SABF Author

Adriana Mendez

Comunicación y Cambio

Archive

Cómo comprar jabón ayuda a combatir la pobreza

El lunes 4 de mayo presencié una devolución sobre el último informe del Banco Mundial sobre economía y comportamiento en el marco de desarrollo de  políticas públicas para América Latina. En esta presentación estuvieron presentes el Director del Banco Mundial para Argentina, la economista Anna Fruttero del mismo banco y el Dr. Facundo Manes. A continuación, el resumen de la interesante exposición sobre cómo implementar políticas públicas más eficientes.

Anna Fruttero, co-autora del nuevo Informe sobre Desarrollo Mundial 2015: Mente, sociedad y conducta,  explica que prestar atención a cómo piensan los seres humanos y cómo el entorno influye en sus decisiones, permite mejorar el diseño y la implementación de las políticas de desarrollo en todo el mundo.

Continue reading…

El ojo puesto en las PyMEs

El pasado 9 de abril tuve el placer de participar de la jornada organizada por CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) ante más de 1000 empresarios, representando a 323 cámaras de 23 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aries.

Los oradores del evento fueron los candidatos a Ministro de Economía para cada uno de los principales candidatos a presidente de la Nación: Rogelio Frigerio por Mauricio Macri; Miguel Peirano por Sergio Massa y Silvina Batakis por Daniel Scioli. A continuación, el resumen de la jornada.

Continue reading…

Los emprendedores y la fuerza de voluntad

Sólo existe una persona capaz de limitar tu propio crecimiento: tú mismo

Todo emprendimiento comienza a partir de una visión, un propósito, un sueño, un deseo. Esto es lo que nos motiva, lo que nos pone en movimiento. Pero ¿qué es la motivación? Desde el punto de vista lingüístico es una abstracción, no es nada tangible pero lo podemos traducir diciendo que es el combustible, la energía que necesitamos para  cubrir la distancia entre tu presente y donde quieres ir, o sea tu viaje hacia esa visión,  sueño o deseo.

Ahora bien, ¿qué más necesitamos además de motivación para comenzar este viaje? VOLUNTAD.

La voluntad está íntimamente ligada a la motivación.

La voluntad es la capacidad de los seres humanos que nos mueve a hacer cosas de manera intencionada, por encima de las dificultades, los contratiempos y el estado de ánimo.

Continue reading…

La educación del siglo XXI

adrianamendezLa educación en el siglo XXI nos marca un enorme desafío en cambiar ciertos paradigmas ya obsoletos y limitantes por otros más útiles y potenciadores. Desde mis experiencias como docente para adultos en el idioma inglés y en comunicación humana, formando docentes, directivos y líderes en cualquier ámbito, me pregunto ¿cómo se encuentra el actual sistema educativo?; ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué se espera de los alumnos? ¿Los prepara realmente para este mundo actual? ¿A qué se debe el alto índice en algunos países como en la Argentina de “fracaso escolar” y/o deserción? ¿Por qué los niños al entrar en el nivel primario van perdiendo sistemáticamente la creatividad y curiosidad innata?

Con este artículo no tengo intención de analizar la educación desde un punto de vista estructural y/o político, especialmente en la Argentina.

Mi aporte es invitarlos a pensar juntos qué es lo que significa hoy enseñar y aprender más cercanamente a lo “natural” o “cerebro-compatible”. En los últimos 20 años del siglo XX las neurociencias marcaron y seguirán aún marcando el rumbo en distintas áreas y niveles.  Gracias al desarrollo tecnológico por imágenes, se ha podido comprobar, rectificar y aprender más sobre el funcionamiento del cerebro – que es la estructura biológica más avanzada de nuestro mundo – y cómo éste aprende.

Además de las neurociencias, y en particular, la neuropedagogía, la PNL (Programación Neurolingüística) son algunas de las disciplinas que contribuyen a entender mejor cómo es el proceso de enseñanza-aprendizaje. El comprender y ser conscientes de los procesos (o sea el “cómo se aprende/enseña”) es independiente de las distintas áreas de conocimiento. Estos procesos muchas veces no se incluyen en la currícula por ser quizás una obviedad o quizás por desconocimiento. El propósito de este artículo es lograr un pequeño aporte para mejorar la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje. Este es un proceso sistémico y complejo. Sin embargo, muy posible de realizar.

