de la Nación. Cuando empecé, hace casi año y medio ya, todo se hacía en papel. Hoy en día, estoy liderando un proyecto para implementar una plataforma digital para organizar el trabajo del Ministerio; desde la planificación de sus actividades hasta la ejecución del presupuesto. Siento que tenía mucho para aportar al grupo de trabajo, así como profundizar mi propio conocimiento y aplicar lo aprendido en mi país. Realmente siento que la modernización del Estado es importante para progresar y mejorar la calidad del servicio que le brindamos al ciudadano.

 

SABF: Al trabajar sobre la temática de la digitalización en un ámbito tan diverso, ¿qué inquietudes surgieron?

JA: Voy a hacer una observación (podría considerarse como “inquietante”), y voy a decir algo muy obvio: nuestro contexto, el lugar donde crecimos y las cosas que nos rodean realmente definen nuestra manera de ver el mundo. Digo esto porque me sorprendió que el comité de igualdad de género (compuesto enteramente por representantes europeos y ninguno latinoamericano) no incluyera la violencia de género en su primer borrador. La delegación argentina, junto con la mexicana, solicitó que se incluyera un párrafo en el comunicado oficial sobre violencia de género y violencia doméstica.

Esta anécdota sirve para enfatizar que la diversidad, especialmente dentro de un grupo de trabajo, es importante. Creo que si Argentina y México no hubieran sido parte de la discusión, no se hubiese mencionado la violencia de género en el debate sobre igualdad; un error gravísimo, en mi opinión.

 

SABF: A la hora de promover los objetivos del G20, ¿qué rol tiene la Argentina y qué crees que es más urgente reforzar?

JA: Creo que la Argentina tiene una oportunidad única el próximo año al asumir la presidencia del G20. Solo hay tres países latinoamericanos (México, Brasil y Argentina) en el grupo, con lo cual creo que el país puede enfatizar ciertos temas de una manera única: la pobreza y la migración como algunos temas primordiales. Pero también me gustaría que el país tome una mirada de largo plazo y destaque la importancia de un desarrollo sustentable y políticas de energía renovable, así como igualdad de género y digitalización.

 

SABF: ¿Qué fue lo que quisiste transmitir de la Argentina al resto de los participantes?

JA: Me hice muy amiga de las delegaciones de Corea, Indonesia y Singapur. Todos ellos me decían que yo era la primera argentina que conocían. Eso dice todo. Como representante, uno busca transmitir lo mejor de su país: la simpatía argentina, la amistad pero también el ingenio argentino para resolver problemas. Quise transmitir que somos un país abierto, amigable y, ante todo, dejar una buena impresión.

 

SABF: Tuvieron entrenamientos sobre discurso público, ¿hay alguna herramienta que quisieras compartir?

JA: Estas conferencias te demuestran la importancia de la oratoria. Para el que no tiene mucha experiencia, creo que lo más importante es perder el miedo y animarse: empezar a hablar en público, de a poco, sin vergüenza y con convicción. A la hora de preparar un discurso, lo mejor es anotar primero las ideas que uno quiere transmitir y generar algo coherente, donde una idea te lleve naturalmente a la otra. Ante todo, ser claro y conciso, dar ejemplos.

 

SABF: Uno de los ejes del Y20 fue la falta de oportunidades económicas para los jóvenes y la falta de la participación de los jóvenes en la economía global. Según las estadísticas, el 25% de los jóvenes de las naciones tienen ingresos medio y el 15% de las naciones con ingresos más elevados no estudian, trabajan o están siendo capacitados (OECD, 2017). ¿Cuál es tu perspectiva?

JA: Este tema fue uno de los ejes: empleo joven. Es algo que preocupa muchísimo; desde Latinoamérica hasta Europa, África y Asia. Ante todo, creo que la clave es la participación de la juventud en la política y organizaciones de la sociedad civil.

 

SABF: ¿Cómo fue poder compartir un tiempo con Angela Merkel?

