El poder al alcance de todas

Mujeres presidentas, mujeres líderes de empresas, mujeres directoras de compañías, mujeres emprendedoras, mujeres innovadoras, mujeres apropiándose de los sitiales de poder (quiero resaltar que Google me corrigió y puso “-entas” cuando me referí a las mandatarias). La revolución feminista después de tantas luchas ya puede proclamarse triunfadora, ¿no es cierto?

Es indudable que las compañías líderes de la vanguardia económica y empresarial están cada vez más sensibles a la incorporación de la mujer en los espacios de decisión. Al fin y al cabo, la igualdad vende, la temática del género está cada vez más universalizada y la sociedad penaliza con fuerza a la discriminación.

Bueno, quizás no.

Continuar leyendo…

El potencial emprendedor en Latinoamérica

Latinoamérica es una región privilegiada pues cuenta con abundantes reservas de agua, bosques y cuantiosos recursos energéticos. “El ascenso de las economías emergentes de Asia ha reforzado nuestro papel de exportadores de materias primas, rol al que nos hemos sujeto sin internalizar la importancia de diversificar lo suficiente hacia actividades intensivas en conocimiento y tecnología”, siendo estas donde se generan más y mejores oportunidades de empleos estables, adecuados a los niveles de preparación académica y mejor remunerados para una juventud con ambiciones.

Los países latinoamericanos que poco han hecho por superar el reto de la diversificación productiva han tenido una creciente ausencia de oportunidades representada en un ambiente poco propicio para los negocios, que junto a pocas expectativas de cambio, ha incentivado a jóvenes en su mayoría profesionales a acudir en búsqueda de mejores puestos de trabajo y calidad de vida más allá de las fronteras de sus países, dejando una tierra rica en recursos naturales, pero que a causa de políticas erradas, se ha vuelto infértil en incentivos para el emprendimiento y la auto superación.

Continuar leyendo…

El Bullying: ¿culpa de padres o maestros?

Recuerdo que de pequeña mis amigos y compañeros de clase realizaban juegos en donde medían su fuerza, competían en carreras de velocidad y ponían sus brazos sobre una mesa para vencer a su contrincante. Aquellas entretenidas actividades hacían pensar a muchos de nosotros que había rivalidad entre ellos, pero al terminar los juegos todos continuaban siendo amigos y compañeros de clase.

Ahora parece ser distinto, y es que los pequeños juegos se han convertido en una sátira de la violencia que los niños y adolescentes consideran es común. En un entorno saturado de las tendencias, la moda y la falta de información, los pequeños niños se vuelven en gigantes malvados que se la pasan asechando a su presa día a día dentro del salón de clase. Frente a los ojos de todos los alumnos, e incluso algunas veces de los maestros, estos niños y adolescentes tienen como finalidad humillar y hacer sentir mal a su compañero al que llaman “el más débil”.

Continuar leyendo…