En primer lugar resulta imprescindible un autoconocimiento tanto por parte de los docentes como de los alumnos. Uno de los cambios paradigmáticos es que ya el docente no debe ser visto como el “dueño” de los conocimientos o verdades sino como el facilitador, o líder, del proceso de enseñanza-aprendizaje. Es la persona que ayuda a desarrollar a sus alumnos, es quien les plantea desafíos adecuados. A pesar que esta idea puede llegar a ser acordada por muchos docentes, todavía algunos muestran modelos mentales limitantes que pueden generar miedo, frustración y trabas en sus alumnos. Cuando planteo el autoconocimiento, me refiero específicamente al dominio de las emociones y creencias hacia el proceso de enseñanza-aprendizaje. Entre otras cosas, es necesario desarrollar la resiliencia, manejar el enojo, cómo dar y recibir feedback; saber cuándo valorar a los alumnos y alentarlos; de qué forma hacerles ver sus posibles errores y cómo “corregirlos” y aprender de ellos; fomentar la risa y la diversión como elemento motivador, entre otras cuestiones.

Para ello, se necesita crear un ambiente natural o cerebro-compatible para que los alumnos, de cualquier nivel y/o área, se sientan a gusto para iniciar así el proceso.

Pensemos:

¿Qué significa “enseñar”?

Enseñar es…:

–       …instruir?

–       …transmitir conocimientos?

–       …exponer distintos temas?

–       …proveer los desafíos correctos?

–       …comunicar habilidades, ideas que los docentes poseen y que luego los alumnos las hagan suyas aplicándolas en algún momento determinado?

–       … lograr que los alumnos se desarrollen emocional, cognitivo y físicamente?

¿Qué significa “aprender”?

El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas y/o valores como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción, el razonamiento y la observación.

El desafío reside en cómo hacer lo que describe esta definición.

“Yo no puedo enseñarte nada, sólo puedo hacerte pensar.” Sócrates

Cada cerebro/mente es único y posee un estilo de aprendizaje particular y distinto. Este es un concepto que quizás compartan tanto alumnos de cualquier área y nivel como docentes. La pregunta es, ¿se enseña y se aprende teniendo en cuenta este concepto? ¿De qué forma aprende un alumno? ¿De qué forma enseña un docente?

Las personas percibimos la información del entorno a través de los sentidos y codificamos esta información en distintos sistemas de representación o canales de comunicación: Visual, Auditivo y Kinestésico. Este último se refiere a las sensaciones, el gusto, el tacto y el olfato. Cada persona, por lo general  usa uno de estos sistemas como el preferido y a partir de allí se “desatan” distintas maneras de prestar atención a distintos elementos. Es decir, las personas van filtrando lo que perciben de distintos modos. Por ende, el formador o docente debe conocer la existencia de estos sistemas para poder entonces apelar a ellos, y así asegurarse de llegar a todos sus alumnos. Por lo tanto, si un alumno percibe más lo visual, va a dejar de lado los elementos orales. Le pasará lo mismo a aquella persona que perciba más a través del canal auditivo o el kinestésico. Por lo tanto, los temas abordados deben contener material de todos los sistemas para así asegurar que llegue a todos los cerebros.

Por lo general, los docentes enseñan de la forma que ellos aprenden y el desafío se encuentra en que enseñen de la manera en que sus alumnos aprenden.

Por último, es importante cuestionarse los siguientes aspectos reales de hoy día:

  • la estructura actual de la educación sigue centrada sólo en la transmisión de conocimientos
  • el silencio en clase es lo que prima
  • la posición de los bancos siempre es en hileras, y el centro de atención es el docente

Muchas veces se deja de lado, especialmente en adolescentes y jóvenes, la transmisión y entrenamiento en áreas que no están incluidas en la currícula y que, desde mi punto de vista, deberían estar presentes abiertamente desde que el niño ingresa en el sistema educativo y que son las habilidades comunicacionales, las habilidades emocionales o el alfabetismo emocional, los valores y los modelos mentales.

Un buen maestro no es quien ya conoce las respuesta y tiene las soluciones, sino quien es capaz de formular preguntas válidas y dirigir el proceso de aprendizaje.” Robert Dilts

Liderazgo universal: el camino hacia la totalidad

El siguiente artículo fue escrito por Adriana Méndez, quien se desempeña como facilitadora de procesos de cambio y comunicación humana. Para mayor información pueden visitar el sitio web oficial de Adriana. En nombre de todo el equipo del SABF, le agradecemos por su contribución.

Después de muchos años de trabajar como capacitadora en empresas y capacitando tanto a líderes como a futuros líderes de empresas he conocido todas las clases de liderazgo que describen mucha de la literatura que existe en el mercado.

Nuestras sociedades requieren rápidamente de un cambio paradigmático en el orden de liderazgo. Un cambio de rumbo.  Hay muchos líderes, capacitadores, científicos de distintas áreas que hablan ya y desde hace tiempo que nuestro mundo necesita otro tipo de líderes y lo explican y describen con toda claridad pero ¿qué pasa que no podemos ponerlo en práctica? Esto está a la vista ya que el mundo y nuestra sociedad sufre la falta de líderes que realmente se interesen por el bienestar de la gente a quienes guían poniendo por encima sus propios y egoístas intereses.
Voy a desarrollar brevemente los trabajos de dos autores que me gustan mucho: Fred Kofman y Joseph Jaworski.