JA: Fue increíble. Creo que la presencia de un Jefe de Estado –y alguien tan influyente en el escenario internacional como Merkel– fue un mensaje positivo para nosotros y una señal importante para la juventud. Significa “nos importa lo que están diciendo”, ya que generaron el espacio institucional para darnos una voz. Por otro lado, Merkel también hizo muchas preguntas y se le notaba atenta e interesada. No fue solo una “escucha pasiva” de su parte sino que realmente nos obligó a defender nuestros puntos o desarrollar otros. Al grupo de digitalización, por ejemplo, le preguntó sobre la inteligencia artificial y los desafíos del futuro.

 

SABF: ¿Qué expectativas tenés para el G20 que se viene en Argentina?

JA: Quizás me repita un poco… Pero mi expectativa es que esta es una gran oportunidad para que la Argentina se muestre ante el mundo. Me encantaría vernos a la vanguardia, liderando la agenda regional en temas como digitalización, igualdad de género y desarrollo sustentable.

 

SABF: ¿Alguna anécdota para compartir?

JA: ¡Uf, mil!, pero me gusta contar la anécdota de cómo conocí a la delegada de Arabia Saudita. Ambas participamos al principio en un taller sobre igualdad de género y a medida que yo hablaba (o ella), se desarrolló una sensación de complicidad. Teníamos mucho en común, todas las ideas que compartimos estaban en sintonía. Ella decía algo y yo pensaba “tal cual”. Yo decía algo y ella me miraba como diciendo “estoy totalmente de acuerdo”. Cuando terminó el taller, ella se acercó y me dijo (en inglés) “no nos conocimos todavía, ¿verdad?” Y yo le contesté “no, pero siento que deberíamos”. Después de eso, y junto con la delegada de Singapur, pasamos horas charlando sobre distintos temas, siempre sintiendo que teníamos una conexión especial. Eso es algo increíble que te brindan este tipo de conferencias internacionales: la capacidad de conectar al instante con personas de ambientes totalmente distintos, que quizás conociste hace dos días.

 

SABF: De los desafíos globales planteados, ¿cuál te gustó más?

JA: Mi favorito es Assuming Responsibility. Ya su título expresa una idea clave: lo que pase es nuestra responsabilidad. Es hora de asumir esa responsabilidad y ser proactivos a la hora de solucionar problemas que aquejan al mundo hace cientos de años: guerra, migración forzosa, enfermedades, injusticia. En un mundo cada vez más conectado, me parece irresponsable mirar al otro lado y decir “esto no es mi problema”. No lo va a arreglar otro y esto te afecta a vos también. Todos tenemos el potencial de ser agentes de cambio.

 

Ciclo de charlas Pre-SABF: Diego Bekerman (Director General de Microsoft para Argentina y Uruguay).

Buenos Aires, 19 de abril de 2016.

La segunda exposición del Ciclo de Charlas SABF comenzó el 19 de abril del presente año con Diego Bekerman, actual Director General de Microsoft para Argentina y Uruguay, bajo el marco de la conferencia 2016 “Una Conversación Entre Fronteras”.

El Blog tuvo la oportunidad de realizarle una entrevista para conocer en profundidad la opinión del expositor en algunos de los temas que se habían tocado en la charla.

Victoria Bunchicoff, SABF (VB): Esta entrevista que voy a realizarte a continuación, es para el Blog. El Blog nació de la mano del SABF, y la idea es que refleje a través de su página, vivencias no solo a partir de entrevistas si no también mediante artículos de opinión. Hace poco escribí un artículo sobre la Perspectiva en Argentina, con todo lo que implica el cambio y la nueva situación que se propone para el país con el cambio de paradigma. Aunque lo mencionaste en la charla, me gustaría preguntarte en profundidad ¿Cómo ves la perspectiva del país en términos de la pseudo-fragmentación que se vivía en Argentina, mirándolo desde que esto es una conversación entre fronteras? ¿Crees que hubo una frontera y que este cambio va a ayudar? ¿Cómo ves el rol de Microsoft en esa ayuda?