 
Uno de los conceptos que deberíamos empezar a tener en cuenta y a dejar de practicar es el de la fragmentación la cual crea barreras entre las personas. Casi todo lo que hacemos está basado en este concepto cuando la naturaleza nos muestra lo opuesto: LA TOTALIDAD.  Nuestro cerebro-mente-espíritu funciona como un todo unido, igual que el universo todo. ¿Por qué entonces nos hemos empeñado en fragmentarlo todo durante tantos siglos? ESTE ES EL CAMBIO DEL QUE HABLO Y DEL QUE HABLAN muchos autores.

Jaworski habla del camino interior hacia el liderazgo. Yo no podría estar más de acuerdo y la disciplina de comunicación humana a la que yo me dedico habla del cambio comenzando por uno mismo.

Jaworski, en uno de sus libros “Sincronicidad”,  enumera las siguientes características para un líder distinto:
• Autoconocimiento
• Valoración de la naturaleza del liderazgo
• Focalización en conceptos que favorezcan la INTERCONEXIÓN y no la actual fragmentación o separación (comunidades, nación, disciplinas, campos, etc)
• Desarrollo de una interdependencia y una perspectiva que abarque a la totalidad del mundo.
• Atención como centro en los valores: Preguntarse ¿Por qué? y ¿para qué?
• Aprendizaje para hacer cambios y no sólo describir lo que pasa sino favorecer rumbos distintos y crear para ello condiciones distintas
• Adquisición de responsabilidad en cada acción
• Conciencia del entorno en el que cada líder actúa.

David Bohm, otro de los grandes científicos y pensadores del siglo XX, dijo:
“La totalidad es necesaria para la comprensión de las partes y las partes son necesarias para la comprensión del todo. El universo en su totalidad influye en los sucesos locales. TU ERES TODA LA HUMANIDAD.  La capacidad individual de ser sensible a la CONCIENCIA es la clave del cambio humano.” Cuando la gente opera en un nivel de interrelación mutua, se pone en marcha un mecanismo mágico y fuerte que hace que todo fluya de una manera muy distinta a la actual.

Bohm añade: “Tienes que prestar mucha atención a la conciencia. Esta es una de las cosas que nuestra sociedad ignora. Se asume que la conciencia no requiere atención. Pero la conciencia es lo que DA la atención. La conciencia misma requiere una conciencia muy alerta porque de otro modo simplemente se destruye a sí misma. Es un mecanismo muy delicado. Tenemos que pensar con todo lo que tenemos. Tenemos que pensar con nuestros músculos. Tenemos que pensar, como dijo Einstein, con lo que sentimos en nuestros músculos. Piensa con todo. Es un proceso de flujo que va hacia dentro y hacia fuera, posibilitando la comunicación.” Y también dice. “tenemos capacidades dentro nuestro que no reconocemos.”  Por eso yo creo que es fundamental en estos tiempos entrenarse en temas que son comunes a cualquier disciplina y que es la comunicación humana: una disciplina que está por sobre cualquier otra y que muchas veces se la desestima o se la da por obvia y por lo general lo “obvio” es lo que no se dice o muestra y muchas veces es donde residen las dificultades para poner en práctica mucho de lo expuesto aquí.

Para desarrollar también el tema de la CONCIENCIA, es que Fredy Kofman en su libro “La Empresa Consciente” desarrolla conceptos e ideas que para mí resultan maravillosas y que por supuesto sugiero fuertemente su lectura y práctica.
Para Kofman poner en práctica esta conciencia requiere de las siguientes cualidades:
• Responsabilidad incondicional, para convertirse en protagonista de la propia vida
• Integridad esencial, para alcanzar el éxito más allá del éxito.
• Humildad ontológica
Estas tres primeras son atributos de la personalidad
• Comunicación auténtica, para decir la propia verdad y permitir que otros digan la suya.
• Negociación constructiva
• Coordinación impecable.
Estas tres son habilidades interpersonales.

Y luego la séptima cualidad es la condición que hace posible las otras seis:
MAESTRIA EMOCIONAL para generar un liderazgo honesto, porque SER, más que HACER, es el camino básico hacia la excelencia.

Finalmente, debería ser algo obvio que “si los directivos no ven a los trabajadores como individuos únicos y valiosos sino como herramientas que pueden descartarse cuando ya no son necesarias, los empleados tampoco verán a la empresa como algo con más valor o significado que ser una máquina de librar cheques para el pago de sueldos. En tales condiciones es difícil hacer un buen trabajo y más aún, disfrutar de la propia tarea”  Mihaly Csikszentmihalyi.