Diego Bekerman (DB): Creo que las perspectivas del país son positivas, basándome en lo que leo y en lo que escucho y viendo cosas como la colocación de bonos, la demanda que hay, las proyecciones de cómo va a crecer el PBI y demás. En eso hay optimismo, entonces, yo me pongo optimista. ¿Qué rol nosotros queremos tener? Un rol súper activo. ¿En qué? En este gobierno vemos que tiene tres grandes objetivos: pobreza cero, eliminar el narcotráfico y transparentar las instituciones, y creo que en cada una tenemos forma de colaborar de alguna manera. En pobreza hacemos cosas como ayudar a combatir la malnutrición, ayudar a los jóvenes a tener su primer empleo, a invertir en emprendedurismo social y revolucionar la educación. Además tenemos soluciones en seguridad, desde donde podemos ayudar a las fuerzas de seguridad a que sean más efectivas, que tengan mejor control de territorio, más colaboración entre las distintas fuerzas y que puedan atacar esta problemática de una manera más efectiva. Todo lo que tiene que ver con trabajar desde seguridad en la web, con trata, pedofilia, trabajamos con fuerzas de seguridad, los ayudamos con información, con insights nuestros – tenemos un centro de seguridad nuestro a nivel mundial en Seattle donde proponemos ayudar a las distintas fuerzas en ese sentido. Y por último, en cuanto a la transparencia de las instituciones, miramos como ayudar a hacer los procesos más transparentes, modernizar el estado y dar un mejor servicio a los ciudadanos. La tecnología hoy es un gran habilitador, así que definitivamente creo que tenemos oportunidad de generar un impacto en la comunidad a mediato y a largo plazo.

VB: Cuando hablabas un poco de cómo comenzó tu historia laboral, por así decirlo, hiciste bastante hincapié en coaching y mentoring. ¿Vos cómo sentís que eso impactó en la lógica a tus emociones? ¿Vos tenés alguna experiencia que puedas decir, en la lógica de mis emociones, esto me hizo cambiar y que te hizo decirte a vos mismo ‘este es el camino a seguir’?

DB: Primero, soy fanático de feedback, también del coaching y del mentoring. Soy fanático de hablar. Creo que si vos hablás, pedís y das consejos, podés ayudar a personas a abrir la cabeza y abrirla vos también. Creo que conversar, conectar y dar feedback, hacerse preguntas es un poco el rol del coaching, te enriquece. Y hablar con gente que idealmente no está metida en tu día a día siempre te enriquece, te permite crecer, y me encanta hacerlo por otros. Me encanta cuando lo hacen por mí y tiene impacto en mí. Definitivamente creo que puede impactar en tu vida. Por ejemplo, durante mi vida profesional, a través del coaching, aprendí entre otras cosas la importancia de ser autocritico y a sacar lo positivo de cada experiencia vivida. 

VB: Obviamente, tu perspectiva hacia la vida fue completamente distinta.

DB: Nunca fui la misma persona. Entonces, definitivamente, creo que si la persona está realmente comprometida en la conversación, está enfocada en tener un impacto en vos, hay un vínculo de confianza y un compromiso y entendimiento de que lo que pase ahí queda ahí, entonces podés tener un impacto terrible, muy grande y positivo.

VB: Sí, lógico. Tiendo a pensar lo mismo porque para mí es un mundo nuevo. Me encontré con cosas súper copadas.

Una pregunta más que quería hacerte, volviendo hacia el tema de las fronteras y los desafíos. Comentabas que tuviste equipos regionales y equipos en Argentina. ¿Hay alguna de esas experiencias que vos digas, ojalá hubiese tenido el conocimiento para no vivirlas? Obviamente, tenés el diario del mañana, entonces lo podés decir, pero ¿Qué, tal vez, preveías que iba a ser una experiencia súper exitosa y no fue así?

DB: Sí. Diría varias. Yo conté hoy acá algunos aprendizajes, de tal vez momentos donde no tenía mucha conciencia de mí mismo, no me paré a entender realmente al otro. Pero también me tocó trabajar con gente cuya cultura era muy diferente a la mía, y que hacía que al principio me genere una incógnita el resultado que obtendríamos.

VB: Claro!

DB: Después trabajamos bien y tuvo final feliz. Pero en ese momento me quedé bloqueado. No pude salirme de eso, y quede atrapado en ese prejuicio que tenía el otro en vez de pararme, mirar, tener una perspectiva más amplia, y llevarlo hacia otro lado. Esto sería una experiencia que responde tu pregunta.

VB: Que intenso. Me imagino que tu cara debió haber sido entre de póker, y un bueno “quiero salir corriendo y no puedo”

DB: No te diría tan así [entre risas] pero sí, un guau, gracias por la honestidad, porque creo que todas las relaciones tienen que estar basadas en la honestidad. Ya ahí había un buen comienzo dentro de lo malo. Lo otro fue que yo no supe articular más allá de esta reacción negativa, como hacer para volverla positiva, como trabajar juntos.

VB: ¿Crees que ahora, con toda la nueva tendencia que hay en exportación de servicios (los llamados “Shared Service Center”) resulta en un beneficio? Obviamente para las compañías si lo es, pero en esto que vos mencionabas en el auditorio de ‘explotar modelos hasta un cierto punto’ ¿Crees que ese beneficio o ese valor que le ponían los locales no se pierde? ¿Cómo harías vos si tuvieras que enfrentarte a esa situación, para compensar esa pérdida de valor que tenés desde el local, que conoce el mercado, la sociedad, y el cliente, trayendo a un extraño a tratar de comprender y meterse en ese mercado?  

DB: Todas las exportaciones de servicios, sean en la rama que sean, siempre quedan con una rama local. Siempre hay alguien local. No existe un modelo totalmente des-intermediado, ni siquiera un modelo digital. Hasta en el digital hay alguien local que diseñó la experiencia y que al menos trata de entender la experiencia, para Latinoamérica – y para Argentina.  Siempre hay alguien que le va a dar sabor local, y la realidad es que los modelos que funcionan son aquellos que pegan en tus intereses, que te llaman la atención, que hablan tu mismo idioma.

Yendo al ejemplo “Shared Service Center”, nosotros somos EL ejemplo, y la realidad es que siempre hay alguien local que le pone el “flavor” que necesita el proyecto. Siempre además tenés a alguien local que te levanta los “issues” que se generan sobre ese modelo de trabajo, siempre hay alguien en el proceso de Change Management que trata de darle una vuelta y te dice “mirá que eso en Argentina se hace de tal manera”, pero muchas veces falla. En general, cuando esto pasa, es porque no se consideró alguna de estas variables locales y entonces tiene que retroceder y ajustar. Creo que los Shared Service son una realidad porque es un tema de escala, de cómo la compañía opera globalmente. Siempre creo que hay un toque de localidad que te lo tiene que dar alguien, sea el cliente, un estudio, o te lo dan mecanismos que aprenden y reciben feedback.

VB: Muchas gracias Diego por tu tiempo! Fue realmente una charla muy interesante.

DB: De nada, cuando quieran!

Alexis Caporale: “Dejé un poco de vida en cada hito emprendedor”

Alexis tiene 25 años. En 2010 fundó, junto con su hermana, Bixti, la primera plataforma de compra-venta de artesanías para el mercado hispanohablante, vendida en 2012 a Elo. En 2013 cofundó Trimaker, lugar donde desarrollan impresoras 3D. Además, es docente de EmprendING – en la Facultad de Ingeniería – y escribió un libro sobre el Futuro de la Energía.

Continuar leyendo…

Lo nuevo, bueno y durable

En Red Innova tuvimos la oportunidad de hablar con referentes emprendedores, de Argentina y el mundo. Entre ellos, Lucas Campodónico, director de Ecomanía, quien subió al escenario que sólo había sido liderado por proyectos económicamente exitosos o viables, para exponer su planteo de la necesidad de que la visión global y sustentable también sea parte de las prioridades. Les compartimos la entrevista a la que accedió gentilmente.

campodonico-template2

Continuar leyendo…

Somos todos unos mal-educados

Hace unos días, Cristian Tenuta reflexionaba en este mismo blog sobre el estado actual del sistema educativo y del cambio de paradigma que empieza a necesitarse. Cada vez más estudiantes sienten una incomodidad al aprender,… una piedra en la zapatilla con la que corren su carrera universitaria, una especie de incoherencia sistémica que no pueden entender.  Lo mismo puede extrapolarse a las aulas del nivel primario y secundario. Sin embargo, este pequeño fenómeno social de preguntas y reflexiones sobre el estado actual de la educación, ¿es natural? ¿Por qué sentimos que esto ya no da para más?

Continuando con uno de los ejes temáticos que se abordarán en esta 10ma edición del South American Business Forum – la RFC1educación y el aprendizaje creativo – hoy quisiera compartir la nutrida entrevista que tuve la oportunidad de realizarle a Rosana Fernandez Coto, Directora de la Asociación de Neuroaprendizaje Cognitivo (Buenos Aires). Como Neuropsicoeducadora, y con un máster en Programación Neuro-Lingüística,  la entrevistada ahondó en temas que hoy preocupan en el ámbito educacional. Pero no desde un punto de vista social, o político… desde uno mucho más biológico: nuestro cerebro y su rol en nuestra forma de aprender.

Tomando como punto de vista lo que ocurre en el aula día a día, ¿cómo evaluaría la situación actual de la educación en Argentina?

– “La ciencia que se enseña en la escuela da respuestas poco interesantes a preguntas que nadie se hizo”. Osborne.

Estimo que esta cita ilustra con veracidad la enseñanza que se brinda en la escuela tradicional, que no capacita para proaccionar, desarrollando los procedimientos, sino a reaccionar respondiendo con “contenidos aprendidos”. Sin embargo, creo que hay una nueva generación de docentes que está saliendo de la zona de confort, aquella en la que evitaban ver nuevas alternativas y se conformaban con el saber enciclopédico.

La explosión tecnológica de la década del ’90 ha afectado, en la mayoría de los casos, positivamente a muchas áreas, entre ellas a la educación. Los formadores, de a poco, están tomando conciencia de que es fundamental comprender cómo aprende el cerebro, ya que éste es el órgano del aprendizaje. Según L. Hart: “Enseñar sin saber cómo funciona el cerebro es como querer diseñar un guante sin nunca haber visto una mano.” Esta realidad se está haciendo “visible” para muchos educadores.

¿Cuáles son las principales dificultades que afronta un maestro/profesor a la hora de darle clases a una generación cada vez más digitalizada?

– Una de las principales dificultades es, sin duda, el hecho de que los alumnos son nativos digitales y la mayoría de los docentes son inmigrantes digitales, o sea que, en general, los educandos superan las capacidades del educador en esta área. Por otro lado, muchos docentes aún sienten resistencia a salir de esa zona de confort ya mencionada y adquirir estas nuevas capacidades.

La falta de recursos es también una desventaja para lograr clases “más digitalizadas”.

– En el formato y estructura actuales de la escuela (división por edad, currícula fija, enseñanza por dictado, etc…), ¿están dadas las condiciones para un aprendizaje eficiente de parte de los alumnos? ¿Cuál es la posición de la neurociencia?

– Lo ideal sería construir aulas-talleres donde los alumnos dejen de ser aprendices superficiales y se conviertan en alumnos estratégicos, que aprendan cómo resolver desafíos de distintos tipos desarrollando sus talentos innatos y adquiriendo nuevas capacidades, donde el docente sea sólo una guía, un facilitador y en donde los alumnos aprendan haciendo. El modelo de alumno-profesor es también muy bien visto por las neurociencias ya que aprendemos realmente cuando podemos enseñar, cuando podemos preguntar en forma inteligente.

– ¿Cómo se entiende que el criterio principal para formar un grupo de aprendizaje sea la edad de sus miembros? (típicamente vemos “Salita de 3, de  4, de 5, primer grado (6 años), segundo grado (7 años), etc.). Ciertamente hay intereses compartidos en función del rango etario, pero… ¿qué tan capaz es nuestro cerebro de aprender en un grupo de edades diferentes?

– Cada cerebro es único y cada cerebro tiene un estilo de aprendizaje individual (compuesto de distintas inteligencias múltiples, canales de representación sensorial preferidos, distintas formas de resolver desafíos según la predominancia hemisférica: en forma secuencial, literal, analítica, verbal lógica o en forma global, intuitiva, no verbal, etc.). El estilo de aprendizaje también depende de nuestro género: niños y niñas no aprenden de igual forma, la actividad de sus cerebros depende, en gran parte, del sistema endocrino-hormonal.

Si bien los grupos etarios comparten ciertos intereses, motivaciones, maduración etc., la separación estricta en edades responde casi completamente a fines prácticos.

Un niño puede adquirir la lecto-escritura a los 8 años y ser “más inteligente” que otro que lo logró a las 6, entendiendo por inteligencia la capacidad para resolver desafíos de distintos tipos. Recordemos que los tests que miden el CI sólo miden la inteligencia general y no las habilidades particulares.

El mundo se está tornando cada vez más comunitario y colaborativo y nuevas formas de aprender se están gestando. ¿Hay un fundamento neurológico/biológico de estos cambios?

– Sin duda. En estos últimos 20 años se ha descubierto más sobre el funcionamiento del cerebro que en toda la historia de la humanidad. Sabemos que el cerebro es el órgano del aprendizaje y, como tal va a aprender aunque no le enseñemos, claro que la calidad de esos aprendizajes va a depender del entorno y de las experiencias a las cuales es expuesto.

El cerebro es social y desarrolla las capacidades emocionales personales (autoconocimiento, autorregulación, etc) y las sociales (empatía, liderazgo, influencia, trabajo en equipo, etc.) en relación con el otro.  La base cerebral del alfabetismo emocional son los lóbulos prefrontales, esta área del cerebro es la última que termina en madurar (alrededor de los 25 años).

Está en los padres y en los educadores brindar los recursos para que esta maduración mental (procesos mentales) sea acorde con la maduración cerebral. Por otro lado, la calidad de los desafíos que proponemos facilita (o no) la maduración de esta área.

– ¿Es viable una educación “hecha a medida”, desde un punto de vista social?

– Así es. El primer paso es comprender que no todos aprendemos de la misma manera y que, si alguien no aprende de la manera que le enseñamos es porque no le estamos enseñando de lo manera que él puede aprender. La Neuropedagogía capacita a los docentes para descubrir caminos para “llegar a todos los cerebros”.

– Se dice que una de las fuentes principales de aprendizaje eficiente es la motivación. ¿Dicho popular, o verdad científica comprobada?

– Totalmente científico. Estar motivado significa haber activado el sistema de recompensa cerebral que, en sus distintas etapas, activa distintos neurotransmisores (sustancias químicas que transmiten información): dopamina en un comienzo, cuando algo despierta curiosidad y se focaliza la atención, (nor)adrenalina cuando pasamos a la acción para comprenderlo y resolverlo y serotonina “el neurotransmisor de la satisfacción” cuando logramos el insight. Está en los educadores encontrar los medios para lograr activar este sistema.

– Las redes sociales y la web 2.0 están cambiando paradigmáticamente la forma de aprender, a través de plataformas comunes de información e intercambio. Sin embargo, la escuela “tradicional” no parece darse por enterada. ¿Cómo ve el avance de la neurociencia en el plano de la educación en los próximos años?

– Como directora de una asociación cuyo objetivo es capacitar docentes de todas las áreas y niveles en la neuropedagogía, tengo una mirada optimista. Creo que, a medida que se divulga más esta disciplina cada más son los docentes interesados en involucrarse con este nuevo paradigma educativo.

Es claro: lo que sentimos es natural. Hasta ahora nos han educado mal. HAY necesidad de un cambio paradigmático en la forma de enseñar, para poder aprender como a nuestro cerebro más le gusta. Pero primero, hay que transformar esta sensación en una verdadera exigencia social. Tenemos que aprender… a aprender bien. Y hasta que eso no nos entre, no podremos escapar de este sistema cada vez más obsoleto.

Emprendedorismo y Salud 2

Este artículo pertenece a la serie de Emprendedorismo y Salud. Artículo anterior, aquí.

Emprendedorismo y salud 2
Prevención y Salud

Cuando hablamos de cuáles son las claves para mantener nuestro cuerpo en buen funcionamiento y para poder disfrutar de una vida plena, la primera línea de defensa es la prevención, a través de un estilo de vida saludable.

Por más simple que esa frase pueda parecer, con el ritmo de vida moderno, llevar un estilo de vida saludable muchas veces es incompatible con nuestros apretados horarios. Largos tiempos de transporte, extendidas jornadas laborales, mucho cansancio, estrés y mala calidad alimentaria parece ser lo que promociona esta sociedad en continuo “progreso”.
Continuar leyendo…

Serie entrevistando emprendedores

Últimamente se está hablando todo el tiempo de emprender, de nuevos negocios, de start- ups que comenzaron en el garaje de las casas de sus fundadores y terminaron siendo un éxito mundial hasta llegar a ser cotizados en la bolsa de Nueva York. Dado que me apasionan los emprendimientos y ver cómo con poco capital pero con mucho esfuerzo y dedicación se pueden hacer cosas importantes, voy a dar inicio a una serie de entrevistas en donde los fundadores de alguno de los startups más innovadoras de Buenos Aires, nos contarán sus experiencias , motivaciones y dificultades que tuvieron a la hora de emprender. En esta primera publicación haré una breve introducción de lo que será la serie en sí y también voy a recomendar algunos sitios de gran utilidad para futuros emprendedores.
Continuar leyendo…

Entrevista a Teódulo López Meléndez

El domingo 16 de diciembre, Venezuela volvió a las urnas. Las elecciones regionales arrojaron otra derrota para la MUD, que sólo obtuvo 3 gobernaciones contra el chavismo. Entre sus victorias, la oposición volvió a asegurar el estado de Miranda en el liderazgo de Henrique Capriles. Teódulo López Meléndez, escritor venezolano, analiza los resultados y la evolución de la política en Venezuela. Advierte: “Es necesario llamar a un gran diálogo nacional con absoluto desprendimiento”.

Continuar leyendo…

¿Crisis? ¿Qué Crisis?

La segunda plenaria del SABF 2012 fue protagonizada por Juan Carlos de Pablo, economista y director de Contexto, quien trató las problemáticas de la crisis económica argentina a través de una entrevista realizada por Enrique Leimbacher, licenciado en Ciencia Política y profesor asociado del ITBA.

Cuando fue consultado por la crisis, De Pablo sostuvo: “Para entender los problemas de la economía argentina, hay que hablar de problemas objetivos y de los problemas que crea un gobierno al que nadie le cree”.Continuó comentando que cuando las políticas son transitorias, el efecto que se obtiene es el contrario al deseado. En este sentido, sostuvo que los líderes europeos actúan como si no existiese pánico.

Luego Leimbacher le preguntó sobre la existencia de una disociación entre lo que percibe la gente y los problemas concretos. De Pablo respondió: “Hay que ver cómo están diseñadas las encuestas. Argentina tiene una sensibilidad peculiar porque tiene mucha experiencia en crisis”.

Luego, enfatizó que todo lo que llamamos economía es un proceso de decisión humana. El mundo está iluminado por el principio de Schumpeter, que afirma que el progreso crea pero también destruye.

Siguió su disertación argumentando que el problema que presentan los empresarios en la actualidad es el volumen de ventas. La economía está en recesión y cuando cae el volumen de ventas se desesperan. “Cuando vos terminas de dar una conferencia y la gente hace preguntas distintas, no hay problemas graves”. Cuando todos preguntan lo mismo, ahí hay problemas.

Concluyó la entrevista haciendo hincapié sobre su rol como consultor de empresas, afirmando lo siguiente: “Yo ayudo a tomar decisiones, a clarificar la mente conociendo el pasado. (…) No leer historia es como entrar al teatro en la mitad del tercer acto. No entendes nada.” La tarea del consultor, según el entrevistado, consiste en hablar de las puertas de la empresa para afuera.

“El futuro es incierto, pero tenemos que tomar decisiones”

Energizar, una Fundación argentina que piensa en la energía

Diego Musolino, uno de los fundadores de Energizar, es un ingeniero interesado en la divulgación acerca de proyectos con alto impacto ambiental que están surgiendo en América Latina. La Fundación Energizar es una ONG sin fines de lucro donde se promueve el uso de energías alternativas en la Argentina.

Continuar leyendo…